» Inicio » Servicios Médicos » Embarazo

Embarazo en edad avanzada

Embarazos que requieren atención especial

Embarazo en edad avanzada

Embarazo en edad avanzada. Ya no es raro que las mujeres esperen hasta el final de sus 30 años o antes de los 40 para tener su primer bebé. Muchas mujeres tienen embarazos exitosos a los comienzos de los 40 pero hay mayores riesgos asociados con los embarazos de edad avanzada.

¿Cómo puedo prepararme?

Las siguientes son algunas medidas que usted puede tomar para reducir las probabilidades de complicaciones:

  • Infórmese sobre el riesgo cada vez mayor de complicaciones genéticas (anomalías cromosómicas) y las pruebas que usted puede pensar en hacerse durante el embarazo para detectarlas. El hecho de consultar con un asesor en genética debe ayudar a entender qué tipo de exámenes se deben practicar.
  • Asegúrese de que cualquier afección existente (por ejemplo presión arterial alta, diabetes, enfermedad de la tiroides, obesidad) se encuentre en una etapa estable y controlada, antes de pensar en quedar embarazada. Hable con su médico sobre el embarazo y como podría afectar esto su afección actual.
  • Asegúrese de tomar vitaminas prenatales con ácido fólico antes de quedar embarazada para ayudar a prevenir defectos del tubo neural, particularmente la espina bífida.

¿Cuáles son los riesgos?

Infertilidad: la probabilidad de quedar embarazada en determinado mes decrece a medida que usted envejece y su riesgo de un aborto espontáneo aumenta. Si usted es mayor de 35 años y ha estado tratando de quedar embarazada por más de seis meses, debe hablar con su médico acerca de tratamientos para la fertilidad. Las afecciones que pueden contribuir a la infertilidad son: endometriosis, miomas uterinos (tumores benignos en el útero) y el bloqueo de las trompas de Falopio.

Aumento del riesgo de anomalías genéticas: a medida que las mujeres envejecen, sus óvulos no se dividen bien y pueden ocurrir problemas genéticos. El trastorno genético más común es el síndrome de Down. Éste es causado por la presencia de un cromosoma adicional que provoca retardo mental y defectos en el corazón y otros órganos. Aunque todavía el riesgo es relativamente bajo, éste se incrementa de forma significativa si la madre tiene 35 años o más. Si se le hacen pruebas a 1,000 mujeres de 33 años, cinco de ellas tendrán un bebé con cromosomas anormales. Si se le hacen pruebas a 1,000 mujeres de 40 años, 25 de ellas tendrán un bebé con un problema de cromosomas. El riesgo continúa aumentando a medida que las mujeres envejecen.

En la actualidad, hay disponibilidad de dos exámenes para detectar anomalías cromosómicas relativamente temprano en el embarazo: amniocentesis y muestra de vellosidades coriónicas. Estos exámenes en realidad implican un ligero riesgo de aborto espontáneo. También existen pruebas de detección no invasivas que examinan los niveles de marcadores bioquímicos en su sangre y mediciones con ultrasonido. Los resultados anormales indican un aumento del riesgo de síndrome de Down y por lo general se recomiendan pruebas diagnósticas (amniocentesis y muestra de vellosidades coriónicas). Si usted opta por realizarse estas pruebas y hay una anomalía, tendrá que decidir si desea continuar o interrumpir el embarazo.

Pérdida del embarazo: una mujer mayor de 35 años tiene un riesgo más alto de aborto que las mujeres más jóvenes. Para una mujer mayor de 40 años, el riesgo es más del doble en comparación con una mujer de 20 años o iniciando los 30. La mayoría de las veces, estos abortos son producto de anomalías cromosómicas, las cuales son más comunes en mujeres mayores de 35 años.

Problemas de salud durante el embarazo: algunos problemas comunes en mujeres mayores de 40 años incluyen la diabetes y la presión arterial alta. Si usted presenta alguna de estas afecciones, será más susceptible a enfrentar problemas durante su embarazo. Y aunque no tenga ninguna de estas enfermedades, las mujeres mayores son más propensas a padecer diabetes gestacional e hipertensión arterial inducida por el embarazo. Además, existe un mayor riesgo de presentar problemas con la placenta y sangrado durante el embarazo.

Preeclampsia: el riesgo de preeclampsia y eclampsia es mayor en las mujeres que tienen su primer bebé a una edad avanzada. Las razones de esto no son muy claras. En algunos casos, sucede como resultado de tener hipertensión arterial o diabetes antes de quedar embarazadas. La preeclampsia es una complicación grave que puede aparecer durante el embarazo. Puede provocar hipertensión arterial, inflamación de la cara y de las manos y presencia de proteína en su orina. En consecuencia, puede dañar su sistema nervioso y provocar convulsiones, accidente cerebrovascular y otras complicaciones graves.

Problemas en el parto: el riesgo de tener problemas en el parto aumenta para las mujeres mayores de 35 años y aún más para las mujeres mayores de 40 años que están dando a luz a su primer bebé. Los estudios han demostrado que las mujeres mayores tienen más probabilidades de prolongar la segunda etapa del parto y de sufrimiento fetal. Esto incrementa la probabilidad de tener un parto vaginal asistido con fórceps o ventosa o de una cesárea. Las mujeres mayores también tienen un mayor riesgo de dar a luz a un mortinato.

Partos múltiples: con un embarazo tardío aumenta la incidencia de dar a luz gemelos o trillizos, incluso sin utilizar medicamentos para la infertilidad. Los embarazos múltiples se consideran de alto riesgo.

Qué hacer para tener un embarazo saludable

Aunque tener un bebé a una edad tardía puede presentar un alto riesgo de complicaciones, la mayoría de las mujeres mayores tienen bebés saludables. Una vez que se ha informado sobre los riesgos potenciales, usted puede enfocarse en todas las cosas que tienen que ver con un embarazo saludable a cualquier edad. Éstas cosas incluyen una dieta y nutrición apropiada, buenos cuidados prenatales y prepararse tanto emocional como económicamente para su bebé y los cuidados que serán necesarios.

Puede haber ventajas para el hecho de esperar hasta ser mayor para tener un bebé. Con frecuencia, las mujeres y los hombres mayores consideran que son más pacientes y realistas para enfrentar el desafío de un nuevo bebé de lo que hubieran sido antes en su vida. Asimismo, pueden disfrutar mejor la felicidad de ser padres. Del mismo modo, habiendo establecido sus carreras, sienten que tienen más tiempo para dedicárselo a su bebé.

Actualizado: 12/1/2010

Versión en inglés revisada por: Zev Williams MD, PhD, FACOG, Medicina Reproductiva e Infertilidad, Centro Médico Weill-Cornell, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

Traducción y localización realizada por: HolaDoctor

Embarazo



  • Pacientes privados (Sin seguro médico)

Allianz, Antares, Aresa, Asefa Salud, Asiser, Asociacion de la Prensa, Assist-Card España, ASSSA Seguros, AXA Seguros Medicos, Canal Salud 24, Caser Salud, Cigna, Divina Pastora Seguros Generales, DKV Seguros, DKV Muface, Groupama Salud, Hermandad Nacional de Arquitectos HNA, HNA Servicios Corporativos, Ilustre Colegio Abogados de Madrid, La Union Madrileña de Seguros, Mapfre, Medytec Groupama, Medifiatc Seguro Medico, Sanitas, Sanitas Muface, Seguros Atocha, Sersanet


Teléfono de cita: 91 460 80 00
Cita online
Horarios:
Lunes a viernes: 8:00 a 14:00 y 16:00 a 21:00
Sabados: 9:00 a 13:00



CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2012 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.