Primeros auxilios en intoxicaciones o envenenamientos

Primeros auxilios en intoxicaciones o envenenamientos. Un envenenamiento (intoxicación) es causado por la ingestión, inyección, inhalación o cualquier exposición a una sustancia dañina. La mayoría de las intoxicaciones ocurren por accidente.

En una emergencia a causa de una intoxicación o envenenamiento, es muy importante la administración de los primeros auxilios de inmediato antes de que llegue la ayuda médica, ya que esto puede salvar la vida de la persona.

Consideraciones generales

Es importante resaltar que la ausencia de advertencias en la etiqueta de un producto no necesariamente significa que el producto sea seguro. Se debe considerar que se trata de un caso de intoxicación cuando la persona se enferma repentinamente sin razón evidente o cuando la víctima ha sido hallada cerca de un horno, un vehículo, un incendio o en un área mal ventilada.

Los síntomas de intoxicación o envenenamiento pueden tardar en aparecer, pero si hay sospechas de que alguien está intoxicado, no se debe esperar hasta que éstos aparezcan para buscar asistencia médica.

Causas

Los elementos que pueden causar intoxicación o envenenamiento comprenden:

  • Medicamentos (por ejemplo, una sobredosis de aspirina)
  • Detergentes y productos de limpieza de uso doméstico
  • Monóxido de carbono (de hornos, motores a gasolina, incendios, calentadores)
  • Pinturas (ingestión o inhalación de emanaciones)
  • Plantas caseras (ingestión de plantas tóxicas)
  • Insecticidas
  • Sobredosis de drogas (accidental o intencional)
  • Químicos en el lugar de trabajo
  • Ciertos alimentos (ver intoxicación alimentaria)

Síntomas

Los síntomas pueden variar de acuerdo con el tóxico, pero pueden abarcar:

Primeros auxilios

SE DEBE LLAMAR SIEMPRE AL CENTRO DE CONTROL DE ENVENENAMIENTOS (CENTRO DE TOXICOLOGíA) PARA PEDIR ORIENTACIóN.

Para envenenamiento o intoxicación por ingestión:

  1. Examinar y vigilar las vías respiratorias, la respiración y la circulación de la víctima. Administrar respiración boca a boca y RCP, de ser necesario.
  2. Tratar de asegurarse de que la víctima ciertamente está intoxicada, ya que puede ser difícil determinarlo. Algunos de los síntomas son aliento con olor a químicos, quemaduras alrededor de la boca, dificultad para respirar, vómitos u olores inusuales en la víctima. Si es posible, se debe identificar el veneno o tóxico.
  3. Provocar el vómito en la víctima únicamente si así lo indica el personal del Centro de Control de Envenenamientos (centro de toxicología).
  4. Si la víctima vomita, hay que despejar las vías respiratorias. Para hacerlo, el socorrista debe envolver los dedos de la mano en un pedazo de tela antes de limpiar la boca y la garganta de la víctima. Si la persona ha estado enferma debido a la ingestión de parte de una planta, se recomienda guardar el vómito, lo cual puede ayudarle a los expertos a identificar el tipo de medicamento que se puede utilizar para neutralizar el tóxico.
  5. Si la víctima comienza a tener convulsiones, se deben administrar los primeros auxilios en caso de convulsiones.
  6. Mantener a la víctima cómoda. Se debe colocar a la persona sobre su lado izquierdo y permanecer allí mientras se consigue o se espera la ayuda médica.
  7. Si el tóxico ha salpicado las ropas de la víctima, hay que quitárselas y lavar la piel con agua.

Para envenenamiento o intoxicación por inhalación:

  1. Pedir ayuda médica de emergencia. Nunca se debe intentar auxiliar a una persona sin antes notificar a otros.
  2. Alejar a la víctima del gas, vapores o humo si es seguro hacerlo y abrir las ventanas y puertas para que salgan el humo o los vapores.
  3. Respirar aire fresco profundamente varias veces y luego contener la respiración al entrar al lugar. Se aconseja colocarse un pedazo de tela mojado sobre la nariz y la boca.
  4. Evitar encender fósforos o utilizar encendedores pues algunos gases pueden hacer combustión.
  5. Luego de rescatar a la víctima, se deben examinar sus vías respiratorias, respiración y circulación. Si es necesario, hay que administrar respiración boca a boca y RCP.
  6. Si es necesario, se deben administrar primeros auxilios para lesiones en los ojos (emergencias oftalmológicas) o convulsiones ( primeros auxilios en caso de convulsiones).
  7. Si la víctima vomita, hay que despejar las vías respiratorias. Para hacerlo, el socorrista debe envolver los dedos de la mano en un pedazo de tela antes de limpiar la boca y la garganta de la víctima.
  8. Solicitar asistencia médica, incluso si la víctima parece estar perfectamente bien.

No se debe

  • Administrar sustancias por vía oral a una víctima inconsciente.
  • Inducir el vómito a menos que lo indique el personal del Centro de Control de Envenenamientos (centro de toxicología) o un médico. Un veneno fuerte que produzca quemaduras en la garganta al entrar también hará daño al salir.
  • Intentar neutralizar el veneno con zumo de limón, vinagre ni cualquier otra sustancia, a menos que lo indique el personal del Centro de Control de Envenenamientos (centro de toxicología) o un médico.
  • Utilizar ningún antídoto “para todo uso”.
  • Esperar a que se presenten los síntomas si se sospecha que una persona se intoxicó.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

NO se debe provocar el vómito en la persona a menos que así lo indique el médico o el personal del Centro de Control de Envenenamientos (centro de toxicología) y se debe buscar asistencia médica inmediata.

Si es posible, se recomienda llevar consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Prevención

  • Estar atento a la presencia de productos tóxicos o venenos dentro y alrededor del hogar. Se recomienda tomar medidas para proteger a los niños pequeños de sustancias tóxicas, almacenando todos los medicamentos, productos de limpieza, cosméticos y químicos caseros fuera del alcance de los niños o en gavetas con picaportes que éstos no puedan abrir.
  • Familiarizarse con las plantas en el hogar, jardín y el vecindario y mantener a los niños informados. Eliminar cualquier planta nociva. Nunca comer bayas, raíces, hongos ni plantas salvajes a menos que se tenga absoluto conocimiento de lo que se está haciendo.
  • Enseñar a los niños los peligros de las sustancias que contienen venenos o tóxicos. Todos los productos tóxicos se deben identificar con etiquetas.
  • No almacenar sustancias químicas caseras en recipientes para alimentos, ni siquiera si están etiquetadas. La mayoría de las sustancias no alimenticias son venenosas si se consumen en grandes dosis.
  • Si hay preocupación de que los suelos o las aguas cercanas están siendo contaminadas por tóxicos industriales, se debe informar sobre estas inquietudes al departamento de salud local o a la Agencia de Protección Ambiental estatal o federal.

Temas relacionados sobre Primeros auxilios en intoxicaciones o envenenamientos

Contenido: 17/7/2006

Versión del inglés revisada por: Eric Perez, MD, Departamento de Medicina de Emergencia, St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center, New York, NY. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Publicado en: Medicina Familiar