Consulta de Otorrinolaringología

Los otorrinos de Clínica DAM (oído, nariz y garganta) ofrecen atención médica y quirúrgica que proporciona el diagnóstico y el tratamiento de los problemas relacionados con la cabeza y el cuello. Además, los problemas de audición y equilibrio.

Consulta de Otorrinolaringología

Medicina privada a tu alcance

Cita previa: 91 460 80 00

Horarios citas Hora
Lunes a viernes 8 a 21 horas
Sabados 9 a 13 horas

Precios de consultas y servicios

Consulta de Otorrinolaringología

Sangrado de nariz

Sangrado de nariz es la pérdida de sangre de las membranas mucosas que recubren la nariz y generalmente se presenta en una sola fosa nasal.

Consideraciones generales

Las hemorragias nasales son muy comunes y la mayoría de ellas son producto de irritaciones menores o resfriados. Dichas hemorragias pueden causar temor en algunos pacientes, pero rara vez son potencialmente mortales.

La nariz tiene un suministro abundante de pequeños vasos sanguíneos que facilitan dicho sangrado. Igualmente, el aire que pasa a través de la nariz puede resecar e irritar las membranas que recubren su interior. El revestimiento desarrolla costras que sangran al sufrir irritación por frotarse, escarbarse o sonarse la nariz.

Es más probable que el revestimiento de la nariz se seque y se irrite debido a la baja humedad y resequedad del ambiente, a Rinitis alérgica, a resfriados o a sinusitis. Así mismo, las hemorragias nasales pueden ser causadas por desviación del tabique nasal, objetos extraños en la nariz o cualquier otra obstrucción nasal, al igual que por un impacto directo en la nariz.

La mayoría de las hemorragias nasales ocurren en la punta del tabique nasal, el cual contiene muchos vasos sanguíneos que son frágiles y se rompen con facilidad. Las menos comunes son las hemorragias que ocurren en la parte superior del tabique nasal o en partes más profundas de la nariz y son más difíciles de controlar.

En ocasiones, las hemorragias nasales pueden ser indicio de otros problemas como trastornos de sangrado, hipertensión o aterosclerosis. La telangiectasia hemorrágica hereditaria (también denominada THH o Síndrome de Osler-Weber-Rendu, un trastorno hemorrágico que involucra una masa vascular parecida a un lunar de nacimiento que aparece en la parte posterior de la nariz) puede evidenciarse mediante hemorragias nasales.

Algunas veces, los anticoagulantes, como Coumadin o aspirina, pueden causar o empeorar las hemorragias nasales, que en su mayoría comienzan en el tabique, el cartílago vertical en la parte media que separa las fosas nasales y está recubierto con vasos sanguíneos frágiles. Este tipo de hemorragia nasal no es seria y generalmente es fácil de detener.

Causas

  • Un trauma repentino en la nariz, aire muy frío o muy seco, fragilidad de los vasos sanguíneos, aerosoles nasales, ejercicios intensos, o meterse los dedos en la nariz suelen ser causa de la mayoría de las hemorragias nasales.
  • Las hemorragias nasales recurrentes pueden ser un indicativo de un trastorno subyacente como presión sanguínea alta, dosis masivas de aspirina o de otro medicamento anticoagulante, alergias, un trastorno de sangrado o un  tumor en la nariz o en los senos paranasales.
  • La mayoría de las hemorragias nasales son producidas por vasos sanguíneos en la parte anterior de la nariz, mientras que otras son producto de hemorragias en la parte posterior de la nariz, hacia la garganta (hemorragia posterior). éstas son más difíciles de controlar y casi siempre exigen atención médica.

Síntomas

  • Sangrado en una o ambas fosas nasales
  • Deglución frecuente
  • Sensación de líquido en la parte posterior de la nariz y la garganta

Primeros auxilios

Se recomienda sentarse y apretar suavemente la parte blanda de la nariz entre el pulgar y el índice, de tal manera que las fosas nasales queden cerradas, durante unos 5 a 10 minutos. Asimismo, se aconseja inclinarse hacia adelante para evitar tragar la sangre y respirar a través de la boca. Se debe esperar 5 minutos al menos antes de verificar si el sangrado se ha detenido. Casi todas las hemorragias nasales se pueden controlar de esta manera si se da suficiente tiempo para que el sangrado se detenga.

Puede ayudar la aplicación de compresas frías o hielo a través del puente nasal y no se debe introducir gasa al interior de la nariz.

No se debe

Acostarse mientras sangra la nariz, e igualmente no se debe estornudar ni sonar la nariz sino hasta varias horas después de controlada la hemorragia nasal.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si:

  • El sangrado no se detiene después de 20 minutos.
  • La hemorragia nasal ocurre después de una lesión en la cabeza, lo cual puede ser indicio de una fractura craneana (se deben tomar radiografías sin importar lo trivial que haya parecido el golpe en ese momento).
  • La nariz parece estar rota (por ejemplo, está deforme después de un golpe o una lesión).

Se recomienda consultar al médico si un adulto o un niño tienen sangrados nasales repetitivos, particularmente si se están volviendo más frecuentes y si no están asociados con un resfriado u otra irritación menor.

Las hemorragias o sangrados nasales persistentes pueden requerir atención médica urgente como colocación de tapones, embolización o cirugía.

Prevención

Una casa más fresca y el uso de un vaporizador para recuperar la humedad del aire ayuda a muchas personas con hemorragias nasales frecuentes. Igualmente, el uso de un aerosol nasal con solución salina puede ayudar a prevenir las hemorragias nasales, especialmente durante los meses de invierno.

Temas relacionados sobre Sangrado de nariz

Nombres alternativos

Epistaxis, Hemorragia nasal

Referencias

Marx J. Rosen”s Medicina de Emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 5th ed. St. Louis, MO: Mosby; 2002:933.

Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al. Otorrinolaringología: Cirugía de Cabeza y Cuello. 4th ed. St Louis, Mo; Mosby; 2005:942-960.

Contenido: 17/10/2005

Versión en inglés revisada por: Kevin Fung, MD, FRCS(C), Departamento de Otorrinolaringología, División de Oncología de Cabeza y Cuello y Cirugía Reconstructiva, Universidad de Western Ontario, London, Ontario, Canada. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.