Perforación del esófago

Perforación del esófago o perforación esofágica es un orificio en el esófago, el tubo a través del cual el alimento pasa desde la boca hasta el estómago.

Síntomas de: Perforación del esófago

Al principio, el síntoma principal es el dolor.

Los pacientes con una perforación en la porción media o en la parte más baja del esófago pueden tener dificultad para la deglución, dolor torácico y dificultad para respirar.

Causas de: Perforación del esófago

Una perforación es un orificio a través del cual los contenidos del esófago pueden pasar al mediastino, el área alrededor del tórax. Esto a menudo ocasiona infección del mediastino (mediastinitis).

La causa más común de una perforación del esófago es una lesión durante un procedimiento médico. Sin embargo, debido a que actualmente se usan instrumentos flexibles, esto rara vez se presenta.

El esófago también puede resultar perforado como resultado de:

  • Un tumor
  • Reflujo gástrico con ulceración
  • Cirugía previa en el esófago
  • Tragarse un objeto extraño o químicos cáusticos, como limpiadores de uso doméstico, pilas de botón y ácido de batería
  • Traumatismo o lesión al tórax y al esófago
  • Vómitos violentos

Entre las causas menos comunes se encuentran las lesiones de golpes en el área del esófago (traumatismo cerrado) y lesión del esófago durante una operación en otro órgano cercano al esófago.

Pruebas y exámenes

Los signos abarcan:

Los pacientes con una perforación en la parte superior del esófago pueden tener dolor o rigidez en el cuello y burbujas de aire por debajo de la piel.

Una radiografía del tórax puede revelar la presencia de aire en los tejidos blandos del pecho, líquido que se ha filtrado desde el esófago hacia el espacio alrededor de los pulmones o una atelectasia pulmonar.

Una tomografía computarizada del tórax puede mostrar un absceso en el pecho o un cáncer esofágico. Asimismo, una radiografía tomada después de beber un medio de contraste inofensivo puede ayudar a señalar la localización de la perforación.

El tratamiento

Muchos pacientes necesitan cirugía pronta, dependiendo de la localización y el tamaño de la perforación. Si se lleva a cabo la cirugía, es mejor hacerlo dentro de las primeras 24 horas de ocurrida la perforación.

El tratamiento puede abarcar:

  • Administrar líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Administrar antibióticos intravenosos para prevenir o tratar infección
  • Drenar el líquido que se ha acumulado alrededor de los pulmones con una sonda pleural
  • Mediastinoscopia para extraer el líquido que se ha acumulado en el área por detrás del esternón y entre los pulmones (mediastino)

Si no se ha filtrado ningún líquido o se ha filtrado poco, se puede colocar una endoprótesis vascular (stent) en el esófago, lo cual puede ayudar a evitar la cirugía.

Algunas veces, una perforación en la parte más alta del esófago (región cervical) puede sanar por sí sola si usted se abstiene de comer o beber por un período de tiempo. En este caso, usted debe obtener la nutrición a partir de otra fuente, como una sonda de alimentación estomacal.

La cirugía por lo regular es necesaria para reparar una perforación en las porciones media o inferior del esófago. Dependiendo del tamaño y de la localización de la perforación, la filtración puede tratarse por medio de una reparación simple o con la extirpación del esófago.

El pronóstico

Sin tratamiento, la afección puede progresar a shock e incluso la muerte.

Para pacientes con un diagnóstico precoz (menos de 24 horas), el pronóstico es bueno. La tasa de supervivencia es del 90% cuando la cirugía se lleva a cabo dentro de las primeras 24 horas, sin embargo esta tasa baja a aproximadamente el 50% cuando el tratamiento se demora.

Posibles complicaciones

Dentro de las posibles complicaciones se encuentran:

  • Daño permanente al esófago (estrechamiento o estenosis)
  • Formación de un absceso en el esófago o a su alrededor
  • Infección en los pulmones o a su alrededor

Cuándo llamar a un médico especialista

Exija atención médica inmediata si ya está en el hospital.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si se ha sometido recientemente a una cirugía o le han colocado una sonda en el esófago y tiene dolor, dificultad para deglutir o respirar u otra razón para sospechar que puede tener una perforación esofágica. El tiempo es esencial en el tratamiento de esta afección.

Prevención

Estas lesiones son difíciles de prevenir debido a su naturaleza.

Temas relacionados sobre Perforación del esófago

Nombres alternativos

Perforación esofágica

Referencias

Eckstein M, Henderson SO. Thoracic trauma. En: Marx JA, ed. Rosen”s Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 42.

Contenido: 13 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: George F. Lonstreth, MD, Departamento de Gastroenterología, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, CA. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Traducido por: DrTango, Inc.

Tagged with →  

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Tags: Publicado en: Aparato Digestivo, Cirugía General