Infección urinaria de niños

Infección urinaria de niños, cistitis en niños, infección vesical en niños, infección renal en niños o pielonefritis en niños es una infección bacteriana de las vías urinarias. Este artículo aborda las infecciones urinarias en niños.

Las vías urinarias abarcan:

  • La vejiga
  • Los riñones
  • Los uréteres (conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga)
  • La uretra (el conducto que saca la orina desde la vejiga hacia fuera)

Ver también:

Síntomas de la infección urinaria de niños

Los niños pequeños con infecciones urinarias pueden sólo tener fiebre, inapetencia, vómitos o no tener síntomas en absoluto.

La mayoría de las infecciones urinarias en los niños sólo comprometen la vejiga. Si la infección se disemina a los riñones, se denomina pielonefritis y puede ser más seria.

Los síntomas de una infección vesical en niños abarcan:

Los síntomas de que la infección puede haberse diseminado a los riñones abarcan:

  • Escalofrío con tembladera
  • Fiebre
  • Piel caliente o enrojecida
  • Náuseas
  • Dolor de costado o de espalda
  • Dolor intenso en el área abdominal
  • Vómitos

Causas de la infección urinaria de niños

Las infecciones urinarias pueden ocurrir cuando las bacterias encuentran el camino hacia la vejiga o los riñones. Estas bacterias normalmente se encuentran en la piel alrededor del ano o algunas veces alrededor de la vagina.

Normalmente, no hay ninguna bacteria en las vías urinarias en sí. Sin embargo, ciertas cosas pueden facilitar la entrada o permanencia de bacterias en dichas vías urinarias. Éstas abarcan:

  • Un problema en las vías urinarias, llamado reflujo vesicoureteral, que normalmente está presente al nacer. Esta afección permite que la orina fluya de nuevo hacia los uréteres y los riñones.
  • Enfermedades del sistema nervioso o del cerebro (como el mielomeningocele, lesión de la médula espinal, hidrocefalia) que dificultan vaciar completamente la vejiga.
  • Baños de burbuja o prendas de vestir demasiado estrechas (niñas).
  • Cambios o anomalías congénitas en la estructura de las vías urinarias.
  • No orinar con la suficiente frecuencia durante el día.
  • Limpiarse de atrás (cerca del ano) hacia adelante después de ir al baño. En las niñas, esto puede llevar bacterias hasta la abertura por donde sale la orina.

Las infecciones urinarias son más comunes en las niñas, especialmente alrededor de los tres años apenas empiezan con la educación de los esfínteres. En los niños incircuncisos, el riesgo de una infección urinaria es ligeramente más alto antes de cumplir el primer año de vida.

Pruebas y exámenes de la infección urinaria de niños

Se necesita una muestra de orina para diagnosticar una infección urinaria en los niños. La muestra se examina bajo un microscopio y se envía a un laboratorio para realizar un urocultivo.

En los niños que no tienen control de esfínteres, obtener una muestra de orina puede ser difícil. El examen no puede hacerse usando un pañal mojado. Las posibles maneras de recoger una muestra de orina en niños muy pequeños abarcan:

  • Bolsa de recolección de orina: se coloca una bolsa plástica especial sobre el pene del niño o el área de la vagina de la niña para recoger la orina; éste no es el mejor método debido a que la muestra puede contaminarse.
  • Urocultivo en muestra por sondaje: una sonda plástica (catéter) puesta dentro de la punta del pene en los niños o directamente dentro de la uretra en las niñas, recoge la orina directamente de la vejiga.
  • Recolección de orina suprapúbica: se coloca una aguja a través de la piel de la parte baja del abdomen y los músculos, dentro de la vejiga, y se utiliza para recoger la orina.

Si ésta es la primera infección urinaria de su hijo, se pueden llevar a cabo exámenes imagenológicos especiales para determinar por qué se presentó la infección o para ver si hay algún daño al riñón. Los exámenes pueden abarcar:

Estos estudios se pueden efectuar mientras el niño tiene una infección, pero la mayoría de las veces se hacen de semanas hasta varios meses después.

El médico considerará muchas cosas al decidir si y cuándo se necesita un estudio especial, incluyendo:

  • ¿Tiene el niño menos de 6 meses?
  • ¿Ha tenido el niño infecciones en el pasado?
  • ¿Es grave la infección?
  • ¿Tiene el niño otras enfermedades?
  • ¿Tiene el niño un problema con la médula espinal o defectos en las vías urinarias?
  • ¿Ha respondido el niño rápidamente a los antibióticos?

El tratamiento de la infección urinaria de niños

En los niños, las infecciones urinarias deben tratarse rápidamente con antibióticos para proteger los riñones en desarrollo. Cualquier niño de menos de 6 meses o que tenga otras complicaciones debe ser visto por una especialista inmediatamente.

Los bebés más pequeños normalmente permanecerán hospitalizados y se les administrarán antibióticos a través de una vena. Los bebés mayores y los niños se tratan con antibióticos por vía oral. Si esto no es posible, son ingresados al hospital, donde les administran antibióticos por vía intravenosa.

Es importante que su hijo tome mucho líquido durante el tiempo en que tenga una infección urinaria.

Algunos niños se pueden tratar con antibióticos por períodos largos de tiempo (hasta 6 meses a 2 años). Este tratamiento es más probable cuando el niño ha tenido infecciones repetitivas o una afección llamada reflujo vesicoureteral, la cual provoca que la orina se devuelva hacia los uréteres y los riñones.

El médico también puede recomendar antibióticos en dosis bajas después de que los primeros síntomas hayan desaparecido. Este tipo de tratamiento es menos común ahora de lo que alguna vez fue.

Los antibióticos frecuentemente empleados en los niños abarcan:

  • Amoxicilina o amoxicilina/ácido clavulánico (Augmentin)
  • Cefalosporinas
  • Doxiciclina (no debe usarse en niños menores 8 años)
  • Nitrofurantoína
  • Trimetoprim con sulfametoxazol

Se pueden necesitar urocultivos de control para constatar que las bacterias ya no están más en la vejiga.

El pronóstico

La mayoría de los niños se cura con el tratamiento apropiado, el cual puede continuar durante un período de tiempo prolongado.

Las consecuencias a largo plazo de las infecciones urinarias repetitivas en los niños pueden ser graves. Sin embargo, estas infecciones generalmente se pueden prevenir.

Posibles complicaciones

Cuándo llamar a un médico especialista

Solicite una cita con el médico si los síntomas de la infección urinaria en su hijo continúan después del tratamiento o reaparecen más de 2 veces en 6 meses.

Consulte con el médico si los síntomas en el niño empeoran o si se presentan nuevos síntomas, especialmente:

  • Dolor de espalda o dolor de costado
  • Orina de olor fuerte, con sangre o decolorada
  • Fiebre de 100.4º F (38º C) a nivel rectal en los bebés o de más de 101º F (38.3º C) en los niños
  • Lumbago o dolor abdominal (especialmente debajo del ombligo)
  • Fiebre persistente
  • Micción inusualmente frecuente o micción frecuente durante la noche
  • Vómitos

Prevención de la infección urinaria de niños

  • Evite darle a su hijo baños de espuma
  • Procure que su hijo se ponga pantaloncillos y prendas de vestir sueltas
  • Aumente la ingesta de líquidos de su hijo
  • Mantenga limpia el área genital de su hijo para impedir que las bacterias se introduzcan a través de la uretra
  • Enséñele a su hijo a ir al baño varias veces cada día
  • Enséñele a su hijo a limpiarse el área genital de adelante hacia atrás para reducir la posibilidad de propagar bacterias desde el ano hasta la uretra.

El uso prolongado de antibióticos preventivos (profilácticos) se puede recomendar para algunos niños que son propensos a infecciones urinarias crónicas.

Temas relacionados sobre Infección urinaria de niños

Nombres alternativos

Infección urinaria de niños, Cistitis en niños, Infección vesical en niños, Infección renal en niños, Pielonefritis en niños

Referencias

Montini G, Rigon L, Zucchetta P, et al. Prophylaxis after first febrile urinary tract infection in children? A multicenter, randomized, controlled, noninferiority trial. Pediatría. 2008;122(5):1064-1071.

Craig JC, Simpson JM, Williams GJ, et al. Antibiotic prophylaxis y recurrent urinary tract infection in children. N Engl J Med. 2009 Oct 29;361(18):1748-59.

Skoog SJ, Peters CA, Arant BS Jr, et al. Pediatric Vesicoureteral Reflux Guidelines Panel Summary Report: Clinical Practice Guidelines for Screening Siblings of Children With Vesicoureteral Reflux y Neonates/Infants With Prenatal Hydronephrosis. J Urol. 2010 Sep;184(3):1145-51.

Shaikh N, Morone NE, Lopez J, Chianese J, Sangvai S, D’Amico F, Hoberman A, Wald ER. Does this child have a urinary tract infection? JAMA. 2007;298:2895-2904.

Contenido: 26 de octubre de 2010

Versión del inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc., y Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina.

Traducido por: DrTango, Inc.

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Tags: , , , Publicado en: Urología