Hidrocele

Hidrocele o hidrocele de la túnica vaginal del testículo (proceso vaginal) es un saco lleno de líquido ubicado a lo largo del cordón espermático, en el interior del escroto.

Síntomas del hidrocele

El principal síntoma es una hinchazón testicular indolora que se siente como un globo de agua. Un hidrocele puede presentarse en uno o en ambos lados.

Causas del hidrocele

Los hidroceles son comunes en los bebés recién nacidos.

Durante el desarrollo normal, los testículos descienden a través de un conducto desde el abdomen hasta el escroto. Los hidroceles se forman cuando este conducto no logra cerrarse y el líquido peritoneal drena desde el abdomen a través del conducto abierto. El líquido se acumula en el escroto, donde queda atrapado, lo cual hace que éste resulte hinchado.

Los hidroceles normalmente desaparecen después de unos cuantos meses después del nacimiento, pero su apariencia puede preocupar a los padres novatos. Ocasionalmente, un hidrocele puede estar asociado con una hernia inguinal.

Los hidroceles también pueden ser causados por inflamación o lesión del testículo o el epidídimo, o por obstrucción con líquido o sangre dentro del cordón espermático. Este tipo de hidrocele es más común en los hombres mayores.

Exámenes y pruebas del hidrocele

Durante un examen físico, el médico identificará un escroto hinchado que no es sensible. A menudo, el testículo no se puede sentir debido al líquido circundante. El tamaño del saco lleno de líquido algunas veces puede aumentar o disminuir por la presión del abdomen o el escroto.

Si el tamaño de la acumulación de líquido varía, es más probable que esté asociado con una hernia inguinal.

Los hidroceles se pueden mostrar fácilmente, alumbrando con una linterna (transiluminación) a través de la porción agrandada del escroto. Si el escroto está lleno de líquido transparente, como sucede en el hidrocele, el escroto se iluminará.

Se puede hacer una ecografía para confirmar el diagnóstico.

El tratamiento del hidrocele

Por lo general, los hidroceles no son peligrosos y normalmente sólo se tratan cuando le causan a la persona molestias o vergüenza o alcanzan un tamaño tan grande que amenazan el suministro sanguíneo del testículo.

Una opción es retirar el líquido del escroto con una aguja, un proceso llamado aspiración; sin embargo, generalmente se prefiere la cirugía. La aspiración puede ser la mejor alternativa para personas que presenten ciertos riesgos quirúrgicos.

Después de la aspiración, se pueden inyectar medicamentos esclerosantes (que endurecen o espesan) para cerrar la abertura. Esto ayudar a prevenir la acumulación posterior de líquido.

Los hidroceles asociados con una hernia inguinal se deben reparar quirúrgicamente lo más rápido posible y los hidroceles que no desaparecen espontáneamente en un período de meses deben evaluarse para una posible cirugía. Con frecuencia, se lleva a cabo un procedimiento quirúrgico, llamado hidrocelectomía, para corregir un hidrocele.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, un hidrocele simple desaparece sin necesidad de cirugía. En el caso de ser necesaria la cirugía, es un procedimiento simple en manos de un cirujano experto y usualmente el resultado es excelente.

Complicaciones

Las complicaciones se pueden derivar del tratamiento del hidrocele.

Los riesgos relacionados con la cirugía de hidrocele pueden abarcar:

  • Coágulos de sangre
  • Infección
  • Lesión del tejido o estructuras escrotales

Los riesgos relacionados con la aspiración y endurecimiento (esclerosis) pueden abarcar:

  • Infección
  • Fibrosis
  • Dolor leve o moderado en el área escrotal
  • Regreso del hidrocele

Situaciones que requieren un especialista médico

Se debe consultar con el médico si se presentan síntomas sugestivos de hidrocele, para descartar otras causas de tumor testicular.

La presencia de un dolor agudo en el escroto o los testículos es una emergencia quirúrgica. Si el agrandamiento del escroto está asociado con dolor agudo, se debe buscar atención médica inmediata.

Temas relacionados sobre Hidrocele

Nombres alternativos

Hidrocele de la túnica vaginal del testículo (proceso vaginal), Proceso vaginal persistente

Referencias

Sandlow JI, Winfield HN, Goldstein M. Surgery of the scrotum y seminal vesicles. En: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 34.

Schneck FX, Bellinger MF. Abnormalities of the testes y scrotum y their surgical management. En: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 127.

Contenido: 15 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: Erik T. Goluboff, MD, Professor, Department of Urology, College of Physicians y Surgeons, Columbia University, New York, NY. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Traducido por: DrTango, Inc.

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Tags: , Publicado en: Urología