Prolapso uterino

Prolapso uterino, hernia del piso pélvico, eelajación pélvica o prolapso del útero es la caída o deslizamiento del útero desde su posición normal en la cavidad pélvica hacia la cavidad vaginal.

Síntomas del prolapso uterino

  • Sensación de estar sentada en una bola pequeña
  • Relación sexual difícil o dolorosa
  • Micción frecuente o necesidad urgente y repentina de vaciar la vejiga
  • Lumbago
  • Dolor durante la relación sexual
  • Protrusión del útero y el cuello uterino a través de la abertura vaginal
  • Infecciones vesicales repetitivas
  • Sensación de pesadez o tracción en la pelvis
  • Sangrado vaginal o aumento del flujo vaginal

Muchos de los síntomas empeoran al pararse o sentarse por períodos prolongados.

Causas del prolapso uterino

El útero se sostiene en su posición en la pelvis por músculos, ligamentos especiales y otros tejidos.

El útero cae dentro de la cavidad vaginal (prolapso) cuando estos músculos y tejidos conectivos se debilitan.

El prolapso uterino generalmente sucede en las mujeres que han tenido uno o más partos vaginales.

El envejecimiento normal y la falta estrógenos después de la menopausia también pueden causar prolapso uterino.

La tos crónica y la obesidad incrementan la presión en el piso pélvico y pueden contribuir al prolapso.

El prolapso uterino también puede ser causado por un tumor pélvico, aunque esto es poco común.

El estreñimiento crónico y el pujo asociado con éste pueden empeorar el prolapso uterino.

Pruebas y exámenes del prolapso uterino

Un examen pélvico realizado mientras la mujer está haciendo contracción (como si tratara de expulsar un bebé) mostrará cuánto baja el útero.

  • El prolapso uterino es leve cuando el cuello uterino baja hasta la parte inferior de la vagina.
  • El prolapso uterino es moderado cuando el cuello uterino baja por fuera de la abertura vaginal.

El examen pélvico puede revelar que la vejiga, la pared anterior de la vagina (cistocele) o el recto y la pared posterior de la vagina (rectocele) están ingresando al área vaginal.

La uretra y la vejiga también pueden estar ubicadas en la pelvis más abajo de lo normal.

Si un tumor está causando el prolapso (poco común), se puede notar una masa en el examen pélvico.

El tratamiento del prolapso uterino

El tratamiento no es necesario, a menos que los síntomas sean molestos. La mayoría de las mujeres buscan tratamiento cuando el útero baja hasta la abertura de la vagina.

Un prolapso uterino se puede tratar con un pesario vaginal o con cirugía.

PESARIO VAGINAL

Es un dispositivo de caucho o plástico en forma de rosca que se introduce en la vagina para sostener el útero en su lugar y puede ser una forma temporal o permanente de tratamiento.

Los pesarios vaginales se ajustan para cada mujer en forma individualizada. Algunos pesarios son similares al dispositivo del diafragma empleado para el control natal.

A muchas mujeres se les puede enseñar cómo insertar, limpiar y retirar el pesario por sí mismas.

Los pesarios pueden causar un flujo irritante y de olor anormal y requieren de una limpieza periódica, algunas veces hecha por el médico o la enfermera.

En algunas mujeres, los pesarios pueden rozar e irritar la pared vaginal (mucosa) y, en algunos casos, pueden causar daño a la vagina. Algunos pesarios pueden interferir con la relación sexual normal, limitando la profundidad de la penetración.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Se recomienda bajar de peso en mujeres con prolapso uterino que sean obesas.

Se debe evitar hacer esfuerzos y levantar objetos pesados, dado que esto puede empeorar los síntomas.

La tos también puede empeorar los síntomas. Se deben ensayar medidas para tratar y prevenir la tos crónica. Si la tos se debe al tabaquismo, se recomiendan técnicas para dejar de fumar.

CIRUGÍA

La cirugía no debe realizarse hasta que los síntomas sean peores que los riesgos de someterse al procedimiento. El tipo específico de cirugía depende de:

  • El grado del prolapso
  • El deseo de embarazos futuros
  • Otras afecciones
  • El deseo de la mujer de preservar la función vaginal
  • La edad y estado de salud general de la mujer

Existen algunos procedimientos quirúrgicos que se pueden llevar a cabo sin extirpar el útero, como la fijación sacroespinosa.

Este procedimiento implica el uso de los ligamentos cercanos para sostener el útero.

A menudo, se utiliza una histerectomía vaginal para corregir el prolapso uterino. Cualquier descuelgue de las paredes vaginales, la uretra, la vejiga o el recto también se puede corregir quirúrgicamente al mismo tiempo.

El pronóstico

La mayoría de las mujeres con prolapso uterino leve no tienen síntomas molestos y no necesitan tratamiento.

Los pesarios vaginales pueden ser efectivos para muchas mujeres con prolapso uterino.

La cirugía por lo general brinda resultados excelentes, sin embargo, algunas mujeres pueden requerir un nuevo tratamiento en el futuro.

Posibles complicaciones

Se puede presentar infección y ulceración del cuello uterino y las paredes vaginales en casos graves de prolapso uterino.

Es posible que se presenten infecciones urinarias y otros síntomas urinarios debido al cistocele. Asimismo, se puede presentar estreñimiento y hemorroides debido a un rectocele.

Cuándo llamar a un médico especialista

Solicite una cita con el ginecólogo si tiene síntomas de prolapso uterino.

Prevención del prolapso uterino

El tensionamiento de los músculos del piso pélvico usando los ejercicios de Kegel ayuda a fortalecer los músculos y a reducir el riesgo de prolapso uterino.

La estrogenoterapia, ya sea vaginal u oral, en mujeres posmenopáusicas puede ayudar a mantener el tejido conectivo y el tono muscular.

Temas relacionados sobre Prolapso uterino

Nombres alternativos

Hernia del piso pélvico, Relajación pélvica (prolapso uterino), Prolapso del útero

Referencias

Lentz GM. Anatomic defects of the abdominal wall y pelvic floor: abdominal y inguinal hernias, cystocele, urethrocele, enterocele, rectocele, uterine y vaginal prolapse, y rectal incontinence: diagnosis y management. En: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier;2007:chap 20.

Contenido: 12 de mayo de 2008

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Traducido por: DrTango, Inc.

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Tags: , , Publicado en: Ginecología y Obstetricia