Intoxicación con productos para limpiar joyas

Intoxicación con productos para limpiar joyas. Este artículo aborda los efectos dañinos que se pueden presentar por la ingestión de productos para limpiar joyas o la inhalación de sus vapores.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. De ocurrir, debe llamar de emergencia local (tal como 112) o al Centro de Control de Envenenamiento nacional.

Elemento tóxico

  • Amoníaco
  • Álcali corrosivo
  • Detergente
  • Jabón

Dónde se encuentra

Los productos para limpiar y pulir o brillar joyas se venden bajo diversos nombres de marcas comerciales, como:

  • Goddard’s Jewelry Cleaner
  • Goddard’s Silver Dip
  • Hagerty Jewelry Cleaner
  • Weiman Silver Polish
  • Wright Silver Cream

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas de la intoxicación con productos para limpiar joyas

  • Pulmones y vías respiratorias
  • Ojos, oídos, nariz y garganta
    • fuerte dolor de garganta
    • fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua
    • pérdida de la visión
  • Gastrointestinales
    • dolor abdominal fuerte
    • sangre en las heces
    • quemaduras o posibles orificios en el esófago
    • vómitos, posiblemente con sangre
  • Corazón y sangre
    • desmayo
    • presión arterial baja que se desarrolla rápidamente
    • cambio severo en el nivel ácido de la sangre que lleva a daño en órganos
  • Piel
    • quemaduras
    • agujeros en la piel o tejidos subyacentes
    • irritación

Tratamiento en el hogar

Se debe buscar asistencia médica inmediata y NO provocar el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Si el químico entró en contacto con la piel o los ojos, se debe enjuagar con abundante agua durante al menos 15 minutos.

Si la persona ingirió el químico, se le debe suministrar agua o leche inmediatamente, a menos que el médico haya dado otras instrucciones.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Se debe determinar la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración si se conocen)
  • Hora en que se ingirió
  • Cantidad ingerida

Centro de Control de Envenenamientos

Se recomienda llamar si se tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; se puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, se recomienda llevar consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El médico mide y vigila los signos vitales, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratan en la forma apropiada. El paciente puede recibir:

  • Tubo de respiración
  • Broncoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en las vías respiratorias y en los pulmones
  • Endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para observar las quemaduras en el esófago y el estómago
  • Líquidos por vía intravenosa
  • Oxígeno
  • Extirpación quirúrgica de la piel quemada (desbridamiento cutáneo)
  • Lavado de la piel (irrigación), quizá con intervalos de pocas horas durante varios días

Expectativas (pronóstico)

La evolución del paciente depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se recibe el tratamiento. Cuanto más rápido llegue la asistencia médica, mayor será la posibilidad de recuperación.

Los productos para limpiar joyas pueden causar quemaduras graves en el interior del tracto gastrointestinal y es posible que se presente un daño considerable en la boca, la garganta, los ojos, los pulmones, el esófago, la nariz y el estómago. El resultado final depende de la magnitud de este daño, el cual continúa ocurriendo en el esófago y estómago por varias semanas después de la ingestión del tóxico. La muerte puede sobrevenir hasta un mes después de la ingestión de éste.

Referencias

Wax PM, Yarema M. Corrosives. En: Shannon MW, Borron SW, Burns MJ, eds. Haddad y Winchester’s Clinical Management of Poisoning y Drug Overdose. 4th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 98.

Contenido: 2 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Medicina de Emergencia, Centro Médico Virginia Mason, Seattle, Washington. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Traducido por: DrTango, Inc.

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12 28019 Madrid

91 460 80 00 / 91 460 80 01

Solicitar cita medica online

Chequeos Médicos

Ponemos a tu alcance el chequeo médico que necesites ya sea básico, completo, ginecológico, cardiológico, urológico, etc.

Chequeos Médicos
Chequeos Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2014 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
Publicado en: Medicina Familiar