Consulta de Pediatría

Se atienden pacientes privados y de sociedades médicas.

Los médicos especialistas de la Unidad de Pediatría de Clínica DAM, ofrecen una atención integral de las enfermedades de la infancia y adolescentes.

Consulta de Pediatría

Medicina privada a tu alcance

Cita previa: 91 460 80 00

Horarios citas Hora
Lunes a viernes 7:30 a 21 horas
Sabados 9 a 13 horas
Consulta de Pediatría

Ganglios linfáticos inflamados

Ganglios linfáticos inflamados, glándulas inflamadas, linfadenopatía, inflamación de los ganglios linfáticos o inflamación de los ganglios; Los ganglios linfáticos se encuentran a lo largo del cuerpo y son una parte importante del sistema inmunitario. Ayudan al cuerpo a reconocer y combatir gérmenes, infecciones y otras sustancias extrañas.

El término “ganglios inflamados” hace referencia al agrandamiento de uno o más ganglios linfáticos.

En un niño, un ganglio se considera agrandado si mide más de un centímetro (0.4 pulgadas) de diámetro.

Ver también: linfadenitis y linfangitis

Consideraciones

 

Nódulos linfáticos Mire éste video sobre: Nódulos linfáticos

Las áreas comunes en donde se pueden palpar los ganglios linfáticos (con los dedos) son, entre otras:

  • La ingle
  • La axila
  • El cuello (hay una cadena de ganglios linfáticos a cada lado de la parte frontal del cuello, en ambos lados del cuello y por debajo de cada lado de la parte posterior del cuello)
  • Debajo de la mandíbula y la barbilla
  • Detrás de los oídos
  • Sobre la parte posterior de la cabeza

Los ganglios linfáticos se pueden inflamar a causa de una infección, afecciones inflamatorias, un absceso o cáncer. Otras causas del agrandamiento de los ganglios linfáticos son raras. La infección es de lejos la causa más común de este problema.

Cuando se presenta una inflamación súbita y dolorosa, usualmente la causa suele ser una lesión o una infección, pero si el agrandamiento es gradual e indoloro, puede ser el resultado en algunos casos de cáncer o tumor.

Causas de: Ganglios linfáticos inflamados

Las infecciones que comúnmente causan la inflamación de los ganglios linfáticos abarcan:

Los trastornos inmunitarios o autoinmunitarios que pueden causar inflamación de los ganglios linfáticos son, entre otros: artritis reumatoidea y VIH.

Asimismo, los cánceres que puede causar esta inflamación abarcan leucemia, enfermedad de Hodgkin o linfoma no Hodgkin. Sin embargo, muchos otros cánceres también pueden causar este problema.

Cuáles ganglios están inflamados depende del tipo de problema y de las partes del cuerpo involucradas e identificar su localización puede ayudar a determinar la posible causa.

La inflamación de los ganglios linfáticos también puede ser causada por algunos medicamentos (como la fenitoína para las convulsiones) o ciertas vacunas (como la vacuna antitifoidea).

Cuidados en el hogar

El dolor en los ganglios linfáticos generalmente desaparece en un par de días sin tratamiento, pero es posible que los ganglios no retornen a su tamaño normal durante varias semanas después que la infección se haya resuelto. Generalmente, si duelen, se debe a que se inflaman rápidamente en las primeras etapas de lucha contra la infección.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Luego de varias semanas los ganglios no disminuyen su tamaño o siguen creciendo.
  • Están rojos y sensibles.
  • Se sienten duros, irregulares o fijos en su lugar.
  • Presenta fiebre, sudores nocturnos o pérdida de peso inexplicable.
  • Cualquier ganglio en un niño mide más de 1 centímetro (un poco menos de ½ pulgada) de diámetro.

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico llevará a cabo un examen físico, revisando todos los ganglios linfáticos palpables para verificar su tamaño, textura, calor, sensibilidad y otras características.

Asimismo, el médico puede hacer las siguientes preguntas de la historia clínica:

  • ¿Cuáles son los ganglios afectados?
  • ¿Es la inflamación igual a ambos lados?
  • ¿Cuándo comenzó la inflamación?
  • ¿Cuánto tiempo ha durado (cuántas semanas o meses)?
  • ¿Comenzó de forma repentina o se desarrolló gradualmente?
  • ¿Está la inflamación aumentando de tamaño?
  • ¿Está aumentando el número de ganglios inflamados?
  • ¿Se presenta dolor en alguno de los ganglios o están sensibles al presionarlos ligeramente?
  • ¿Está la piel por encima o alrededor del ganglio enrojecida?
  • ¿Ha tenido otros síntomas?

Se pueden realizar los siguientes exámenes de diagnóstico:

Temas relacionados sobre Ganglios linfáticos inflamados

Nombres alternativos

Glándulas inflamadas, Linfadenopatía, Inflamación de los ganglios linfáticos, Inflamación de los ganglios

Referencias

Pasternack MS, Swartz MN. Lymphadenitis y lymphangitis. En: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principios y Práctica de Enfermedades Infecciosas. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 92.

Nizet V, Jackson MA. Localized Lymphadenitis, lymphadenopathy, y lymphangitis. En: Long SS, ed. Principles y Practice of Pediatric Infectious Diseases. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 22.

Contenido: 13 de mayo de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc.

Traducido por: DrTango, Inc.