• Realizar las pruebas y recibir tratamiento para las enfermedades de transmisión sexual (ETS) es sencillo y confidencial. La mayoría de las infecciones se pueden curar.
  • Cualquier persona que esté sexualmente activa tiene riesgos de la exposición a una infección de transmisión sexual de algún grado.

Consulta de Venereología