Padres cuentan sus historias del día del parto

Nuestra Clínica cuenta con abundante e importante información diseñada para guiarle a través del embarazo

Jennifer, 32 – Mamá por primera vez

Padres cuentan sus historias del día del parto. ¿Qué pasó por su mente?

Estupendo, al fin voy a tener un bebé. Los 32 años y pico de espera están llegando a su fin. Mi sueño se está haciendo realidad. ¡Ayuda…es probable que esto haga daño! Asustada, espero que todo esté bien con el bebé. ¡Muchas emociones diferentes, al estilo de una montaña rusa!

¿Sabía usted a qué atenerse o se sorprendió por completo?

Yo había leído libros y tomado cursos, pero nada puede prepararte totalmente, al igual que no existen dos personas iguales.

¿Sucedió algo divertido o inusual el día de su parto?

Divertido… No.

Inusual, yo estaba más tranquila de lo que pensaba.

¿Cómo lo enfrento?

¡Con el convencimiento de que el resultado final sería la realización de mi sueño! Ellos me informaron que durante las 24 horas posteriores a la ruptura de la fuente tendría al bebé. ¡Me tomó 23 horas! Simplemente, lo tomé con calma, hora por hora.

¡Tuve el apoyo de mi esposo y de las enfermeras! Tenía conmigo una pelota anti-estrés que apreté incansablemente.

¿Fue difícil el parto? ¿Cuánto duró?

Yo no diría que tuve un parto difícil sino hasta última hora. Disfruté observando el monitor, viendo latir su corazón, etc. Sin embargo, controlar las contracciones durante 23 horas es mucho tiempo para permanecer despierta y dar a luz, al final estaba sumamente cansada. Lamentablemente, terminé con un desgarro muy grave . tuve que someterme a dos operaciones para remediarlo. Sin embargo, al final del día tuve a mi Dillon.

¿Cómo fue dar a luz a un niño?

Una experiencia increíble.

¿Qué consejo le daría a una madre embarazada para el día de su parto?

Usted lo logrará.
El resultado final compensa todo el esfuerzo.
Tómeselo con calma, una cosa a la vez.
¡Tenga agallas, es su cuerpo!

Stacy, 31 – Nacimiento de su segundo hijo

¿Qué pasó por su mente?

Recuerdo que pensé mucho en mi hijo mayor durante mi segundo parto. Me estuve preguntando cómo se sentiría con su nuevo hermano, conociendo muy bien que su vida cambiaría drásticamente. ¡Invertí mucho tiempo pensando cómo sería el bebe…un pensamiento bastante superficial, lo sé!

¿Sabía usted a qué atenerse o se sorprendió por completo?

Yo no estaba sorprendida. ¡Estaba más tranquila con mi segundo parto porque, para entonces, me consideraba a mi misma más que una experta! Ese día, todo transcurrió con mucha fluidez y no tuve ninguna sorpresa.

¿Sucedió algo divertido o inusual el día de su parto?

El recuerdo más agradable de aquel día especial fue la llegada de mi hijo mayor al hospital, después de que su tía lo había recogido en la escuela y llevado a una tienda para comprarle un regalo al nuevo bebé. Él atraviesa la puerta caminando y llevando consigo el peluche pequeño más suave que pudo encontrar y lo coloca en la cama próxima al nuevo bebé. Este gesto fue invaluable.

En la sala de parto, mi esposo me hizo morirme de risa durante una contracción. ¡Él estaba haciendo bromas a mi alrededor y fue muy difícil no reirse!. Dado que yo estaba teniendo una contracción, no podía reirme con soltura porque, obviamente, mi mente estaba en otro sitio.

¿Cómo lo enfrento?

Yo sabía que para este parto quería una epidural, así que no padecí mucho dolor. Tan pronto empecé a sentir que ya era demasiado el dolor, solicité la epidural. Durante mi primer parto, estuve en la disyuntiva de si quería o no medicamentos contra el dolor y recuerdo que una enfermera dijo algo así como que ¡todas las madres obtienen al final la misma recompensa, con o sin drogas!. Así que, en esta ocasión, no estuve en esa disyuntiva. Entré sabiendo que la anestesia estaba en mis planes y la solicité tan pronto sentí que la necesitaba.

Mi esposo fue todo el apoyo que en realidad necesitaba. Él no necesitaba decir ni hacer nada. El simple hecho de saber que él estaba ahí, sosteniendo mi mano, era suficiente para mí.

¿Fue difícil el parto? ¿Cuánto duró?

Mi parto no fue difícil con este bebé. Mis primeras contracciones empezaron a las 10:00 p.m., pero no fueron lo suficientemente fuertes y pude dormir con ellas. Asistimos a las 9:00 a.m. a una cita programada con el ginecoobstetra y llegamos al hospital a las 10:00 a.m. Mi hijo nació a las 2:51 p.m. De manera que si cuenta a partir de la primera contracción, el parto duró alrededor de 17 horas. Sin embargo, ¡sólo pujé dos veces y el bebé nació cuando ni siquiera estaba pujando!. Esa parte fue muy rápida.

¿Cómo fue dar a luz a un niño?

Fue muy emocionante, muy agotador. Sinceramente, puedo afirmar que de no haber sido por la epidural, habría estado de pie y caminando una hora después del parto. Me sentí estupendamente. Estaba muy feliz. Para entonces, tenía mucha energía. ¡Estaba preparada para cualquier cosa!

El amor incondicional fue inmediato. ¡Para mí, era increíble dar a luz a un pequeño ser y estar a cargo de planificar su vida!. ¡Qué emoción pensar en ello!

¿Qué consejo le daría a una madre embarazada para el día de su parto?

Mantengase preparada para todo. Organícese y prepárese para lo inesperado. Yo me preocupaba pensando en lo que haría con mi hijo mayor si el parto ocurriera a medianoche. En ese caso, usted debe tener todo planificado, por si hay niños mayores involucrados.

No tenga miedo de hacer preguntas o pedir ayuda. Ese día fui tan terca que no quise decirle a la enfermera que la solución intravenosa que había colocado en mi mano ¡estaba matándome!. Me hizo mucho daño y la tuve ahí durante todo el día, pero no quise decírselo porque ¡no quería parecer fastidiosa!. ¿Cuán lamentable era eso. En cambio, soporté dolor innecesario porque no quería molestar a la enfermera.

Todo sucede tan rápido ese día. ¡Recuérdelo todo! Anote las cosas. ¡Su hijo querrá saber acerca del día en que nació!

Leslie, 29 – Mamá por primera vez

¿Qué pasó por su mente?

Bueno, cuando la fuente se rompió, estaba muy emocionada. Mi corazón sólo latió aceleradamente al pensar que el bebé nacería pronto. Yo estaba totalmente lista para tenerlo. No recuerdo haber tenido miedo ni una sola vez.

¿Sabía usted a qué atenerse o se sorprendió por completo?

Sabía bien a qué atenerme y pese a que el parto fue doloroso, estuve maravillada con todo el proceso (y aún lo estoy).

¿Sucedió algo divertido o inusual el día de su parto?

¿Cuenta el hecho de haberle dicho a mis padres “VÁYANSE YA”. .

¿Cómo lo enfrento?

Mi esposo fue de gran apoyo. También ayudó el esfuerzo por relajarme, pero yo diría que ¡la epidural fue mi salvación!. Considero que ayuda concentrarse en el proceso si la duración de su labor de parto es normal, pero eso es difícil cuando el parto dura tanto como el mío (más de 12 horas).

¿Fue difícil el parto? ¿Cuánto duró?

Al principio, la labor de parto no era difícil (cuando se rompió la fuente) y no lo fue tanto hasta que la dilatación alcanzó 6-8 cm. Después de eso, el dolor es absolutamente indescriptible. Duele hasta el centro de los huesos. Mi cuerpo temblaba con cada contracción. Yo no iba a utilizar la epidural, pero después de 4-5 horas agonizantes, finalmente supliqué por ella. Desde que se rompió la fuente hasta el parto propiamente dicho, transcurrieron 22 horas y 15 minutos.

¿Cómo fue dar a luz a un niño?

Dar a luz, con una epidural. no fue tan difícil. Supongo que lo único malo fue que no pude pujar tan fuerte como se necesitaba debido a la epidural. Al bebé se le hizo difícil salir, así que tuvieron que utilizar una ventosa obstétrica. Una vez que empezó a salir, fue simplemente como si se deslizara.

¿Qué consejo le daría a una madre embarazada para el día de su parto?

No pretenda ser una mártir del parto natural. ¡Intente relajarse, concéntrese y RESPIRE (realmente funciona)!

Greg, 36 – Papá por primera vez

Viajé a Chicago para una conferencia dos semanas antes de la fecha de parto de mi esposa. La noche antes de que empezara la conferencia, me senté en el restaurante del hotel a conversar con otras personas acerca del futuro nacimiento de mi hijo. Una de las señoras con las que estaba cenando empezó a animarme para que regresara a casa. No cesaba de decir: “¿Qué tal si se presenta mientras usted se encuentra ausente? Cuanto más lo decía, más ansioso me sentía. Empecé a percibir una sensación de distancia inmensa entre Chicago y Atlanta; si la labor de parto de mi esposa empezaba, era posible que no pudiera regresar a tiempo. Me vi a mi mismo, esperando para abordar un avión mientras mi esposa estaba en otra ciudad dando a luz a nuestro primer hijo. Llamé a mi esposa, pero ella recién había estado con el doctor y él le había dicho que el parto no sería tan pronto.

Sin embargo, a la mañana siguiente, cuando me levanté, estaba tan tenso y ansioso que corrí apresuradamente hacia el aeropuerto en vez de asistir a la conferencia. Regresar a Atlanta fue un largo viaje, con retrasos en los vuelos y otros problemas. Durante todo el día, no estuve en contacto con mi esposa y ella desconocía que yo viajaría de regreso. Estaba tan tenso cuando descendí del avión, que casi corrí hacia mi automóvil en el estacionamiento del aeropuerto. Llamé a mi esposa desde mi teléfono celular. Cuando respondió, parecía muy confundida al saber que estaba de regreso en Atlanta. Preguntó: “¿Por qué hiciste eso?.

Simplemente, me sentí aliviado de estar de regreso en la ciudad. ¡De ninguna manera iba a perderme el nacimiento de mi primer hijo! No me importaba si faltaba un mes, no iba a salir nuevamente de la ciudad hasta que éste sucediera.

Llegué a casa cerca de las 7:00 p.m. y me fui a dormir alrededor de las 10:00 p.m. Mi esposa me despertó una hora más tarde para decirme que ya había roto fuente. Esa noche salimos hacia el hospital y nuestro hijo nació al día siguiente.

Esto simplemente demuestra que no hay manera de saber con certeza el momento exacto del parto.

Contenido: 12/1/2010

Versión revisada por: Zev Williams MD, PhD, FACOG, Medicina Reproductiva e Infertilidad, Centro Médico Weill-Cornell, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

Traducción y localización realizada por: HolaDoctor

91 460 80 00

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Obstetricia

Consulta de Obstetricia

Precio de la consulta + eco 90 €

 

Embarazo

Semana a semana


  • Dónde estamos

    Ruta

    Tu ubicación: Usar mi ubicación actual


    Clínica DAM Madrid, C/ Marqués de Jura Real, 12, Madrid 28019, España - Teléfono: +34 91 460 80 00
    Lunes09:00 - 13:00 y 16:30 - 20:30
    Martes09:00 - 13:00 y 16:30 - 20:30
    Miércoles09:00 - 13:00 y 16:30 - 20:30
    Jueves09:00 - 13:00 y 16:30 - 20:30
    Viernes09:00 - 13:00 y 16:30 - 20:30
    Sábado09:00 - 14:00


  • Seguros de Salud

    • Pacientes Privados
    • ADESLAS
    • ASISA
    • MAPFRE
    • SANITAS
    • Aegon
    • Agrupació Mútua
    • Allianz
    • Antares
    • Asefa salud
    • Asociación de la Prensa de Madrid
    • ASSSA
    • AXA
    • Caser
    • Cigna
    • Cosalud (Groupama)
    • Divina Pastora
    • DKV
    • DKV Muface
    • Hermandad Madrileña
    • HNA
    • HNA Servicios Corporativos
    • Medifiatc
    • MUSA (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid)
    • Mutua de Terrassa
    • Néctar
    • Previsalud
    • RACC Seguros
    • Reale Salud
    • Saludcor
    • Santa Lucía
    • Sersanet
    • Y otras… Consultenos
  • Información

    Información contacto

    Teléfono 91 460 80 00 / 91 460 80 01

    Horarios de citación

    Lunes a viernes: 9/13 y 16:30/20:30 h
    Sabados: 9:00 a 14:00 horas

    Dónde estamos

    C/ Marqués de Jura Real, 12
    28019 Madrid, MAD

    Llegar en coche

    Para los pacientes de Clínica DAM hay un aparcamiento de pago con descuento.

    Llegar en metro

    Línea 5 – Marqués de Vadillo
    Linea 6 – Usera

    Llegar en autobus

    23 – 55 – 60 – N15

  • Página

    Padres cuentan sus historias del día del parto 

    Clínica DAM Madrid

    Clínica DAM Madrid

    Calle Marqués de Jura Real, 12
    Madrid, 28019 España

    +3491 460 80 00

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Padres cuentan sus historias del día del parto no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.