Semana 18 de embarazo

El embarazo y el milagro de 9 meses

 

Feto de 18 semanas

Su bebé: ¿Escuchó un hipo?

Semana 18 de embarazo. Con casi 5½ pulgadas (14 cm) de largo y hasta 7 onzas (200 g) de peso, el feto está creciendo rápidamente y viéndose cada vez más como un bebé. Durante esta semana, el sentido de la audición de su bebé se ha vuelto mucho más agudo. Dentro del útero, el bebé puede escuchar los ruidos del movimiento de los intestinos e incluso el bombeo de la sangre dentro de los vasos sanguíneos. Además, el bebé puede escuchar cosas por fuera del útero. De manera que si usted está conversando con su pareja, el bebé está escuchando algún sonido. (Usted puede incluso sentir al bebé teniendo hipo y sobresaltándose por los ruidos exteriores.)

Su cuerpo: la experiencia de una ecografía

Si usted es como la mayoría de las mujeres, se realizará una ecografía de rutina en esta etapa, de manera que su médico pueda obtener información sobre la salud de su bebé. Aunque este examen breve (5 a 10 minutos) e indoloro casi siempre se realiza durante el segundo trimestre, se puede efectuar en cualquier momento entre la quinta semana de gestación y el parto.

Existen dos tipos de ecografías: transvaginal y transabdominal. Con ambas, usted se acuesta boca arriba en una camilla, mientras se lubrica su vientre o una sonda con una jalea especial. Se presiona suavemente un transductor (un pequeño dispositivo parecido a un micrófono) en su vientre o se introduce en su vagina; el método depende de Son avanzado esté su embarazo y qué tipo de equipo se tenga a la mano. El transductor transabdominal se pasa sobre su vientre y funciona enviando ondas sonoras de alta frecuencia y captando luego las ondas sonoras que rebotan de los huesos y tejidos en el cuerpo. Luego, estas ondas sonoras producen una imagen en un monitor cercano. La imagen en la pantalla, que para algunos es clara como el agua y para otros es una gran mancha, es su bebé. No obstante, la mayoría de las futuras mamás encuentran emocionante este primer vistazo y, sobre todo, demasiado rápido.

La ecografía es un examen no traumático que brinda una gran cantidad de información a su médico sobre el desarrollo y la salud de su bebé. Algunos de los datos que se pueden ver por medio de la ecografía abarcan:

  • Determinar una edad exacta de gestación del bebé
  • Determinar el sexo del bebé
  • Ver cualquier anormalidad anatómica que exista en el bebé
  • Determinar si es sólo un bebé o más de uno
  • Ver la ubicación de la placenta y la posición del bebé dentro del útero
  • Ver la cantidad de líquido amniótico
  • Observar cómo está latiendo el corazón del bebé y los movimientos respiratorios

Cambiando de tema: bebé a la vista

A medida que se acerca la fecha de su próxima o, en algunos casos, su única ecografía, usted está ansiosa de ver la preciosa carga que está transportando. Para un vistazo rápido de lo que implica el examen, haga clic en esta presentación de ecografía.

Consejo semanal

Use prendas de vestir separadas para la ecografía. De esa forma, usted puede fácilmente levantarse un poco la blusa y bajarse otro tanto la prenda inferior. Y aunque se limpie la jalea especial de su vientre con una toalla, cuando todo haya finalizado, seguramente algo de ella irá a parar a su ropa. Así que, sin importar lo que haga, ¡no se ponga su mejor ropa de domingo!

Contenido: 12/1/2010

Versión revisada por: Zev Williams MD, PhD, FACOG, Medicina Reproductiva e Infertilidad, Centro Médico Weill-Cornell, New York, NY.