Semana 37 de embarazo

El embarazo y el milagro de 9 meses

 

Feto de 37 semanas

Su bebé: Creciendo cada día

Semana 37 de embarazo. Apenas unas pocas semanas antes de la fecha probable de parto, su bebé pesa aproximadamente 6½ libras (3 kg) y mide aproximadamente de 20 a 21 pulgadas (51 a 53 cm) de largo. Durante estos últimos días dentro del útero, su bebé sigue creciendo y madurando. Ahora se dan los últimos toques para el viaje ¡hacia el mundo exterior!

Con lo ansiosa que debe de estar por conocer cara a cara a su bebé, todavía le queda un poco de tiempo para sentirlo moverse de un lado a otro dentro de usted. Cada vez que la patee o le dé un golpe con el codo, deténgase por un segundo y ponga la mano en su vientre para memorizar el movimiento y grabarlo en su memoria. Es un momento precioso y quién sabe si volverá a suceder y cuándo.

Su cuerpo: Preparándose para el parto

A medida que se va acercando el fin de su embarazo, usted puede empezar a notar señales y sentir síntomas falsos de trabajo de parto. Se pueden presentar un mes o un día antes de que usted dé a luz; sólo el tiempo lo dirá. La pregunta es: ¿cómo saber cuándo son reales y cuándo no?

Generalmente, su médico podrá decir si usted está en trabajo de parto mirando el cuello uterino para determinar si está deformado o dilatado. Con frecuencia, puede resultar difícil decir si de verdad usted está en trabajo de parto o es una falsa alarma. A continuación, le detallamos algunos consejos prácticos que le ayudarán a distinguir entre un trabajo de parto verdadero y una falsa alarma:

Lo real (trabajo de parto verdadero)

  • Después de cronometrar la duración de las contracciones, usted determina que se producen con más fuerza y con más frecuencia.
  • Cada contracción dura de 30 a 70 segundos y se prolongan cada vez más.
  • Las contracciones no desaparecen aunque cambie de actividad.
  • Por lo general, en el trabajo de parto real, las contracciones producen una sensación que se extiende hasta la región lumbar y la parte superior del abdomen.
  • La intensidad de las contracciones se vuelve cada vez mayor, a medida que el tiempo transcurre, con frecuencia impidiendo que usted continúe con una conversación.

Falsa alarma (trabajo de parto falso)

  • Las contracciones siguen siendo irregulares o son esporádicas.
  • No hay una duración o intensidad constante y las contracciones se producen sin ningún patrón.
  • No hay un cambio o aumento evidente en la intensidad de las contracciones.
  • Puede sentir la contracción en la parte baja del abdomen, pero sin sentir que se expande hacia otras parte de su cuerpo.
  • El cambio de actividad afecta las contracciones.

Recuerde que la lista antes mencionada incluye los signos más comunes del trabajo de parto verdadero y la falso, pero cada mujer es diferente. Si usted todavía tiene dudas sobre si de verdad está en trabajo de parto, siempre es mejor que llame a su médico o que vaya al hospital en busca de orientación.
Sobre un tema: En escala del 1 al 10

Si sus amigas continuamente la entretienen con los detalles de sus partos y usted todavía no lo ha experimentado personalmente, este Simulador de cambios cervicales durante el parto es algo que debe ver. Dinámicas y detalladas, las dos imágenes muestran un corte transversal del sistema reproductor femenino y una vista frontal del cuello uterino de la mujer. A medida que desplace la barra a la parte inferior de la escala, verá cómo el cuello uterino se dilata de 1 a 10 centímetros.