Semana 5 de embarazo

El embarazo y el milagro de 9 meses

Feto de 5 semanas

Su bebé: el inicio de la circulación

Semana 5 de embarazo. En el interior del útero, el blastocisto (el óvulo fecundado que se divide rápidamente) continúa su división y desarrollo a gran velocidad, creciendo 40 veces más grande durante el primer mes. En este momento, el óvulo fecundado o cigoto, se convierte en un embrión. El embrión se divide en tres capas donde crecen los órganos y tejidos. En la capa superior de células, una ranura (llamada tubo neural) comienza a surgir. Con el tiempo, el cerebro, la médula espinal, los nervios raquídeos y la columna vertebral se desarrollarán a partir de esta área. En la capa media, se empiezan a formar el corazón y los elementos necesarios del aparato circulatorio: células sanguíneas, vasos sanguíneos y linfáticos. Al final de esta semana, la circulación se iniciará y el corazón se desarrollará rápidamente. El embrión, ahora más o menos del tamaño de un grano de arroz crudo, tendrá yemas que se convertirán en los brazos y las piernas.

Su cuerpo: el péndulo del embarazo

Para muchas mujeres saber que se encuentran embarazadas es una mezcla de sentimientos. Planificado o no, ellas pueden sentirse ambivalentes e inseguras con lo que les espera en el futuro. Se pueden preguntar cómo ésto cambiará sus vidas y si están preparadas para la maternidad. Por otro lado, muchas futuras madres se encuentran ansiosas por concebir y entrar a esta nueva etapa de la vida, algunas se encuentran abrumadas por la angustia de que algo malo pueda ocurrir o dañar al feto. Tener sentimientos encontrados en cuanto a su embarazo es perfectamente normal.

Puede sentir temores sobre si el bebé será saludable y cómo se adaptará usted a la maternidad. Puede estar preocupada por los aspectos prácticos propios de la maternidad, por ejemplo, los gastos en que se incurren por la crianza de un bebé. Se preguntará sobre lo que desea hacer en la vida, regresar al trabajo o quedarse en casa. O simplemente flotará en una nube los próximos nueve meses, a medida que acepta los cambios de su cuerpo y espera ansiosamente la llegada de su bebé.

En muchas formas, las ansiedades del embarazo son un manual para el papel de padres. Si tensa sus nervios esperar a oír los latidos de corazón de su bebé en su primera visita prenatal, tan solo espere a que obtenga su permiso para conducir. La alegría y la preocupación son fundamentales en el hecho de ser padres, y el embarazo es un lugar perfecto para comenzar a aprender cómo equilibrar lo uno con lo otro.

Cambiando de tema: cómo calcular la fecha probable

Calcular su fecha probable de parto es fácil. Sume 7 días al primer día de su última mestruación normal. Luego cuente hacia atrás 3 meses. ¡Eso es todo!

Aquí tiene un ejemplo, digamos que su última mestruación inició el 14 de junio. Sume 7 días al 14 de junio y esto da como resultado 21 de junio. Luego, cuente hacia atrás 3 meses y el 21 de marzo se convierte en su fecha probable de parto.

Si desea verificar por segunda vez su fecha probable de parto haga clic aquí para calcularla utilizando la calculadora de fecha probable de parto.

Cuando comience su cuidado prenatal, su médico o matrona puede verificar una ecografía para confirmar su fecha probable de parto. Si no está segura cuándo comenzó su último periodo, o si sus periodos son irregulares, la ecografía puede cambiar su fecha probable de parto por algunos días.

Consejo semanal

Una de cada tres madres recomienda elaborar desde el comienzo, un diario de su embarazo.