Consejos para la persona que ayudará en el parto

Nuestra Clínica cuenta con abundante e importante información diseñada para guiarle a través del embarazo

Consejos para la persona que apoyará en la labor de parto

Consejos para la persona que ayudará en el parto. Su papel como instructor en el trabajo de parto para el nacimiento de un nuevo bebé es muy importante. Usted es la persona que asistirá a la mamá durante sus contracciones antes del parto y la que permanecerá con ella en el cuarto del hospital durante todo el proceso del nacimiento. A través de técnicas tranquilizadoras como ayudar a la mamá a respirar y frotarle la espalda, usted será una gran fuente de consuelo y apoyo durante el nacimiento del bebé. Por sobre todo, será un rostro familiar en un día de personas y hechos totalmente desconocidos. ¡Tan solo estar allí importa mucho!

Aquí le presentamos algunos consejos para el gran día:

  • Esté preparado: Usted debe asistir a los cursos de parto junto con la futura mamá antes de la fecha probable de parto. Usted aprenderá muchas técnicas y actividades que le ayudarán cuando llegue el gran día.
  • Sepa qué esperar: Es recomendable realizar una visita al hospital y familiarizarse con sus disposiciones. Hable con las enfermeras u otros miembros del personal para tener una idea de lo que puede suceder el día del parto y lo que usted debe esperar.
  • Tenga paciencia: El proceso del trabajo de parto y el parto mismo es, con frecuencia, largo; por esta razón es importante tener paciencia y estar listo para esperar.
  • Sirva de apoyo: Ella necesitará que usted esté ahí para que la defienda y anime. Dedique tiempo para consolarla y distraerla con cálidas muestras de cariño o masajeando la parte baja de la espalda.
  • Lleve cosas para usted mismo: Usted podría estar en el hospital por muchas horas, por lo que es importante que lleve cosas para usted como refrigerios, algo para leer o audífonos para escuchar música, zapatos cómodos para caminar de un lado a otro en los pasillos, artículos de aseo personal y una muda de ropa.
  • Tome decisiones: Habrá momentos en que usted tendrá que evaluar una situación y actuar rápidamente, dependiendo de la información que tenga a su disposición. Por ejemplo, si la mamá tiene mucho dolor y desea que le administren una epidural, usted tendrá que buscar una enfermera o un médico que pueda ayudarle.
  • Conozca las expectativas de la mamá: Usted y la mamá deben conversar sobre las expectativas de ambos para el día del parto. Es importante conocer lo que ella desea y espera antes de llegar al hospital. ¿Desea utilizar técnicas de respiración? ¿Desea que la matrona desempeñe un papel importante durante el parto? ¿Desea que usted participe activamente en el parto? Un plan por escrito sobre las preferencias para el parto ayudará a aclarar estas decisiones. Por supuesto, cuando las contracciones son más continuas, muchas de estas decisiones pueden ¡dejarse a un lado! Eso también es correcto. Durante el trabajo de parto, por lo general la mamá hará lo que sea que le ayude a sobrellevar el parto, lo que puede incluir abandonar las preferencias para el nacimiento.
  • Converse sobre los deseos de la mamá sobre los medicamentos para el dolor con tiempo. El parto natural es realmente un trabajo muy, muy duro. Es un poco parecido a correr una maratón: si está decidida a correr las 26 millas, necesita ayuda sólida y apoyo todo el camino. Nadie se para a un costado de una maratón ofreciendo cupones a los corredores para un viaje en taxi.