Semana 27 de embarazo

El embarazo y el milagro de 9 meses

 

Feto de 27 semanas

Su bebé: Creciendo por dentro y por fuera

Semana 27 de embarazo. En este momento, su bebé pesa aproximadamente 2 libras (900 g), y mide alrededor de 15 pulgadas de largo desde la cabeza hasta los dedos del pie (10 pulgadas desde la coronilla hasta el trasero). Externamente, su piel luce arrugada por encontrarse flotando en líquido. De manera que no se sorprenda si su recién nacido tiene una apariencia arrugada, similar a la de una ciruela, durante unas pocas semanas después del nacimiento y a medida que crece. Durante este período de tiempo, los pulmones y el sistema inmunológico todavía continúan madurando.

Su cuerpo: Qué hacer y qué no hacer en los viajes

No hay mejor momento que el segundo trimestre del embarazo para tomarse unas vacaciones “con el bebé”, siempre y cuando haya consultado con su médico y haya obtenido su aprobación. Una vez que cuente con ella, usted deberá mantener el estrés al mínimo y planificar un viaje relajante. Las siguientes son algunas recomendaciones que pueden ayudarle a planificar su viaje.

Generalmente, se considera seguro viajar durante el embarazo. La clave cuando se viaja estando embarazada es asegurarse de que usted estará tan cómoda y segura como sea posible. Es mejor informarle a su médico sobre sus planes de viaje y preguntarle por cualquier recomendación específica para usted y su embarazo. Ya sea que usted viaje por avión, automóvil o tren, es importante hacer lo siguiente:

  • Continúe comiendo con regularidad.
  • Tome suficientes líquidos para evitar la deshidratación.
  • Cada hora, más o menos, levántese y camine para ayudar a la circulación e impedir la hinchazón.
  • Utilice zapatos cómodos y ropa que no apriete.
  • Lleve consigo galletas y jugo para evitar las náuseas.

NO tome medicamentos de venta libre ni cualquier medicamento que no le hayan recetado sin antes consultar con su médico. Esto incluye medicamentos para el mareo o para problemas intestinales relacionados con el hecho de viajar. Viaje al exterior: Si está planeando un viaje fuera del país, analícelo con su médico. Planee con antelación a fin de apartar tiempo para cualquier inyección o medicamentos que pueda necesitar y prepárese para llevar consigo una copia de su control prenatal.

Viajar a lugares de mucha altitud puede causar problemas durante el embarazo, porque su cuerpo y su feto deben adaptarse a una menor presión del aire y niveles de oxígeno más bajos. Generalmente es mejor dejar que su cuerpo se adapte a altitudes moderadas: entre 6,000 y 8,000 pies (aproximadamente 1,800 a 2,400 metros) por unos pocos días antes de ir a lugares de una altitud superior a los 8,000 pies o más de 2,400 metros). Las mujeres con embarazos complicados probablemente prefieran evitar por completo las excursiones de alta montaña.

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) hace las siguientes recomendaciones para los viajes por tierra, aire o mar:

  • Viaje por tierra: No más de 5 a 6 horas al día. Utilice siempre su cinturón de seguridad. (Coloque la banda inferior del cinturón de seguridad -la que está sobre la pelvis- debajo del abdomen y a través de la porción superior de los muslos, de manera que se ajuste bien y cómodamente. Coloque la banda superior -la que está sobre el tórax- entre los dos senos y a través de su hombro). Cuando viaje durante el embarazo, utilice SIEMPRE la banda superior del cinturón de seguridad. Tome descansos frecuentes y bájese y camine por unos minutos; esto ayuda a la circulación en las piernas y evita la formación de coágulos de sangre.