Vandral

Principios activos: Venlafaxina

Contenidos:

  1. Qué es vandral 37,5 mg y para qué se utiliza
  2. Antes de tomar vandral 37,5 mg
  3. Cómo tomar vandral 37,5 mg
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de vandral 37,5 mg
  6. Información adicional


VANDRAL 37,5 mg comprimidos

Venlafaxina (Hidrocloruro)

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.

  • Conserve este prospecto. Puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado a usted personalmente y no debe darlo a otras personas. Puede perjudicarles, aún cuando sus síntomas sean los mismos que los suyos.
  • Si sufre alguno de los efectos adversos descritos de forma grave o si nota efectos adversos no mencionados en este prospecto, comuníqueselo a su médico o farmacéutico

En este prospecto:

  1. Qué es Vandral 37,5 mg y para qué se utiliza
  2. Antes de tomar Vandral 37,5 mg
  3. Cómo tomar Vandral 37,5 mg
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de Vandral 37,5 mg
  6. Información adicional

Qué es vandral 37,5 mg y para qué se utiliza

Vandral 37,5 mg pertenece al grupo de medicamentos denominados antidepresivos, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina, y está indicado para el tratamiento de la depresión, así como en la prevención de las recaídas del episodio depresivo y recurrencias de nuevos episodios.

Antes de tomar vandral 37,5 mg

No tome Vandral 37,5 mg:

  • Si es alérgico o sensible a alguno de los componentes de este medicamento.
  • Si está amamantando a su hijo/a.
  • Si está recibiendo tratamiento simultáneo con otros medicamentos antidepresivos del grupo de los inhibidores de la monoamino-oxidasa (IMAO), o si no han transcurrido como mínimo 14 días desde que dejó de tomar este tratamiento con un IMAO. Este intervalo puede ser menor en el caso de IMAOs reversibles. Debe suspenderse el tratamiento con Venlafaxina como mínimo 7 días antes de iniciar tratamiento con cualquier IMAO.

Tenga especial cuidado con Vandral 37,5 mg:

  • Si padece epilepsia o ha tenido convulsiones.
  • Si padece alguna enfermedad del riñón o del hígado ya que puede ser necesario utilizar dosis inferiores.
  • Si padece alguna enfermedad del corazón.
  • Si padece aumento de la presión dentro del globo ocular (glaucoma).
  • El riesgo de sangrados de piel y mucosas es mayor cuando se toma este medicamento. Tenga especial cuidado si está recibiendo anticoagulantes o medicamentos que afecten a la función plaquetaria.
  • Este tratamiento no debe interrumpirse por iniciativa propia, debiendo ser vigilado por el médico.
  • Si presenta durante el tratamiento alguna erupción en la piel o picor (urticaria), consulte inmediatamente a su médico.
  • Si presenta niveles de colesterol clínicamente relevantes.
  • El médico le controlará la presión arterial durante el tratamiento. El efecto de Vandral sobre la presión arterial depende mucho de la dosis, siendo la incidencia clínicamente significativa sólo a dosis por encima de 300 mg/día.
  • Debe advertir a su médico si ha padecido manía en el pasado.
  • Informe a su médico si está tomando medicamentos para el adelgazamiento. Vandral 37,5 mg no debe usarse como tratamiento adelgazante, ni solo ni junto con otros medicamentos adelgazantes.
  • Pueden producirse episodios de agresividad en una pequeña proporción de pacientes que han recibido un tratamiento antidepresivo, incluyendo el tratamiento con Venlafaxina, la reducción o la discontinuidad en la dosis. Al igual que con otros antidepresivos, la Venlafaxina debe administrarse cuidadosamente en pacientes con historiales de agresión.
  • La depresión se asocia con un riesgo incrementado de pensamientos suicidas y autoagresión. Este riesgo persiste hasta que se alcanza una mejoría significativa. Dado que dicha mejoría puede no alcanzarse durante las primeras semanas o más de tratamiento, los pacientes deben ser estrechamente vigilados durante ese periodo. El riesgo de autoagresión es máximo al inicio de la depresión y puede aumentar de nuevo cuando comienza a mejorar el cuadro clínico. Además los antidepresivos pueden, raramente, incrementar el riesgo de pensamientos suicidas y autoagresión.
  • El uso de Venlafaxina se ha asociado con la aparición de acatisia, caracterizada por intranquilidad y necesidad de estar en movimiento, frecuentemente acompañadas de dificultad para sentarse o permanecer en reposo. Su aparición es más probable durante las primeras semanas de tratamiento. En los pacientes en los que aparecen estos síntomas, puede ser perjudicial aumentar la dosis y puede ser necesario valorar el uso de este medicamento.

Uso de otros medicamentos:

Existen algunos medicamentos que pueden modificar el efecto de Vandral 37,5 mg. Por esta razón, antes de iniciar el tratamiento deberá informar a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente cualquier otro medicamento, tales como medicamentos que actúen sobre el sistema nervioso como inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO), otros antidepresivos como imipramina, fluoxetina, paroxetina, fluvoxamina, sertralina, medicamentos para el tratamiento de los trastornos mentales como haloperidol y risperidona o litio, sedantes como el diazepam, medicamentos que afecten la coagulación de la sangre (incluyendo ácido acetilsalicílico), cimetidina, indinavir, warfarina, β-bloqueantes como el metoprolol e incluso los medicamentos adquiridos sin receta médica.

Toma de Vandral con alimentos y bebidas

No debe tomar bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Vandral 37,5 mg.

Embarazo y Lactancia

Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar un medicamento.
No se ha determinado la seguridad de este medicamento durante el embarazo, por lo que su uso durante el embarazo solo se realizará en casos imprescindibles. Informe a su médico si está embarazada o tiene intención de estarlo.
La Venlafaxina pasa a la leche materna, por lo que no debe de tomar el medicamento si está amamantando a su hijo/a.

Uso en niños y adolescentes menores de 18 años

Vandral no deberá utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. A la vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideas de suicidio y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando ingieren esta clase de medicamentos. Pese a ello, el doctor que le corresponda puede prescribir Vandral a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente. Si el médico que le corresponda ha prescrito Vandral a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si alguno de los síntomas descritos anteriormente progresa o experimenta complicaciones cuando pacientes menores de 18 años están tomando Vandral. A la vez, los efectos a largo plazo por lo que a la seguridad se refiere y relativos al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual de Vandral en este grupo de edad todavía no han quedado demostrados.

Conducción y uso de máquinas

Como ocurre con todos los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, puede producirse una disminución de la capacidad para conducir vehículos y manipular maquinaria peligrosa; por ello, debe extremar la precaución, al menos, hasta que se sienta seguro de su capacidad.

Información importante sobre algunos de los componentes de Vandral 37,5 mg:

Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomarlo.

Cómo tomar vandral 37,5 mg

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas. Se recomienda tomar Vandral 37,5 mg con un poco de líquido, sin dividir, masticar o disolver el comprimido.

Este tratamiento ha sido indicado especialmente por su médico para usted y su proceso. Por lo tanto, no realizará ninguna modificación en la dosis o modo de empleo sin consulta previa con su médico responsable. Su médico le indicará la duración de su tratamiento con Vandral 37,5 mg. No suspenda el tratamiento antes, ya que podría no ejercer el efecto deseado.

Como norma general, se recomienda una dosis diaria de 75 mg en dos tomas de 37,5 mg cada una.
Si después de varias semanas de tratamiento no se obtiene la respuesta clínica esperada, la dosis puede incrementarse hasta 150 mg al día, administrada en 2 tomas de 75 mg cada una.

Si a juicio del médico fuera necesario empezar el tratamiento con dosis superiores, para obtener una respuesta más rápida, la dosis de 150 mg al día puede administrarse en 3 tomas.
Seguidamente, la dosis diaria debe incrementarse de forma gradual (50-75 mg cada 2 ó 3 días) hasta obtener la respuesta deseada. A continuación, la dosis debe reducirse gradualmente hasta alcanzar el nivel de dosificación habitual. La dosis máxima recomendada es de 375 mg al día.

Para la prevención de recaídas del episodio depresivo o de recurrencias de un nuevo episodio, las dosis recomendadas son similares a las utilizadas durante el tratamiento inicial. Su médico debería valorar el beneficio de la terapia a largo plazo.

Recuerde tomar su medicamento.

Pacientes con insuficiencia renal:

Su médico ajustará la dosis, ya que requiere dosis menores a las recomendadas.

Pacientes con insuficiencia hepática:

Su médico ajustará la dosis, ya que requiere dosis menores a las recomendadas.

Pacientes de edad avanzada:

No se recomienda el ajuste de la dosis únicamente por razones de edad. Sin embargo, al igual que con otros antidepresivos, deberá administrarse con precaución, especialmente en los aumentos de dosis.

Uso en niños y adolescentes menores de 18 años:

No debe administrarse este medicamento a menores de 18 años. Para información adicional, por favor véase también el apartado 2.

Si toma más Vandral 37,5 mg del que debiera:

Consulte inmediatamente a su médico, farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, teléfono: 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad tomada.

Si la ingestión es reciente puede provocarse el vómito o practicar lavado gástrico, bajo control médico.
No se conocen antídotos específicos para la Venlafaxina.

Si olvidó tomar Vandral 37,5 mg:

Si ha olvidado tomar un comprimido, simplemente ingiera el siguiente, respetando las dosis y horarios que correspondan.
No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Efectos que se dan cuando se interrumpe el tratamiento con Vandral 37,5 mg:

La retirada de Venlafaxina (particularmente si se realiza de forma brusca) se asocia frecuentemente con la aparición de síntomas de retirada. Los síntomas de retirada más frecuentes son mareos, alteraciones sensoriales incluyendo parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo), alteraciones del sueño (incluyendo insomnio y pesadillas), agitación o ansiedad, náuseas y/o vómitos, temblor y cefalea (dolor de cabeza).
Debido a que la interrupción del tratamiento puede dar lugar a la aparición de síntomas de retirada, su médico le disminuirá gradualmente la dosis de Venlafaxina y le hará un seguimiento periódico, que incluirá un análisis de colesterol cuando la duración del tratamiento con Venlafaxina sea superior a tres meses.

Posibles efectos adversos

Al igual que todos los medicamentos, Vandral 37,5 mg puede tener efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran.

Las reacciones adversas se enumeran a continuación por sistemas de acuerdo con las categorías siguientes:
Frecuentes: menos de 1 persona por cada 10, pero más de una persona por cada 100. Poco frecuentes: menos de 1 persona por cada 100, pero más de una persona por cada 1000. Raras: menos de 1 persona por cada 1000, pero más de una persona por cada 10000. Muy raras: menos de 1 persona por cada 10000.

Generales:

  • Frecuentes: Astenia (cansancio), fatiga.
  • Poco frecuentes: Reacción de fotosensibilidad (sensibilidad a la luz).
  • Muy raras: Anafilaxis (reacción alérgica acompañada de disminución de la tensión arterial y dificultades al respirar).

Sistema Cardiovascular:

  • Frecuentes: Hipertensión (aumento de la tensión), vasodilatación (generalmente sofocos).
  • Poco frecuentes: Hipotensión (bajada de tensión), hipotensión postural (bajada de tensión al cambiar la posición, ej. de estar tumbado a levantarse), síncope (desmayo), taquicardia (aceleración de los latidos del corazón).
  • Muy raras: Prolongación del intervalo QT, fibrilación ventricular (contracciones irregulares de los músculos de los ventrículos del corazón), taquicardia ventricular (alteraciones del ritmo del corazón que pueden ser graves).

Sistema Digestivo:

  • Frecuentes: Disminución del apetito, estreñimiento, náuseas y vómitos.
  • Poco frecuentes: Bruxismo (rechinar de dientes), diarrea.
  • Muy raras: Pancreatitis (inflamación del páncreas).

Sistema Hematológico/linfático:

  • Poco frecuentes: Equimosis (coloración violácea que se produce por sangre bajo la piel), sangrado de mucosas.
  • Raras: Sangrados prolongados, trombocitopenia (disminución de la cantidad de plaquetas en sangre).
  • Muy raras: Alteraciones sanguíneas incluyendo agranulocitosis, neutropenia (disminución del número de glóbulos blancos con una mayor propensión a padecer infecciones que pueden ser graves), anemia aplásica, y pancitopenia (disminución de glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, que puede dar lugar a trastornos graves).

Sistema Metabólico/Nutricional:

  • Frecuentes: Hipercolesterolemia (aumento de los niveles de colesterol) especialmente en tratamientos largos y con dosis altas, pérdida de peso.
  • Poco frecuentes: Trastornos de la función del hígado, hiponatremia (bajo nivel de sodio en sangre), aumento de peso.
  • Raras: Hepatitis, síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética (exceso de producción de una hormona que produce retención de líquido, lo que da lugar a cansancio, debilidad, confusión y trastornos del hígado).
  • Muy raras: Aumento de prolactina (hormona que estimula la secreción láctea en las mamas).

Sistema musculoesquelético:

  • Muy raras: Rabdomiólisis (trastorno que implica lesión al riñón causado por efectos tóxicos de los contenidos de las células musculares).

Sistema Nervioso:

  • Frecuentes: Sueños anormales, disminución de la libido (deseo sexual), mareos, sequedad de boca, hipertonia (aumento del tono muscular), insomnio, nerviosismo, parestesia (hormigueo en la piel y adormecimiento de pies y manos), sedación, temblor.
  • Poco frecuentes: Apatía, alucinaciones, mioclonía (movimientos no voluntarios de las piernas), agitación.
  • Raras: Acatisia (intranquilidad y necesidad de estar en movimiento), convulsiones, manía, síndrome neuroléptico maligno (trastorno nervioso), síndrome serotoninérgico (síndrome que implica agitación, confusión, sudoración, pensamientos anormales, reflejos exagerados, contracciones no voluntarias de los músculos, escalofríos, aumento del ritmo del corazón y temblor).
  • Muy raras: Delirio, reacciones extrapiramidales (incluyendo distonia y discinesia), discinesia tardía (movimientos involuntarios incontrolables que incluyen apretamiento de la lengua, masticación repetitiva, movimiento oscilatorio de la mandíbula y/o gesticulación facial).

Sistema Respiratorio:

  • Frecuentes: Bostezos.
  • Muy raras: Eosinofilia pulmonar (aumento del número de eosinófilos, una clase de glóbulos blancos, en los pulmones y en la sangre, acompañado de tos, fiebre y fatiga).

Piel y anejos:

  • Frecuentes: Sudoración (incluyendo sudoración nocturna).
  • Poco frecuentes: Erupción cutánea, alopecia (caída del cabello).
  • Muy raras: Eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson (trastornos graves de la piel), prurito (picor), urticaria.

Órganos sensoriales:

  • Frecuentes: Anomalías en la acomodación, midriasis (dilatación de la pupila), trastornos visuales.
  • Poco frecuentes: Percepción alterada del gusto (cambio del gusto de comidas y bebidas), acúfenos (zumbidos).
  • Muy raras: Glaucoma de ángulo cerrado.

Sistema urogenital:

  • Frecuentes: Eyaculación/orgasmo anormales (varones), anorgasmia (incapacidad de alcanzar el orgasmo), disfunción eréctil, dificultad para orinar.
  • Poco frecuentes: Orgasmo anormal (mujeres), menorragia (excesivo sangrado en la menstruación), retención urinaria.

Si nota efectos adversos no mencionados en este prospecto o si sufre alguno de los efectos adversos descritos de forma grave, comuníqueselo a su médico o farmacéutico.

Conservación de vandral 37,5 mg

Mantener Vandral 37,5 mg fuera del alcance y de la vista de los niños.
No conservar a temperatura superior a 30°C.
No se requieren condiciones especiales para su conservación.
No utilizar Vandral 37,5 mg después de la fecha de caducidad indicada en el envase.

Los medicamentos no se deben tirar a las aguas residuales o a la basura. Pregunte a su farmacéutico como desechar los envases y los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente.

Información adicional

Composición de Vandral 37,5 mg comprimidos

Cada comprimido contiene 37,5 mg del principio activo Venlafaxina (hidrocloruro).
Los demás componentes (excipientes) son: Lactosa, celulosa microcristalina, carboximetil almidón sódico de patata sin gluten, estearato magnésico, óxido de hierro amarillo (E-172) y óxido de hierro marrón (E-172).

Aspecto del producto y tamaño del envase

Vandral 37,5 mg se presenta en forma de comprimidos. Los comprimidos son en forma de cápsula, de color melocotón, planos, con los bordes biselados, con la inscripción "37,5″ grabada en ambas caras.
Vandral 37,5 mg se presenta en envases conteniendo 30 ó 60 comprimidos para administración oral. Posible comercialización solamente de algunos tamaños de envases.

Titular de la autorización:

Wyeth Farma, S.A.
Ctra. Burgos, Km. 23
San Sebastián de los Reyes
28700 – Madrid

Responsable de la fabricación:

John Wyeth and Brother, Ltd. (Wyeth Laboratories)
New Lane, Havant, Hants, PO9 2NG
Reino Unido

Este prospecto ha sido revisado en: Junio 2006

Fuente: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.