Consulta de Neumología con espirometría

A lo largo de los últimos años el número de pacientes afectados por las enfermedades pulmonares ha aumentado, como consecuencia del envejecimiento de la población, el aumento de la contaminación del medio ambiente y el consumo de tabaco, entre otros factores. Precio de Consulta de Neumología + espirometría 70 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hipertensión pulmonar

Hipertensión pulmonar es una presión arterial anormalmente alta en las arterias de los pulmones, lo cual hace que el lado derecho del corazón se esfuerce más de lo normal.

Síntomas de Hipertensión pulmonar

Con frecuencia, la dificultad para respirar o el mareo leve durante la actividad es el primer síntoma. Es posible que se presente frecuencia cardíaca rápida (palpitaciones). Con el tiempo, los síntomas ocurren con actividad más ligera o incluso estando en reposo.

Otros síntomas abarcan:

Las personas con hipertensión pulmonar a menudo tienen síntomas que aparecen y desaparecen. Ellos informan que tienen días buenos y malos.

Causas de Hipertensión pulmonar

El lado derecho del corazón bombea sangre a través de los pulmones, donde puede recoger oxígeno. Luego, la sangre retorna al lado izquierdo del corazón, de donde se bombea hacia todo el cuerpo.

Cuando las pequeñas arterias (vasos sanguíneos) de los pulmones se estrechan, no pueden transportar mucha sangre. Cuando esto sucede, la presión se acumula, lo cual se denomina hipertensión pulmonar.

El corazón necesita trabajar más fuertemente para forzar la circulación de la sangre a través de los vasos en contra de esta presión. Con el tiempo, esto provoca que el lado derecho del corazón se vuelva más grande y no hay suficiente flujo de sangre a los pulmones para recoger oxígeno.

En este momento, la insuficiencia cardíaca compromete el lado derecho del corazón, lo cual se denomina cor pulmonale.

La hipertensión pulmonar puede ser causada por:

En muchos casos, la causa se desconoce. En este caso, la afección se conoce como hipertensión arterial pulmonar idiopática (HPI) y solía llamarse hipertensión pulmonar primaria (HPP).

La hipertensión arterial pulmonar idiopática (HPI) es infrecuente y afecta más a las mujeres que a los hombres.

Si la hipertensión pulmonar es causada por un medicamento o por una afección conocida, se denomina hipertensión pulmonar secundaria.

Pruebas y exámenes

Un examen físico o chequeos médicos puede mostrar:

  • Ruidos cardíacos anormales
  • Sensación de pulso sobre el esternón
  • Soplo cardíaco en el lado derecho del corazón
  • Venas en el cuello más grandes de lo normal
  • Hinchazón de las piernas
  • Inflamación del hígado y el bazo
  • Ruidos respiratorios normales
En las primeras etapas de la enfermedad, el examen puede ser normal o casi normal y la afección puede tomar varios meses para ser diagnosticada. El asma y otras enfermedades pueden provocar síntomas similares y se deben descartar.

Entre los exámenes se pueden mencionar:

El tratamiento

No existe cura conocida para la hipertensión pulmonar. El objetivo del tratamiento es controlar los síntomas y prevenir más daño pulmonar. Es importante tratar trastornos médicos que causen hipertensión pulmonar, como apnea obstructiva del sueño, afecciones pulmonares y trastornos de las válvulas del corazón.

Están apareciendo muchas nuevas opciones de tratamiento para la hipertensión arterial pulmonar idiopática (HPI) y otras formas de hipertensión arterial pulmonar. Los medicamentos que se utilizan para tratar esta afección abarcan:

  • Ambrisentan (Letairis)
  • Bosentan (Tracleer)
  • Bloqueadores de los canales del calcio
  • Diuréticos
  • Prostaciclina o medicamentos similares
  • Sildenafil y medicamentos similares
El médico decidirá cuál es el mejor medicamento para usted. Durante el tratamiento, a usted se le seguirá muy de cerca para vigilar los efectos secundarios y ver cómo está respondiendo al medicamento. Nunca deje de tomar los medicamentos sin consultar con el médico.

A algunos pacientes les administran anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos en las venas de las piernas y las arterias del pulmón.

Las personas con bajos niveles de oxígeno pueden necesitar oxigenoterapia en el hogar.

A medida que la enfermedad empeore, será necesario hacer cambios en el hogar y conseguir más ayuda para realizar los quehaceres de la casa.

Otros consejos importantes a seguir:

  • Evite el embarazo.
  • Evite las actividades extenuantes y el levantamiento de objetos pesados.
  • Evite viajar a grandes altitudes.
  • Mantenga al día las vacunas anuales antigripal y antineumocócica.
  • Deje de fumar.
Si el tratamiento con medicamentos no funciona, un trasplante de corazón y pulmón o de pulmón solamente le puede servir a algunas personas.

El pronóstico

El pronóstico a largo plazo ha sido desalentador, pero los nuevos tratamientos pueden llevar a mejores resultados. Algunas personas con esta afección pueden padecer insuficiencia cardíaca que podría llevar a la muerte.

No es una buena idea embarazarse si usted padece esta afección.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Comienza a presentar dificultad para respirar con la actividad
  • La dificultad para respirar empeora
  • Presenta dolor torácico
  • Desarrolla otros síntomas
La mayoría de las personas con hipertensión pulmonar primaria se tratan en centros que se especializan en el cuidado de estos pacientes.

Temas relacionados sobre Hipertensión pulmonar

Nombres alternativos

Hipertensión arterial pulmonar, Hipertensión pulmonar primaria esporádica, Hipertensión pulmonar primaria familiar, Hipertensión arterial pulmonar idiopática, Hipertensión pulmonar primaria, HPP, Hipertensión pulmonar secundaria

Referencias

McLaughlin VV, Archer SL, Badesch DB, Barst RJ, Farber HW, Lindner JR, et al: American College of Cardiology Foundation Task Force on Expert Consensus Documents; American Heart Association; American College of Chest Physicians; American Thoracic Society, Inc; Pulmonary Hypertension Association. ACCF/AHA 2009 expert consensus document on pulmonary hypertension: a report of the American College of Cardiology Foundation Task Force on Expert Consensus Documents y the American Heart Association developed in collaboration with the American College of Chest Physicians: American Thoracic Society, Inc; y the Pulmonary Hypertension Association. J Am Coll Cardiol. 2009;53:1573-1619.

Rich S. Hipertensión pulmonar. En: Bonow ROL, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald”s Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicina. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 78.

Contenido: 10 de junio de 2011

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; y Denis Hadjiliadis, MD, Profesor Adjunto de Medicina, División de Pulmonar, Alergia y Cuidados Críticos, Universidad de Pennsylvania, Philadelphia, PA. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Hipertensión pulmonar no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de neumólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94