Open/Close Menu Clínica privada de especialidades médicas en Madrid
Clínica Privada

Perfil Cardiovascular

El perfil cardivascular está específicamente diseñado para analizar los parámetros analíticos que intervienen en la determinación del riesgo cardiovascular de una persona

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Trombosis venosa profunda

Trombosis venosa profunda o Coágulo en las piernas o Tromboembolia es la formación de un coágulo sanguíneo en una vena que se encuentra en lo profundo de una parte del cuerpo, por lo general las piernas.

Síntomas de: Trombosis venosa profunda

  • Cambios en el color de la piel en una pierna (enrojecimiento).
  • Aumento del calor en una pierna.
  • Dolor de pierna, en una sola.
  • Sensibilidad en una sola pierna.
  • Piel que se siente caliente al tacto.
  • Inflamación (edema) de una pierna.

Causas de: Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda (TVP) afecta principalmente las venas grandes en la parte inferior de la pierna y el muslo. El coágulo puede bloquear el flujo sanguíneo y causar hinchazón y dolor. Cuando un coágulo se desprende y viaja a través del torrente sanguíneo, se denomina émbolo, el cual se puede atascar en el cerebro, los pulmones, el corazón o en otra área, llevando a daño grave.

Los coágulos de sangre se pueden formar cuando algo disminuye o cambia el flujo de sangre en las venas. Los factores de riesgo abarcan:

  • Después de que se ha pasado un catéter de marcapasos a través de la vena en la ingle.
  • Reposo en cama.
  • Fumar cigarrillo.
  • Antecedentes familiares de coágulos sanguíneos.
  • Fracturas en la pelvis o las piernas.
  • Haber dado a luz en los últimos 6 meses.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Obesidad.
  • Cirugía reciente (especialmente cirugía de la cadera, de la rodilla o de los órganos reproductores femeninos).
  • Producción excesiva de glóbulos rojos en la médula ósea (policitemia vera), lo que hace que la sangre esté más espesa y lenta de lo normal.
Usted tiene igualmente mayor probabilidad de padecer trombosis venosa profunda si tiene cualquiera de las siguientes afecciones:
  • Sangre que es más propensa a coagularse (hipercoagulabilidad).
  • Cáncer.
  • Tomar estrógenos o pastillas anticonceptivas. Este riesgo es aun más alto si fuma.
La trombosis venosa profunda es más común en adultos mayores de 60 años, pero se puede presentar a cualquier edad.

Permanecer sentado por períodos prolongados al viajar puede incrementar el riesgo de trombosis venosa profunda y es muchísimo más probable cuando también están presentes uno o más de los factores de riesgo de la lista de arriba.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede revelar enrojecimiento, inflamación o sensibilidad en la pierna.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

Se pueden hacer análisis de sangre para verificar si hay aumento de la posibilidad de coagulación de la sangre (hipercoagulabilidad), tales como:
  • Resistencia a la proteína C activada (verifica la mutación en el factor V de Leiden).
  • Niveles de antitrombina III.
  • Anticuerpos antifosfolípidos.
  • Pruebas genéticas para buscar mutaciones que lo hagan a uno más propenso a la formación de coágulos de sangre, como la mutación en protrombina 20210A.
  • Anticoagulante lúpico.
  • Niveles de proteína C y proteína S.
  • Exámenes para coagulación intravascular diseminada (CID).
Esta lista no los incluye a todos.

El tratamiento

El médico le dará un medicamento para disolver la sangre (llamado anticoagulante), lo cual impedirá que se formen más coágulos o que los ya existentes se vuelvan más grandes. Estos fármacos no pueden disolver los coágulos que ya existen.

La heparina generalmente es el primer fármaco que se administra:

  • Si la heparina se administra a través de una vena (IV), usted debe permanecer en el hospital.
  • Las nuevas formas de la heparina se pueden administrar en inyección una o dos veces al día. Si le recetan este nuevo medicamento, posiblemente no necesite permanecer hospitalizado por mucho tiempo o nada en absoluto.
Se comenzará a administrar un fármaco llamado warfarina (Coumadin) junto con la heparina.
  • La warfarina se toma por vía oral y tarda varios días en hacer un efecto completo.
  • La heparina se continuará hasta cuando la warfarina esté en la dosis correcta durante al menos dos días.
  • Usted muy probablemente tomará warfarina durante al menos tres meses. Algunas personas tienen que tomarla por el resto de sus vidas, dependiendo de su riesgo de otro coágulo.
Cuando usted está tomando warfarina, tiene mayor propensión a sangrar, incluso por actividades que siempre ha realizado.

Modificar la forma de tomar la warfarina, tomar otros medicamentos y comer ciertos alimentos puede cambiar el funcionamiento de la warfarina en el cuerpo. Si esto pasa, usted será más propenso a que se le forme un coágulo o a tener problemas de sangrado. Nunca deje de tomar el medicamento ni cambie la dosis sin consultar con el médico.

Si toma warfarina:

  • Tome el medicamento exactamente en la forma como el médico se lo recetó.
  • Pregúntele al médico qué hacer si pasa por alto una dosis.
  • Será necesario que le hagan análisis de sangre con frecuencia para verificar que esté tomando la dosis apropiada.
A usted le darán medias de descanso para usarlas en la pierna o las piernas. Estas medias mejoran el flujo de sangre en las piernas y reducen el riesgo de coágulos sanguíneos. Es importante usarlas todos los días.

En raras ocasiones, se puede necesitar cirugía si los medicamentos no surten efecto y ésta puede implicar:

  • Colocación de un filtro en la vena más grande del cuerpo para impedir que coágulos de sangre viajen a los pulmones.
  • Extracción de un coágulo de sangre grande de la vena o una inyección de medicamentos trombolíticos.

Expectativas (pronóstico)

Muchas trombosis venosas profundas desaparecen sin problema, pero pueden reaparecer. Algunas personas pueden presentar dolor e hinchazón prolongados en la pierna, conocido como síndrome posflebítico. El uso de medias apretadas (de compresión) durante y después de la trombosis venosa profunda puede ayudar a prevenir este problema.

Es más probable que los coágulos en el muslo se desprendan y causen embolia pulmonar (EP) que los coágulos de sangre en la parte inferior de la pierna u otras partes del cuerpo.

Posibles complicaciones

Un coágulo de sangre se puede desprender de la pierna y viajar a los pulmones (émbolo pulmonar) o a cualquiera otra parte en el cuerpo y es potencialmente mortal. El tratamiento rápido de la trombosis venosa profunda ayuda a prevenir este problema.

El síndrome posflebítico se refiere a la hinchazón (edema) prolongada en la pierna que tenía la trombosis venosa profunda. También se pueden presentar cambios en el color de la piel y dolor. Estos síntomas se pueden notar de inmediato o pueden no presentarse durante uno o varios años después. Este problema se denomina síndrome postrombótico.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si tiene síntomas de trombosis venosa profunda.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si tiene trombosis venosa profunda y presenta dolor torácico, dificultad respiratoria, desmayos, expectoración con sangre, desmayo, pérdida del conocimiento u otros síntomas graves.

Prevención

Use las medias de descanso que el médico le recetó. Éstas le ayudarán a mejorar la circulación en las piernas y reducir el riesgo de coágulos de sangre.

Los médicos pueden prescribir anticoagulantes para ayudar a prevenir la trombosis venosa profunda en personas de alto riesgo o personas que se van a someter a una cirugía de alto riesgo.

El hecho de mover las piernas con frecuencia durante los viajes largos en avión, en automóvil y en otras situaciones en las cuales uno esté sentado o acostado por períodos de tiempo prolongados también puede ayudar a prevenir la trombosis venosa profunda. Las personas que están en muy alto riesgo de coágulos sanguíneos pueden necesitar inyecciones de heparina cuando estén en un vuelo que dure más de cuatro horas.

No fume. Si es fumador, pare. Las mujeres que estén tomando pastillas anticonceptivas o estrógenos tienen que dejar de fumar. Ver: consejos para dejar de fumar.

Temas relacionados sobre Trombosis venosa profunda

Nombres alternativos

Coágulo en las piernas, TVP, DVT, Tromboembolia, Síndrome posflebítico, Síndrome postrombótico

Referencias

Geerts WH, Berggvist D, Pineo GF, et al. American College of Chest Physicians. Prevention of venous thromboembolism: American College of Chest Physicians Evidence-Based Clinical Practice Guidelines (8th Edition). Chest. 2008;133(6 Suppl):381S-453S.

Snow V, Qaseem A, Barry P, et al. Management of venous thromboembolism: a clinical practice guideline from the American College of Physicians y the American Academy of Family Physicians. Ann Intern Med. 2007;146(3):204-210.

Contenido: 13 de febrero de 2011

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Trombosis venosa profunda no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94