Chequeo Cardiológico

El chequeo cardiológico es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color y, además, de los análisis de sangre avanzadas que son buenos indicadores de los riesgos de las arterias coronarias asociadas en un individuo por 150 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Regurgitación mitral crónica

Regurgitación mitral crónica o Insuficiencia de la válvula mitral es un trastorno prolongado en el cual la válvula mitral del corazón no cierra de manera apropiada, haciendo que la sangre se devuelva (se filtre) hacia la cámara superior del corazón cuando la cámara inferior izquierda se contrae. Esta afección es progresiva, lo que significa que empeora gradualmente.

Ver también: regurgitación mitral crónica

Síntomas de la Regurgitación mitral crónica

Con frecuencia, no se presentan síntomas. Cuando se manifiestan, a menudo lo hacen de manera gradual y pueden abarcar:

Causas, incidencia y factores de riesgo

La regurgitación de la válvula mitral es el tipo de insuficiencia de una válvula cardíaca más común. Después de los 55 años de edad, se encuentra algún grado de regurgitación mitral en casi un 20% de los hombres y mujeres que se someten a una ecocardiograma.

La sangre que fluye entre las diferentes cámaras del corazón tiene que hacerlo a través de una válvula. La válvula entre las dos cámaras en el lado izquierdo de su corazón se denomina válvula mitral.

La regurgitación se refiere a la filtración de una válvula que no se cierra del todo. Las enfermedades que debilitan o dañan la válvula o el tejido cardíaco alrededor de ésta causan regurgitación de la válvula mitral.

Cuando la válvula mitral no se cierra del todo, la sangre se devuelve hacia la cámara superior del corazón (aurícula), lo cual ocasiona una disminución en el flujo sanguíneo al resto del cuerpo. Como resultado, el corazón puede tratar de bombear con más fuerza. Esto lleva a que se presente insuficiencia cardíaca congestiva.

La regurgitación mitral puede comenzar súbitamente casi siempre después de un ataque cardíaco. Cuando la regurgitación no desaparece, se vuelve crónica (prolongada).

El prolapso de la válvula mitral es una causa relativamente común de regurgitación mitral crónica. Sin embargo, la mayoría de los pacientes que lo padecen no desarrollan regurgitación mitral severa.

Uno de cada tres casos de regurgitación mitral crónica son causados por cardiopatía reumática, una complicación de una amigdalitis estreptocócica no tratada que se está volviendo menos común.

La regurgitación mitral congénita (presente al nacer) muy a menudo es parte de un defecto o síndrome cardíaco más complejo.

Las causas comunes de regurgitación mitral crónica abarcan:

  • Arteriopatía coronaria y ataques cardíacos
  • Endocarditis
  • Tumores cardíacos
  • Hipertensión arterial
  • Síndrome de Marfan
  • Hinchazón de la cámara inferior izquierda del corazón
  • Sífilis sin tratamiento (rara)
Los factores de riesgo son, entre otros, antecedentes familiares o personales de los trastornos mencionados con anterioridad, así como el uso de fenfluramina o dexfenfluramina (anorexígenos prohibidos por la FDA) durante 4 meses o más.

Pruebas diagnósticas

El médico especialista puede detectar frémito (vibración) sobre el corazón al sentir el área del pecho. Igualmente, se pueden escuchar un ruido cardíaco adicional (ritmo de galope S4) y un soplo cardíaco distintivo al auscultar el pecho con un estetoscopio. Sin embargo, algunos pacientes pueden no presentar este soplo. Si el líquido se represa en los pulmones, se pueden escuchar crepitaciones allí.

El examen físico o chequeos médicos también puede revelar inflamación del tobillo, hepatomegalia, distensión de las venas del cuello y otros signos indicativos de insuficiencia cardíaca derecha.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

El tratamiento

La opción de tratamiento depende de los síntomas presentes, al igual que de la afección y funcionamiento del corazón.

A los pacientes con hipertensión arterial o un miocardio debilitado se les pueden administrar medicamentos para reducir la tensión sobre el corazón y ayudar a mejorar la afección.

Los medicamentos anticoagulantes y antiplaquetarios se pueden utilizar para prevenir la formación de coágulos en pacientes con fibrilación auricular.

Los digitálicos pueden utilizarse para fortalecer los latidos cardíacos, junto con los diuréticos para eliminar el exceso de líquido en los pulmones.

Una dieta baja en sodio puede servir. La mayoría de los individuos son asintomáticos, pero si una persona presenta síntomas, se puede restringir la actividad.

La hospitalización puede ser necesaria para realizar un diagnóstico o un tratamiento de síntomas severos. La reparación quirúrgica o la valvuloplastia se recomiendan si el funcionamiento cardíaco es deficiente, si los síntomas son severos o si la enfermedad empeora. Una vez que se hace el diagnóstico de la regurgitación mitral, se deben hacer chequeos periódicos con un especialista para determinar si usted necesita cirugía.

En el pasado, a la mayoría de los pacientes con problemas de válvulas cardíacas, como la regurgitación mitral, se les administraban antibióticos antes de trabajos dentales o un procedimiento invasivo, como una colonoscopia. Los antibióticos se administraban para prevenir una infección de la válvula cardíaca dañada. Sin embargo, los antibióticos ahora se utilizan con menor frecuencia antes de trabajos dentales y otros procedimientos.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico varía con base en las afecciones subyacentes. Por lo general, la enfermedad es benigna y esto hace que no se necesite terapia o restricción. Los síntomas generalmente se pueden controlar con medicamentos y, en casos graves, puede ser necesaria una reparación de la válvula o realizar una valvuloplastia.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de regurgitación de la válvula mitral o si los síntomas empeoran o no mejoran con tratamiento.

Igualmente, consulte si está recibiendo tratamiento para esta afección y presenta signos de infección, como:

  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Sensación de indisposición general
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares

Prevención

Trate las infecciones por estreptococos oportunamente para prevenir la fiebre reumática. El tratamiento oportuno de trastornos que puedan causar la regurgitación mitral reduce su riesgo.

Cualquier procedimiento invasivo, incluyendo limpieza y trabajos dentales, puede introducir bacterias en el torrente sanguíneo. Las bacterias pueden infectar una válvula mitral dañada, ocasionando endocarditis. Coméntele siempre al médico y al odontólogo si tiene antecedentes de valvulopatía cardíaca o de cardiopatía congénita antes del tratamiento.

Temas relacionados sobre Regurgitación mitral crónica

Nombres alternativos

Regurgitación crónica de la válvula mitral, Insuficiencia de la válvula mitral

Referencias

Karchmer AW. La endocarditis infecciosa. En: Libby P, Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, eds. Enfermedades del Corazón de Braunwald: Un libro de texto de medicina cardiovascular. 8th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2007:chap 63.

Nishimura RA, Carabello BA, Faxon DP, et al. ACC/AHA 2008 Directriz actualizada sobre la enfermedad cardíaca valvular: centrado actualización de la endocarditis infecciosa: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines avalado por la Sociedad de Anestesiólogos Cardiovasculares de la Sociedad para la Angiografía Cardiovascular e Intervenciones, y la Sociedad de Cirujanos Torácicos. J Am Coll Cardiol. 2008;52:676-685.

Fullerton DA, Harken AH. Cardiopatía adquirida: valvular. En: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Libro de Texto de Cirugía. 18th ed. Philadelphia, Pa: Sunders Elsevier;2008:chap 62.

Contenido: 5 de junio de 2010

Versión del inglés revisada por: Issam Mikati, MD, Profesor Asociado de Medicina, Feinberg Facultad de Medicina, Northwestern University, Chicago, IL. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Cardiología

Consulta de Cardiología

Precio de la consulta 60 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Regurgitación mitral crónica no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de Cardiólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94