Enfermedad hepática alcohólica

Enfermedad hepática alcohólica, hepatopatía alcohólica o cirrosis de Laennec es un daño al hígado y su funcionamiento debido al consumo excesivo de alcohol.

Ver también:

Síntomas de: Enfermedad hepática alcohólica

Los síntomas varían con base en la gravedad de la enfermedad y, por lo general, son peores después de un período reciente de consumo excesivo de alcohol.

Es posible que no se presenten síntomas hasta que la enfermedad esté avanzada.

Los síntomas generales abarcan:

Los cambios en la piel abarcan:

  • Piel anormalmente oscura o pálida
  • Enrojecimiento de pies o manos
  • Vasos sanguíneos pequeños y rojos en forma de araña en la piel
  • Coloración amarilla en la piel, las membranas mucosas o los ojos (ictericia)

Sangrado anormal:

  • Evacuaciones sanguinolentas, negras o alquitranosas (melena)
  • Sangrado nasal o encías sangrantes
  • Vómito con sangre o material semejante a cuncho de café

Síntomas del cerebro y el sistema nervioso:

  • Agitación (estar emocionado, excitado o irritable)
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Confusión (encefalopatía)
    • períodos de disminución de la conciencia o la lucidez mental
    • alucinaciones
    • alteración de la memoria a corto y largo plazo
  • Dolor, entumecimiento u hormigueo en brazos o piernas
  • Problemas para prestar atención o concentrarse
  • Pobre capacidad de discernimiento
  • Movimientos lentos y perezosos

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

Causas de: Enfermedad hepática alcohólica

La hepatopatía alcohólica generalmente ocurre después de años de consumo excesivo de alcohol. A mayor duración y cantidad del consumo de alcohol, mayor es la probabilidad de padecer enfermedad hepática.

El alcohol puede causar hinchazón e inflamación (hepatitis) en el hígado. Con el tiempo, esto puede llevar a que se presente cicatrización y luego cirrosis de este órgano. La cirrosis es la fase final de la hepatopatía alcohólica.

Otros factores importantes abarcan:

  • La hepatopatía alcohólica puede ser más común en algunas familias.
  • Esta enfermedad no se presenta en todos los bebedores empedernidos.
  • Usted no tiene que embriagarse para que se desarrolle la enfermedad.
  • Las mujeres pueden ser más susceptibles que los hombres.

Las personas que beben demasiado con mucha frecuencia no obtienen los suficientes nutrientes y alimentos saludables. La desnutrición puede empeorar la enfermedad hepática.

La hepatitis alcohólica aguda puede ser causada por el consumo desenfrenado de licor (cinco tragos para los hombres, cuatro tragos para las mujeres) y puede ser mortal.

Pruebas y exámenes

Algunos de los exámenes para descartar otras enfermedades son:

El tratamiento

La parte más importante del tratamiento es suspender el consumo de alcohol por completo. Si la cirrosis hepática no ha ocurrido todavía, el hígado puede sanar si usted deja de tomar alcohol.

Puede ser necesario un programa de rehabilitación o asesoramiento para romper con la adicción al alcohol. Las vitaminas, especialmente el complejo B y el ácido fólico, pueden ayudar a neutralizar la desnutrición.

Si se presenta cirrosis, será necesario manejar sus complicaciones. Usted puede necesitar un trasplante de hígado.

Ver también: neuropatía alcohólica

Grupos de apoyo

El estrés de la enfermedad a menudo puede aliviarse al vincularse a un grupo de apoyo, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

Ver:

El pronóstico

El consumo constante y excesivo de alcohol puede acortar su período de vida. El pronóstico probablemente será desalentador si usted sigue bebiendo.

Posibles complicaciones

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas de hepatopatía alcohólica.
  • Presenta síntomas después de beber mucho o por un período prolongado.
  • Está preocupado acerca del daño que le está causando la bebida a su salud.

Prevención

Hable de la ingesta de alcohol con el médico, quien le podrá aconsejar qué alcohol puede usted beber sin problema con su situación.

Temas relacionados sobre Enfermedad hepática alcohólica

Nombres alternativos

Hepatopatía alcohólica, Cirrosis o hepatitis alcohólica, Cirrosis de Laennec

Referencias

Carithers RL, McClain C. Alcoholic liver disease. En: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ. Feldman: Sleisinger & Fordtran’s Gastrointestinal y la enfermedad hepática. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 84.

Schuppan D, Afdhal NH. Liver cirrhosis. Lancet. 2008;371:838-851.

Contenido: 13 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: George F Longstreth, MD, Departamento de Gastroenterología, Kaiser Permanente Medical Care Program San Diego, California. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la política editorial, el proceso editorial y la póliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

El artículo de Enfermedad hepática alcohólica no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.