Perfil Genético Nutricional

Es un servicio de medicina preventiva y personalizada para el asesoramiento nutricional de acuerdo con nuestro perfil genético

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Parálisis periódica hipocaliémica

Parálisis periódica hipocaliémica es un trastorno hereditario que produce episodios ocasionales de debilidad muscular.

Éste es uno de un grupo de trastornos que incluyen parálisis periódica hipercaliémica y parálisis periódica tirotóxica.

Síntomas de Parálisis periódica hipocaliémica

Este trastorno involucra ataques intermitentes de debilidad muscular o pérdida del movimiento muscular (parálisis). Inicialmente hay fortaleza muscular normal entre dichos ataques.

Los ataques generalmente empiezan en la adolescencia, pero se pueden presentar antes de los 10 años de edad. Los ataques que no comienzan hasta la edad adulta son raros en personas con parálisis periódica hipocaliémica y generalmente son ocasionados por otros trastornos.

La frecuencia de los ataques varía. Algunas personas tienen ataques todos los días, mientras que otros los tienen una vez al año. Los episodios de debilidad muscular generalmente duran entre unas pocas horas y un día.

La debilidad o parálisis:

  • Con mayor frecuencia localizada en los hombros y las caderas
  • Puede comprometer también brazos, piernas, músculos de los ojos y los músculos que le ayudan a uno a respirar y deglutir
  • Se presenta intermitentemente
  • Se presenta con mayor frecuencia al despertar
  • Ocurre más comúnmente después de dormir o descansar
  • Es poco frecuente durante el ejercicio, pero se puede desencadenar por el descanso después de éste
  • Se puede desencadenar por comidas pesadas, con alto contenido de carbohidratos, de sal o por el consumo de alcohol
  • Generalmente duran de 3 a 24 horas
Otros síntomas pueden abarcar:
  • Miotonía del párpado (una afección en la cual después de abrir y cerrar los ojos, el paciente no puede abrirlos por un corto tiempo)
Nota: la capacidad de pensar del paciente continúa alerta durante los ataques.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La parálisis periódica hipocaliémica es una afección en la cual una persona tiene episodios de debilidad muscular y algunas veces de parálisis severa.

La parálisis periódica hipocaliémica es una afección congénita, lo que significa que está presente desde el nacimiento. En la mayoría de los casos, se transmite de padres a hijos (hereditaria) como un trastorno autosómico dominante. Eso significa que sólo uno de los padres necesita pasarle el gen relacionado con esta afección a su hijo para que éste resulte afectado.

Ocasionalmente, la afección puede ser el resultado de un problema genético que no es hereditario.

A diferencia de otras formas de parálisis periódica, las personas con este tipo tienen funcionamiento tiroideo normal y niveles sanguíneos muy bajos de potasio durante los episodios de debilidad. Esto resulta del paso del potasio de la sangre a las células musculares en una forma anormal.

Los riesgos incluyen el hecho de tener otros miembros de la familia con parálisis periódica. El riesgo es ligeramente más alto en hombres asiáticos que también presentan trastornos de tiroides.

Los trastornos que causan episodios intermitentes de parálisis como efecto primario son poco comunes. La parálisis periódica hipocaliémica se presenta en aproximadamente 1 de cada 100.000 personas.

Exámenes y pruebas

Un examen físico o chequeos médicos entre los ataques no muestra nada anómalo. Antes del ataque, puede presentarse rigidez o pesadez en las piernas.

Durante un ataque de debilidad muscular, el nivel de potasio en la sangre es bajo, lo cual confirma el diagnóstico. No se presenta ninguna disminución en el potasio corporal total y los niveles de potasio en la sangre son normales entre ataques.

Durante un ataque, se puede presentar disminución o ausencia de los reflejos y los músculos se ponen flácidos en lugar de rígidos. Los grupos musculares cercanos al cuerpo, como los hombros y caderas, se encuentran comprometidos con más frecuencia que los brazos y piernas.

  • Un ECG o un registro gráfico del corazón puede ser anormal durante los ataques.
  • Una EMG o un registro gráfico muscular generalmente es normal entre ataques y anormal durante estos.
  • Una biopsia muscular puede mostrar anomalías.

El tratamiento

La debilidad muscular que compromete a los músculos de la respiración o la deglución es una situación de emergencia. Durante los ataques, también se pueden presentar arritmias cardíacas peligrosas.

Los objetivos del tratamiento son el alivio de los síntomas y la prevención de futuros ataques.

El potasio que se suministra durante un ataque puede detenerlo. Es preferible suministrarlo por vía oral, pero si la debilidad es severa, se puede necesitar la administración de potasio por vía intravenosa. Nota: el potasio, especialmente el intravenoso, se debe suministrar con precaución, sobre todo en individuos con enfermedad renal.

El consumo de suplementos de potasio no prevendrá los ataques.

El hecho de evitar el alcohol y consumir una alimentación baja en carbohidratos puede ayudar.

Un medicamento llamado acetazolamida previene ataques en muchos casos. Si usted toma este medicamento, el médico puede sugerirle que también tome suplementos de potasio, ya que la acetazolamida puede hacer que el cuerpo pierda este elemento.

El triamtereno o la espironolactona pueden ayudar a prevenir los ataques en las personas que no reaccionan favorablemente a la acetazolamida.

Expectativas (pronóstico)

La parálisis periódica hipocaliémica responde bien al tratamiento, el cual puede prevenir, e incluso neutralizar, la debilidad muscular progresiva. Aunque la fuerza muscular inicialmente es normal entre ataques, los ataques repetitivos finalmente pueden causar empeoramiento y debilidad muscular permanente entre ellos.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si tiene debilidad muscular intermitente, en especial si hay un antecedente familiar de parálisis periódica.

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si se desmaya o tiene dificultad para respirar, hablar o deglutir, pues todos estos son síntomas de emergencia.

Prevención

La parálisis periódica hipocaliémica no se puede prevenir. Dado que esta enfermedad puede ser hereditaria, es posible recomendar asesoría genética para las parejas que presentan riesgo para el trastorno.

El tratamiento previene los ataques de debilidad. Antes de un ataque, puede haber rigidez o pesadez en las piernas. Realizar ejercicio leve cuando estos síntomas comienzan puede ayudar a prevenir un ataque completo.

Temas relacionados sobre Parálisis periódica hipocaliémica

Nombres alternativos

Parálisis hipocaliémica periódica

Referencias

Barohn RJ. Enfermedades musculares. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 447.

Contenido: 30 de noviembre de 2009

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Herbert Y. Lin, MD, PHD, Nefrólogo, Massachusetts General Hospital, Profesor Asociado de Medicina, Harvard Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Endocrinología

Consulta de Endocrinología

Precio de la consulta 50 €

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Parálisis periódica hipocaliémica no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de endocrino

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94