Ecografía muscular

La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Espondilitis anquilosante

Espondilitis anquilosante, espondilitis reumatoidea o espondiloartropatía es una enfermedad crónica que causa inflamación de las articulaciones entre las vértebras de la columna y las articulaciones entre la columna y la pelvis. Esta enfermedad finalmente hace que las vértebras afectadas se fusionen.

Ver también: artritis

Síntomas de la espondilitis anquilosante

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece.

  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo.
  • El dolor mejora particularmente con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.
Se puede perder movimiento o movilidad en la columna lumbar y es posible que usted no sea capaz de expandir completamente el tórax, debido al compromiso de las articulaciones intercostales.

La fatiga también es un síntoma común.

Otros síntomas menos comunes abarcan:

Causas de la espondilitis anquilosante

Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen jugar un papel.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero puede ocurrir antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres. Los factores de riesgo abarcan:

  • Antecedentes familiares de espondilitis anquilosante
  • Sexo masculino

Pruebas y exámenes de la espondilitis anquilosante

Los exámenes pueden ser:

El tratamiento de la espondilitis anquilosante

El médico especialista puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

También se puede prescribir terapia con corticosteroides o medicamentos que inhiben el sistema inmunitario. Los fármacos llamados inhibidores del FNT (etanercept, adalimumab, infliximab), que bloquean una proteína inflamatoria, han demostrado que mejoran los síntomas de la espondilitis anquilosante.

Algunos médicos utilizan fármacos que bloquean el crecimiento de las células (fármacos citotóxicos) en personas que no tienen una buena respuesta a los corticosteroides o que dependen de dosis altas de los mismos.

La cirugía se lleva a cabo si el dolor o daño de las articulaciones es severo.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la postura y la respiración. Asimismo, acostarse boca arriba en la noche puede ayudar a mantener la postura normal.

El pronóstico

El curso de la enfermedad es impredecible y los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento. La mayoría de los pacientes puede valerse por sí mismo, a no ser que las caderas estén seriamente comprometidas.

Posibles complicaciones

En raras ocasiones, las personas pueden tener problemas con la válvula aórtica del corazón (insuficiencia aórtica) y problemas del ritmo cardíaco.

Algunos pacientes pueden tener fibrosis pulmonar o enfermedad pulmonar restrictiva.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Tiene síntomas de espondilitis anquilosante.
  • Tiene espondilitis anquilosante y presenta nuevos síntomas durante el tratamiento.

Prevención de la espondilitis anquilosante

Se desconoce la manera de prevenirla, pero el conocimiento de los factores de riesgo puede facilitar su detección y tratamiento oportunos.

Temas relacionados sobre Espondilitis anquilosante

Nombres alternativos

Espondilitis reumatoidea, Espondilitis, Espondiloartropatía

Referencias

Goldman L, Ausiello DA. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007.

Sidiropoulos PI, Hatemi G, Song IH, et al. Evidence-based recommendations for the management of ankylosing spondylitis: systematic literature search of the 3E Initiative in Rheumatology involving a broad panel of experts y practising rheumatologists. Rheumatology (Oxford). 2008. 47(3):355-61.

Dagfinrud H, Kvien TK, Hagen KB. Physiotherapy interventions for ankylosing spondylitis. Cochrane Database, Syst Rev. 2008. (1):CD002822.

Contenido: 21 de junio de 2011

Versión del inglés revisada por: Neil J. Gonter, MD, Profesor Adjunto de Medicina, Columbia University, NY y private practice specializing in Rheumatology at Rheumatology Associates of North Jersey, Teaneck, NJ. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Traumatología

Consulta de Traumatología

Precio de la consulta 50 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Espondilitis anquilosante no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de traumatólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94