Perfiles Analíticos

Más del 70 por ciento de todas las decisiones de salud se basan en la información vital proporcionada por los análisis clínicos realizados en los laboratorios

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hipocaliemia

Ver prueba de laboratorio de Potasio en suero

Hipocaliemia, nivel bajo de potasio o potasio bajo en la sangre es una cantidad de potasio en la sangre por debajo de lo normal.

Síntomas de la hipocaliemia

Una pequeña disminución en el nivel de potasio normalmente no causa síntomas; sin embargo, una disminución grande en su nivel puede ser mortal.

Los síntomas de hipocaliemia abarcan:

  • Ritmos cardíacos anormales (disrritmias), sobre todo en las personas con enfermedad cardíaca.
  • Estreñimiento.
  • Fatiga.
  • Daño muscular (rabdomiólisis).
  • Espasmos o debilidad muscular.
  • Parálisis (que puede incluir los pulmones).

Causas de la hipocaliemia

El potasio, el cual se obtiene a través de los alimentos, es necesario para que las células, sobre todo las neuronas y células musculares, funcionen adecuadamente. Los riñones eliminan el exceso de potasio en la orina para mantener un equilibrio apropiado del mineral en el cuerpo.

La hipocaliemia es un trastorno metabólico que ocurre cuando el nivel de potasio en la sangre disminuye demasiado.

Las posibles causas de hipocaliemia abarcan:

  • Antibióticos (penicilina, nafcilina, carbenicilina, gentamicina, anfotericina B, foscarnet).
  • Diarrea (incluyendo el uso de demasiados laxantes que pueden causarla).
  • Enfermedades que afectan la capacidad del riñón para retener el potasio (síndrome de Liddle, síndrome de Cushing, hiperaldosteronismo, síndrome de Bartter, síndrome de Fanconi).
  • Diuréticos, que pueden causar micción excesiva.
  • Trastornos alimentarios (como la bulimia).
  • Consumir grandes cantidades de regaliz o usar productos como los tés herbales y tabacos de mascar que contienen regaliz hecho con ácido glicirretínico (esta sustancia ya no se emplea en el regaliz hecho en los Estados Unidos).
  • Deficiencia de magnesio.
  • Sudoración.
  • Vómitos.

Pruebas y exámenes

El médico tomará una muestra de sangre para verificar los niveles de potasio.

Otros exámenes podrían incluir:

El tratamiento de la hipocaliemia

La hipocaliemia leve se puede tratar tomando suplementos de potasio por vía oral. Es posible que las personas con casos más severos necesiten la administración de potasio a través de una vena (vía intravenosa).

Si la persona necesita tomar diuréticos, el médico puede cambiarla a una forma que conserva el potasio en el cuerpo (como el triamtereno, amilorida o espironolactona).

Un tipo de hipocaliemia que causa parálisis ocurre cuando hay demasiada hormona tiroidea en la sangre (parálisis periódica tirotóxica). El tratamiento disminuye el nivel de la hormona tiroidea y aumenta el nivel de potasio en la sangre.

El pronóstico

Tomar suplementos de potasio normalmente puede corregir el problema. En casos graves, sin el tratamiento apropiado, una fuerte caída en los niveles de potasio puede llevar a problemas serios en el ritmo cardíaco que pueden ser mortales.

Posibles complicaciones

En los casos severos, los pacientes pueden desarrollar parálisis potencialmente mortal. La hipocaliemia también puede llevar a que se presenten palpitaciones cardíacas irregulares y peligrosas. Con el tiempo, la falta de potasio puede llevar a daño renal (nefropatía hipocaliémica).

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si ha estado vomitando o ha tenido diarrea excesiva, o si está tomando diuréticos y tiene síntomas de hipocaliemia.

Prevención de la hipocaliemia

Consumir una dieta rica en potasio puede ayudar a prevenir la hipocaliemia. Los alimentos ricos en potasio abarcan:

  • Los aguacates
  • Los plátanos (bananos)
  • El salvado
  • Las zanahorias
  • Las brevas secas
  • El kiwi
  • Las judías o habas
  • La leche
  • Las melazas
  • Las naranjas
  • La mantequilla de maní
  • Los guisantes y frijoles
  • Las algas marinas
  • La espinaca
  • Los tomates
  • El germen de trigo

Temas relacionados sobre Hipocaliemia

Nombres alternativos

Nivel bajo de potasio, Potasio bajo en la sangre

Referencias

Mount DB, Zandi-Nejad K. Los trastornos del equilibrio de potasio. En: Brenner BM, ed. Brenner y Rector’s The Kidney. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 15.

Seifter JL. Potassium disorders. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 118.

Contenido: 29 de mayo de 2011

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Hipocaliemia no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94