Chequeos Médicos

Los chequeos médicos y pruebas diagnósticas regulares pueden ayudar a detectar problemas antes de que comiencen. También pueden ayudar a encontrar problemas temprano, cuando las posibilidades de tratamiento y curación son mejores.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Anemia aplásica secundaria

Anemia aplásica secundaria o anemia aplásica adquirida es una insuficiencia de la médula ósea para producir suficientes células sanguíneas y todos los tipos de estas células resultan afectados.

Síntomas de la anemia aplásica secundaria

Causas de la anemia aplásica secundaria

La anemia aplásica secundaria es causada por un daño a las células madre de la sangre. Las células madre normales de la sangre se dividen y se transforman en todos los tipos de células sanguíneas, principalmente glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Cuando las células madre de la sangre sufren daño, hay una reducción en todos los tipos de células sanguíneas.

Esta afección puede ser causada por:

Cuando se desconoce la causa, entonces se denomina anemia aplásica idiopática. Aproximadamente en la mitad de los casos, no se puede encontrar ninguna causa.

La enfermedad puede ser aguda o crónica.

Exámenes y pruebas de la anemia aplásica secundaria

Los signos abarcan:

Los exámenes pueden abarcar:

El tratamiento de la anemia aplásica secundaria

Es esencial averiguar si la anemia aplásica secundaria es causada por un medicamento o una exposición. En algunos casos, retirar la fuente de exposición puede llevar a la recuperación.

Los casos leves de anemia aplásica se pueden tratar con cuidados complementarios o pueden no requerir tratamiento. Las transfusiones de sangre y de plaquetas ayudarán a corregir los conteos sanguíneos anormales y aliviarán algunos síntomas en los casos moderados.

La anemia aplásica grave, que causa conteos muy bajos de células sanguíneas, es una afección potencialmente mortal. Los pacientes más jóvenes con un caso grave de la enfermedad necesitarán un trasplante de médula ósea. Los pacientes mayores o aquellos que no tienen un donante de médula ósea compatible se pueden tratar con medicamentos que inhiben el sistema inmunitario, como globulina antitimocítica (GAT), tracolimus o ciclosporina.

La globulina antitimocítica consiste en anticuerpos producidos en caballos o conejos contra un tipo de glóbulos blancos en humanos llamados células T y se utiliza para inhibir el sistema inmunitario del cuerpo. La GAT permite que la médula ósea comience a generar células sanguíneas de nuevo, porque se piensa que muchas causas de anemia aplásica se deben a que las propias células T del cuerpo atacan las células madre.

Asimismo, se pueden usar otros medicamentos para inhibir el sistema inmunitario, como ciclosporina, tracolimus y ciclofosfamida (Citoxan). Igualmente se han utilizado corticosteroides y andrógenos.

Expectativas (pronóstico)

La afección generalmente empeora a menos que se elimine la causa o se trate la enfermedad.

La anemia aplásica severa sin tratamiento por lo general empeora, llevando finalmente a la muerte. Las formas leves y moderadas de la enfermedad pueden ser más lentas.

El trasplante de médula ósea ha sido exitoso en pacientes jóvenes con una tasa de supervivencia a largo plazo de alrededor del 80%. Las personas mayores tienen una tasa de supervivencia del 40 al 70% después de un trasplante.

Complicaciones

  • Sangrado en el cerebro
  • Muerte causada por hemorragia, infecciones u otras complicaciones de un trasplante de médula ósea, rechazo de un injerto de médula ósea o reacciones graves a la globulina antitimocítica (GAT)
  • Infección

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene signos de infección como fiebre
  • Sangra sin razón
  • Siente cansancio extremo o falta de aliento al realizar una actividad

Prevención de la anemia aplásica secundaria

La anemia aplásica secundaria puede ser una consecuencia inevitable de tratamientos como quimioterapia. Evite toxinas, como el benceno y el arsénico, si es posible.

Temas relacionados sobre Anemia aplásica secundaria

Nombres alternativos

Anemia aplásica adquirida, Anemia aplásica de tipo secundario

Referencias

Castro-Malaspina H, O’Reilly RJ. La anemia aplásica y trastornos relacionados. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 171.

Young NS, Maciejewski JP. Anemia aplásica. En: Hoffman R, Benz EJ, Shattil SS, et al., eds. Hematología: Principios y Prácticas básicas. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 29.

Contenido: 31 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington Facultad de Medicina; y Yi-Bin Chen, MD, Leucemia / Hueso Transplante de Médula, Massachusetts General Hospital. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Anemia aplásica secundaria no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de médico internista

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94