Perfiles Analíticos

Más del 70 por ciento de todas las decisiones de salud se basan en la información vital proporcionada por los análisis clínicos realizados en los laboratorios

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Mielofibrosis

Ver prueba de laboratorio de Perfil de Salud

Mielofibrosis, mielofibrosis idiopática o metaplasia mieloide es un trastorno de la médula ósea en el cual la médula es reemplazada por tejido cicatricial (fibroso).

Síntomas de la mielofibrosis

Causas de la mielofibrosis

La médula ósea es el tejido suave y graso que se encuentra dentro de los huesos. Las células madre son células inmaduras en la médula ósea que dan origen a todas las células sanguíneas. La sangre se compone de:

  • Glóbulos rojos (los cuales llevan oxígeno a los tejidos)
  • Glóbulos blancos (que combaten las infecciones)
  • Plaquetas (que ayudan a que la sangre coagule)
La cicatrización de la médula ósea significa que la médula no es capaz de producir suficientes células sanguíneas. Se puede presentar anemia, problemas de sangrado y un riesgo más alto de infecciones.

Como resultado, el hígado y el bazo tratan de producir algunas de estas células sanguíneas. Esto provoca que estos órganos se inflamen, lo cual se denomina hematopoyesis extramedular.

La causa de la mielofibrosis se desconoce y no hay ningún factor de riesgo conocido. El trastorno por lo regular se desarrolla lentamente en personas mayores de 50 años.

Enfermedades como leucemia y linfoma también pueden causar cicatrización de la médula ósea y esto se denomina mielofibrosis secundaria.

Exámenes y pruebas de la mielofibrosis

El examen físico o chequeos médicos muestra una hinchazón del bazo y, en etapas posteriores de la enfermedad, puede presentarse también un agrandamiento del hígado.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Un análisis de la sangre muestra glóbulos rojos en forma de lágrimas. Se puede hacer una biopsia de médula ósea para descartar otras causas de los síntomas.

El tratamiento de la mielofibrosis

No existe tratamiento específico para la mielofibrosis. El tratamiento depende de los síntomas y del grado de los bajos conteos sanguíneos.

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y puede involucrar:

  • Transfusiones de sangre para corregir la anemia
  • Radioterapia y quimioterapia
  • Medicamentos llamados eritropoyetina recombinante o andrógenos para ayudar a estimular la producción de glóbulos rojos
  • Esplenectomía (extirpación del bazo) si la hinchazón ocasiona síntomas o para ayudar con la anemia
En personas jóvenes, los trasplantes de médula ósea o de células madre parecen mejorar el pronóstico y pueden curar la enfermedad.

Expectativas (pronóstico)

Este trastorno causa el empeoramiento lento de la insuficiencia de la médula ósea con anemia grave. El conteo bajo de plaquetas lleva a que se presente fácil sangrado. La hinchazón del bazo puede empeorar lentamente.

La sobrevida promedio de las personas con mielofibrosis primaria es de aproximadamente 5 años; sin embargo, algunas personas pueden sobrevivir por décadas.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico si se desarrollan síntomas de esta enfermedad. El sangrado incontrolable, la dificultad respiratoria o la ictericia que empeoran requieren atención urgente o de emergencia.

Prevención de la mielofibrosis

No hay una forma de prevención conocida.

Temas relacionados sobre Mielofibrosis

Nombres alternativos

Mielofibrosis primaria, Mielofibrosis idiopática, Metaplasia mieloide, Metaplasia mielocitoide agnógena, Mielofibrosis secundaria

Referencias

Tefferi A. Trastornos mieloproliferativos: trombocitemia esencial y mielofibrosis primaria. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 177.

Contenido: 6 de febrero de 2010

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; y Yi-Bin Chen, MD, Leucemia / Hueso Transplante de Médula, Massachusetts General Hospital. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Mielofibrosis no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94