Perfil Cardiovascular

El perfil cardivascular está específicamente diseñado para analizar los parámetros analíticos que intervienen en la determinación del riesgo cardiovascular de una persona

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Linfoma no Hodgkin

Linfoma no Hodgkin, linfoma linfocítico, linfoma histiocítico, linfoma linfoblástico o cáncer no Hodgkin es un cáncer del tejido linfoide, que abarca los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos del sistema inmunitario.

Síntomas del linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin puede causar diversos síntomas, los cuales dependen de qué área del cuerpo esté afectada por el cáncer y qué tan rápido esté creciendo éste.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Sudores fríos (empapar los tendidos de cama y el pijama aunque la temperatura ambiente no esté demasiado alta).
  • Fiebre y escalofríos intermitentes.
  • Picazón.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, las axilas, la ingle u otras áreas
  • Pérdida de peso.
Se puede presentar tos o dificultad para respirar si el cáncer afecta el timo o los ganglios linfáticos en el pecho, lo cual puede ejercer presión sobre la tráquea u otras vías respiratorias.

Algunos pacientes pueden presentar hinchazón o dolor abdominal, lo que puede llevar a inapetencia, estreñimiento, náuseas y vómitos.

Si el cáncer afecta las células en el cerebro, la persona puede presentar dolor de cabeza, problemas de concentración, cambios de personalidad o crisis epilépticas.

Causas del linfoma no Hodgkin

Los glóbulos blancos, llamados linfocitos, se encuentran en los tejidos linfáticos y ayudan a prevenir infecciones. La mayoría de los linfomas comienzan en un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos B o células B.

Para la mayoría de los pacientes, la causa de este cáncer se desconoce. Sin embargo, los linfomas se pueden desarrollar en personas con sistemas inmunitarios debilitados; por ejemplo, el riesgo de linfoma se incrementa después de un trasplante de órganos o en personas con infección por VIH.

Existen muchos tipos diferentes de linfomas no Hodgkin y se clasifican de acuerdo con la rapidez con que se propaga el cáncer.

  • El cáncer puede ser de grado bajo (crecimiento lento), grado intermedio o grado alto (crecimiento rápido). El tumor de Burkitt es un ejemplo de linfoma de grado alto. El linfoma folicular es un linfoma de grado bajo.
  • El cáncer se subclasifica además por la forma como lucen las células bajo el microscopio; por ejemplo, si hay ciertas proteínas o marcadores genéticos presentes.
De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Oncología (American Cancer Society), una persona tiene una probabilidad de 1 en 50 de desarrollar el linfoma no Hodgkin. La mayoría de las veces, este cáncer afecta a los adultos; sin embargo, los niños pueden padecer algunas formas de linfoma. Los grupos de alto riesgo abarcan aquellos que han recibido trasplante de órganos o que tienen un sistema inmunitario debilitado.

Este tipo de cáncer es ligeramente más común en hombres que en mujeres.

Pruebas y exámenes del linfoma no Hodgkin

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y revisará áreas del cuerpo con ganglios linfáticos para sentir si están inflamados.

La enfermedad se puede diagnosticar después de:

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:
  • Examen de sangre para revisar niveles de proteínas, funcionamiento del hígado, funcionamiento del riñón y nivel de ácido úrico.
  • Conteo sanguíneo completo (CSC).
  • Tomografías computarizadas del tórax, el abdomen y la pelvis.
  • Gammagrafía con galio.
  • TEP (tomografía por emisión de positrones).
Si los exámenes revelan que usted en realidad tiene cáncer, se harán exámenes adicionales para ver si éste se ha diseminado. Esto se denomina estadificación. La estadificación ayuda a guiar un futuro tratamiento y seguimiento y le da a usted alguna idea de lo que se debe esperar en el futuro.

El tratamiento del linfoma no Hodgkin

El tratamiento depende de:

  • El tipo de linfoma.
  • El estadio del cáncer apenas se diagnostica.
  • Su edad y salud general.
  • Síntomas como pérdida de peso, sudores fríos y fiebre.
La radioterapia se puede utilizar para la enfermedad que está confinada a un área corporal.

La quimioterapia es el principal tipo de tratamiento. Casi siempre, se utilizan múltiples fármacos diferentes y combinados.

A menudo, se utiliza otro fármaco llamado rituximab (Rituxan) para tratar el linfoma no Hodgkin de células B.

En algunos casos, se puede usar la radioinmunoterapia, lo cual implica unir una sustancia radiactiva a un anticuerpo que esté dirigido a las células cancerosas, e inyectar la sustancia dentro del cuerpo.

Las personas con linfoma que reaparece después del tratamiento o que no responde a éste pueden recibir quimioterapia en dosis altas seguida de un autotrasplante de médula ósea (usando células madre de uno mismo).

Los tratamientos adicionales dependen de otros síntomas y pueden incluir:

  • Transfusión de hemoderivados, como plaquetas o glóbulos rojos.
  • Antibióticos para combatir la infección, sobre todo si se presenta fiebre.

Grupos de apoyo

El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar al participar en un grupo de apoyo, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

Ver: grupos de apoyo para cáncer

Expectativas (pronóstico)

El linfoma no Hodgkin de bajo grado generalmente no se puede curar con quimioterapia sola. Sin embargo, la forma de bajo grado de este cáncer progresa lentamente y pueden pasar muchos años antes de que la enfermedad empeore o incluso requiera cualquier tratamiento.

La quimioterapia puede a menudo curar muchos tipos de linfoma de alto grado. Sin embargo, si el cáncer no responde a los fármacos quimioterapéuticos, la enfermedad puede causar la muerte rápidamente.

Posibles complicaciones

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si desarrolla síntomas de este trastorno.

Si usted tiene un linfoma no Hodgkin, llame al médico si experimenta fiebre persistente u otros signos de infección.

Temas relacionados sobre Linfoma no Hodgkin

Nombres alternativos

Linfoma linfocítico, Linfoma histiocítico, Linfoma linfoblástico, Cáncer no Hodgkin

Referencias

Bierman PJ, Harris N, Armitage JO. Non-Linfoma de Hodgkin. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Textbook of Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 196.

Wilson WH, Armitage JO. Non-Hodgkin’s Lymphoma. En: Abeloff MD, Armitage JO, Niederhuber JE, Kastan MB, McKenna WG, eds. Abeloff’s Oncología Clínica. 4th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 112.

National Comprehensive Cancer Network. National Comprehensive Cancer Network Clinical Practice Guidelines in Oncology: Non-Hodgkin’s Lymphomas. 2011. Version 1.2011.

Contenido: 28 de febrero de 2011

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Yi-Bin Chen, MD, Leucemia / Hueso Transplante de Médula, Massachusetts General Hospital. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Linfoma no Hodgkin no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94