Perfil Cardiovascular

El perfil cardivascular está específicamente diseñado para analizar los parámetros analíticos que intervienen en la determinación del riesgo cardiovascular de una persona

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena es una pérdida de la función cerebral provocada por coágulos de sangre que se forman en el corazón y viajan al cerebro.

Ver también: accidente cerebrovascular

Síntomas del accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Los síntomas de accidente cerebrovascular ocurren súbitamente y comprenden:

Otros síntomas pueden ser:

Causas del accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Un accidente cerebrovascular es una interrupción del flujo sanguíneo a cualquier parte del cerebro. Los accidentes cerebrovasculares secundarios a embolia cardiógena son causados por coágulos de sangre (émbolos) móviles que se desarrollan en el corazón, los cuales se desplazan a través del torrente sanguíneo y se atascan en las arterias pequeñas del cerebro.

Este tipo de accidente cerebrovascular clásicamente se presenta de manera súbita, con pérdida inmediata y severa de funciones cerebrales; no está asociado con el tipo de actividad y puede ocurrir en cualquier momento.

Con este trastorno, se ven con frecuencia arritmias cardíacas (como la fibrilación auricular) y, a menudo, son la causa del émbolo. Un másculo cardíaco que no está palpitando fuertemente o con regularidad puede causar estancamiento de la sangre en el área del corazón, lo que genera la formación de un coágulo, que puede desprenderse luego y viajar al cerebro.

Entre los riesgos para un accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena se encuentran los siguientes:

Exámenes y pruebas del accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Un examen físico o chequeos médicos puede mostrar lo siguiente:

El pulso puede ser irregular y cuando se escucha el corazón con un estetoscopio, se pueden percibir ruidos anormales. Es posible que se presenten hemorragias en astilla.

Los exámenes pueden ser los siguientes:

El tratamiento del accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Un accidente cerebrovascular es una afección grave. En todos los casos, cuanto antes se suministre el tratamiento, mejor será el resultado probable y más baja la posibilidad de una discapacidad permanente o de la muerte.

El tratamiento varía de acuerdo con la gravedad de los síntomas y para casi todos los accidentes cerebrovasculares, incluyendo las de este tipo, hay necesidad de hospitalización. La mayoría de los pacientes son ingresados a la unidad de cuidados intensivos para realizarles un control minucioso.

Se pueden utilizar medicamentos para disolver los coágulos (terapia trombolítica) y restaurar el flujo sanguíneo normal. Es imperativo que este medicamento se administre dentro de las 3 horas siguientes al comienzo de los síntomas, por lo que es importante acudir al hospital con rapidez. Igualmente, se pueden llevar a cabo otros procedimientos para ayudar a romper el coágulo, otra razón más por la que es importante buscar atención médica lo más pronto posible.

Si el tratamiento con la terapia trombolítica es efectivo, los síntomas pueden desaparecer por completo. Sin embargo, existen criterios estrictos con respecto a quien debe o no recibirla, ya que tiene también algunos riesgos de efectos secundarios significativos. Si el accidente cerebrovascular fue provocado por un sangrado en el cerebro, y no por un coágulo, este medicamento puede ser nocivo.

No hay una cura conocida para el accidente cerebrovascular si la persona no puede recibir la terapia trombolítica. Se puede necesitar fisioterapia dependiendo de los efectos del accidente cerebrovascular. El tratamiento también está orientado a la prevención de futuros accidentes.

El trastorno subyacente del corazón se debe tratar, lo cual puede incluir medicamentos para controlar el latido cardíaco.

Expectativas (pronóstico)

El accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad entre los adultos y la tercera causa importante de muerte en los Estados Unidos.

La recuperación de una persona depende de la gravedad del accidente cerebrovascular y de la prontitud con que se haya recibido el tratamiento.

Complicaciones

  • Problemas debido a la pérdida de la movilidad (contracturas articulares, úlceras de decúbito)
  • Pérdida permanente del movimiento o de la sensibilidad de una parte del cuerpo
  • Fracturas óseas
  • Espasticidad muscular
  • Pérdida permanente de las funciones cerebrales
  • Reducción de la comunicación o interacción social
  • Reducción de la capacidad para desempeñarse o cuidar de sí mismo
  • Muerte prematura
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Broncoaspiración de alimentos o líquidos (aspiración)
  • Desnutrición

Situaciones que requieren un especialista médico

Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica, por lo que se debe acudir inmediatamente a la sala de urgencias o llamar al número de emergencias local (el 112 en España) si se presentan signos de esta afección.

Prevención del accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Se deben tratar la fibrilación auricular u otras arritmias con el fin de prevenir la formación de coágulos. Igualmente, se debe tratar el AIT (accidente isquímico transitorio).

La terapia con aspirina (81 mg al día o 100 mg cada dos días) actualmente se recomienda para la prevención de accidente cerebrovascular en mujeres menores de 65 años, en tanto los beneficios superen los riesgos. Dicha terapia se debe considerar en mujeres de más de 65 años únicamente si su presión arterial está controlada y si el beneficio es mayor al riesgo de sangrado gastrointestinal y hemorragia cerebral.

Temas relacionados sobre Accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena

Nombres alternativos

Accidente cerebrovascular secundario a fibrilación auricular, Accidente cerebrovascular cardioembólico

Referencias

Mosca L, Banka CL, Benjamin EJ, et al. Directrices basadas en la evidencia para la Prevención de Enfermedades Cardiovasculares en Mujeres: 2007 Update. Circulation. 2007; Published online before print February 19, 2007.

Thom T, Haase N, Rosamond W, et al. Heart disease y stroke statistics–2006 update: a report from the American Heart Association Statistics Committee y Stroke Statistics Subcommittee. Circulation. 2006 Feb 14;113(6):e85-151. Epub 2006 Jan 11.

Ferro JM. Ictus cardioembólico: an update. Lancet Neurol. 2003 Mar;2(3):177-88.

Contenido: 20 de febrero de 2007

Versión del inglés revisada por: Actualizado por: A.D.A.M. Editorial Team: Greg Juhn, M.T.P.W., David R. Eltz, Kelli A. Stacy. Previamente revisado por Daniel Kantor, M.D., Director of the Comprehensive MS Center, Instituto de Neurociencias, Universidad de Florida Health Science Center, Jacksonville, FL. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. (August 2006) Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Accidente cerebrovascular secundario a embolia cardiógena no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94