Perfil Cardiovascular

El perfil cardivascular está específicamente diseñado para analizar los parámetros analíticos que intervienen en la determinación del riesgo cardiovascular de una persona

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

Accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis es la pérdida de las funciones neurológicas (ataque cerebral) que ocurre debido a la aterosclerosis.

Síntomas del accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

Causas del accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

El accidente cerebrovascular secundario a la aterosclerosis afecta aproximadamente a 2 de cada 1.000 personas o a cerca del 50% de todas las personas que sufren accidentes cerebrovasculares.

La aterosclerosis (“endurecimiento de las arterias“) ocurre cuando se acumulan sustancias grasas y pegajosas llamadas placa en el revestimiento interior de las arterias. La placa puede bloquear lentamente o estrechar una arteria o puede provocar un coágulo (trombo). Los coágulos pueden llevar a que se presente accidente cerebrovascular.

Los riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis son:

Exámenes y pruebas del accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

Los exámenes son los mismos que se realizan en caso de accidente cerebrovascular. Los análisis de sangre pueden mostrar niveles altos de colesterol.

Otros exámenes y procedimientos que se pueden llevar a cabo son:

El tratamiento del accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

Se debe ir a la sala de emergencias tan pronto como sea posible si la persona cree que sufrió o está sufriendo un accidente cerebrovascular, una afección aguda y seria que debe tratarse de inmediato. El factor más importante para el tratamiento efectivo de un accidente cerebrovascular es llegar al hospital lo más pronto posible desde el momento del comienzo de los síntomas.

El tratamiento más efectivo para un accidente cerebrovascular es el suministro de rtPA intravenoso, un medicamento que trabaja disolviendo el coágulo causante del problema. Si este medicamento se recibe dentro de las 3 primeras horas después del inicio de los primeros síntomas, puede ayudar a prevenir los problemas permanentes. Sin embargo, hay un riesgo de sangrado importante con este tratamiento por lo que no se puede utilizar en todos los casos.

Los pacientes que no pueden ser tratados con medicamentos destructores de coágulos reciben tratamiento de apoyo tales como medicamentos para controlar la presión arterial y el colesterol alto, líquidos y medicamentos para prevenir complicaciones tales como infecciones.

Es posible que los pacientes necesiten fisioterapia después de un accidente cerebrovascular y probablemente se recomienden cambios en la dieta.

Se puede necesitar una endarterectomía de carótida (extirpación de la placa de las arterias carótidas) en algunas personas para prevenir nuevos accidentes cerebrovasculares.

Expectativas (pronóstico)

Un 25% de las personas que sufre un accidente cerebrovascular recupera la mayoría o todas sus funciones. Sin embargo, un accidente cerebrovascular y sus complicaciones pueden causar la muerte.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Si los síntomas indican la presencia de un accidente cerebrovascular, la persona debe ir a la sala de emergencias o llamar al número de emergencia local (el 112 en España).

Prevención del accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

La prevención de un accidente cerebrovascular secundario a la aterosclerosis incluye el control de los factores de riesgo. La hipertensión, la diabetes, la cardiopatía y otros factores de riesgo se deben tratar apropiadamente.

Si la persona fuma, debe suspender el consumo de cigarrillo.

El tratamiento del AIT puede prevenir algunos accidentes cerebrovasculares.

La terapia con aspirina (81 mg al día o 100 mg cada dos días) actualmente se recomienda para la prevención de accidente cerebrovascular en mujeres menores de 65 años, en tanto los beneficios superen los riesgos. Dicha terapia se debe considerar en mujeres de más de 65 años únicamente si su presión arterial está controlada y si el beneficio es mayor al riesgo de sangrado gastrointestinal y hemorragia cerebral.

Temas relacionados sobre Accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis

Referencias

Mosca L, Banka CL, Benjamin EJ, et al. Directrices basadas en la evidencia para la Prevención de Enfermedades Cardiovasculares en Mujeres: 2007 Update. Circulation. 2007; Published online before print February 19, 2007.

Contenido: 20 de febrero de 2007

Versión del inglés revisada por: Actualizado por: A.D.A.M. Editorial Team: Greg Juhn, M.T.P.W., David R. Eltz, Kelli A. Stacy. Previamente revisado por Daniel Kantor, M.D., Director of the Comprehensive MS Center, Instituto de Neurociencias, Universidad de Florida Health Science Center, Jacksonville, FL. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. (April 2006) Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Accidente cerebrovascular secundario a aterosclerosis no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94