El impétigo es una enfermedad de la piel altamente contagiosa. Por lo general ocurre en la cara, el cuello y las manos de los niños pequeños y bebés. Los niños que usan pañales también tienden a conseguir que todo el área del pañal. El impétigo ocurre más raramente en los adultos, por lo general después de otra condición de la piel o una infección.

Impétigo

Impétigo es una infección cutánea común causado por las bacterias estreptococos o estafilococos.

Síntomas del impétigo

  • Una sola o posiblemente muchas ampollas llenas de pus, fáciles de reventar y que, al romperse, dejan una base en carne viva de color rojizo (en bebés)
  • Ampolla con picazón:
    • llena de un líquido color amarillo o miel
    • con supuración y formación de costra
  • Erupción que puede comenzar como un solo punto, pero si la persona se rasca, puede diseminarse a otras áreas.
  • Lesiones cutáneas en la cara, los labios, los brazos o las piernas que se propagan a otras áreas
  • Ganglios linfáticos inflamados cerca de la infección (linfadenopatía)
[/list]

Causas del impétigo

El impétigo es causado por las bacterias estreptococos o estafilococos. El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) se está convirtiendo en una causa común.

La piel normalmente contiene muchos tipos de bacterias, pero cuando está intacta es una barrera efectiva para evitar que éstas entren y se multipliquen en el organismo. Cuando hay una ruptura en la piel, las bacterias pueden ingresar al cuerpo y proliferar allí, causando inflamación e infección. Las rupturas en la piel pueden ocurrir por:

  • Mordeduras de animales
  • Mordeduras humanas
  • Lesión o traumatismo en la piel
  • Picaduras de insectos
El impétigo también se puede presentar en la piel donde no hay una ruptura visible.

El impétigo es más frecuente en niños, especialmente aquéllos en condiciones de vida insalubres.

El impétigo en los adultos, puede seguir a otros trastornos de la piel o a una infección de vías respiratorias altas reciente, como un resfriado u otro virus. Es similar a la celulitis, pero sólo compromete las capas superiores de la piel.

El impétigo es contagioso, lo cual significa que se puede propagar a otras personas. Usted puede contraer esta infección si el líquido que supura de las ampollas entra en contacto con un área abierta de su piel.

Exámenes y pruebas del impétigo

El diagnóstico se basa principalmente en la apariencia de la lesión cutánea.

En un cultivo de la piel o de la lesión proliferan por lo general las bacterias estreptococos o estafilococos. El cultivo puede ayudar a determinar si el SARM es la causa, porque se utilizan antibióticos específicos para tratar esta infección.

El tratamiento del impétigo

El objetivo es curar la infección y aliviar los síntomas.

Una infección leve se puede tratar con una crema antibacteriana recetada y los casos más graves pueden requerir antibióticos orales.

Para remover las costras y la secreción, lave (sin frotar) la piel varias veces al día preferiblemente con un jabón antibacteriano.

Expectativas (pronóstico)

Las úlceras del impétigo se curan lentamente y muy rara vez forman cicatriz. La tasa de curación es muy alta, pero con frecuencia esta afección reaparece en niños pequeños.

Complicaciones

  • Insuficiencia renal (glomerulonefritis posestreptocócica); rara
  • Múltiples parches de impétigo (en niños)
  • Daño permanente en la piel y cicatrización (extremadamente raro)
  • Diseminación de la infección a otras partes del cuerpo (común)

Situaciones que requieren un especialista médico

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de impétigo.

Prevención del impétigo

Prevenga la diseminación de la infección.

  • Si tiene impétigo, use siempre un paño y toalla de manos limpios cada vez.
  • No comparta toallas, prendas de vestir, máquinas de afeitar y otros productos de aseo personal con otros miembros de la familia.
  • Lávese las manos minuciosamente después de tocar las lesiones de la piel.
Una buena salud e higiene general ayudan a prevenir la infección. Limpie minuciosamente con agua y jabón las raspaduras y cortaduras menores. Igualmente, se puede usar un jabón antibacteriano suave.

El impétigo es contagioso, así que evite tocar lesiones que drenan o supuran.

Temas relacionados sobre Impétigo

Referencias

Habif TP. Bacterial infections. En: Habif TP, ed. Dermatología Clínica. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2009:chap 9.

Pasternack MS, Swartz MN. Cellulitis, necrotizing fasciitis, y subcutaneous tissue infections. En: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principios y Práctica de Enfermedades Infecciosas. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 90.

Contenido: 15 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Impétigo no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de dermatólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94