Open/Close Menu Clínica privada de especialidades médicas en Madrid
Clínica Privada

Chequeo Ginecológico

Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Preeclampsia

Preeclampsia, hipertensión inducida por el embarazo (HIE) o toxemia es una afección del embarazo en la cual se presentan hipertensión arterial y proteína en la orina después de la semana 20 (finales del segundo trimestre o tercer trimestre) de gestación.

Preeclampsia Mire éste video sobre: Preeclampsia

Síntomas de la preeclampsia

Con frecuencia, una mujer diagnosticada con preeclampsia no se siente enferma.

Los síntomas de preeclampsia pueden abarcar:

  • Hinchazón de manos y cara/ojos (edema)
  • Aumento de peso
    • más de 1 kg por semana
    • repentino en un período de 1 a 2 días
Nota: se considera normal que se presente algo de hinchazón en los pies y los tobillos con el embarazo.

Síntomas de preeclampsia más severa:

  • Dolores de cabeza que son sordos o pulsátiles y no desaparecen
  • Dolor abdominal que en su mayor parte se siente en el lado derecho, debajo de las costillas. El dolor también se puede sentir en el hombro derecho y se puede confundir con acidez gástrica, dolor en la vesícula biliar, un virus estomacal o el bebé pateando.
  • Agitación
  • Disminución del gasto urinario, no orinar con mucha frecuencia
  • Náuseas y vómitos (signo preocupante)
  • Cambios en la visión: pérdida temporal de la visión, sensaciones de luces centelleantes, auras, fotosensibilidad, manchas y visión borrosa

Causas de la preeclampsia

La causa exacta de la preeclampsia no se conoce. Las posibles causan abarcan:

La preeclampsia se presenta en un pequeño porcentaje de embarazos y los factores de riesgo abarcan:
  • Primer embarazo
  • Embarazos múltiples (gemelos o más)
  • Obesidad
  • Edad mayor a 35 años
  • Antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o enfermedad renal

Pruebas diagnósticas de la preeclampsia

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y solicitará pruebas de laboratorio. Los signos de preeclampsia abarcan:

  • Hipertensión arterial, por lo regular superior a 140/90 mm/Hg
  • Proteína en la orina (proteinuria)
El examen físico o chequeos médicos también puede revelar:
  • Hinchazón en manos y cara
  • Aumento de peso
Se harán análisis de sangre y orina. Los resultados anormales abarcan:
  • Proteína en la orina (proteinuria)
  • Enzimas hepáticas más altas de lo normal
  • Conteo de plaquetas inferior a 100,000 (trombocitopenia)
El médico también solicitará exámenes para ver cómo coagula la sangre y para supervisar la salud del bebé. Los exámenes para vigilar el bienestar del bebé abarcan ecografía del embarazo, cardiotocografía en reposo y un perfil biofísico. Los resultados de estos exámenes le ayudarán al médico a decidir si es necesario sacar al bebé inmediatamente.

Las mujeres que comenzaron su embarazo con una presión arterial muy baja, pero que tuvieron una elevación significativa en dicha presión arterial necesitan vigilancia cuidadosa en busca de otros signos de preeclampsia.

El tratamiento de la preeclampsia

Si el bebé está lo suficientemente desarrollado (por lo regular 37 semanas o después), es posible que el médico necesite sacarlo para que la preeclampsia no empeore. Usted puede recibir diferentes tratamientos para ayudar a inducir el parto o puede ser necesaria una cesárea.

Si el bebé no está totalmente desarrollado y usted tiene preeclampsia leve, la enfermedad con frecuencia puede manejarse en casa hasta que su bebé tenga una buena probabilidad de sobrevivir después del parto. El médico probablemente recomendará lo siguiente:

  • Descansar en cama en la casa, acostándose sobre el lado izquierdo la mayor parte o todo el tiempo
  • Tomar vasos de agua extra al día y consumir menos sal
  • Asistir a controles con el médico con más frecuencia para verificar que usted y su bebé estén evolucionando bien
  • Tomar medicamentos para bajar la presión arterial (en algunos casos)
Inmediatamente llame al médico si aumenta de peso o tiene nuevos síntomas.

En algunos casos, una mujer embarazada con preeclampsia es hospitalizada, de manera que el equipo médico pueda vigilar de cerca al bebé y a la madre.

El tratamiento puede involucrar:

  • Medicamentos administrados por vía intravenosa para controlar la presión arterial, al igual que prevenir convulsiones y otras complicaciones
  • Inyecciones de esteroides (después de 24 semanas) para ayudar a acelerar el desarrollo de los pulmones del bebé
Usted y su médico continuarán hablando sobre el momento más seguro para dar a luz al bebé, considerando:
  • Cuán cerca está usted de la fecha probable de parto. Cuanto más avanzada esté usted en el embarazo antes de dar a luz, mejor será para su bebé.
  • La gravedad. La preeclampsia tiene muchas complicaciones graves que pueden causarle daño a la madre.
  • Qué tan bien esté evolucionando el bebé en el útero.
Es necesario sacar al bebé si usted tiene signos de preeclampsia severa, lo cual incluye:
  • Exámenes (ecografía, perfil biofísico) que muestren que su bebé no está creciendo bien o no está recibiendo suficiente sangre y oxígeno
  • Se confirma que el número inferior de la presión arterial de la madre está por encima de 110 mmHg o es mayor a 100 mmHg de forma constante durante un período de más de 24 horas
  • Pruebas de la función hepática anormales
  • Dolores de cabeza intensos
  • Dolor en el área ventral (abdomen)
  • Eclampsia
  • Líquido en los pulmones de la madre (edema pulmonar)
  • Síndrome HELLP
  • Conteo plaquetario bajo (trombocitopenia)
  • Disminución en la función renal (cantidad baja de orina, gran cantidad de proteína en la orina, aumento en el nivel de creatinina en la sangre)

El pronóstico

Por lo regular, la hipertensión arterial, la proteína en la orina y otros efectos de la preeclampsia desaparecen por completo al cabo de 6 semanas después del parto. Sin embargo, algunas veces, la hipertensión arterial empeorará en los primeros días posteriores al parto.

Una mujer con antecedentes de preeclampsia está en riesgo de padecer la afección de nuevo en embarazos futuros. Con frecuencia, no es tan grave en embarazos posteriores.

Las mujeres que tienen problemas de hipertensión arterial durante más de un embarazo tienen un mayor riesgo de padecerla cuando envejezcan.

La muerte de la madre causada por preeclampsia es rara en los Estados Unidos. El riesgo de muerte del bebé depende de la gravedad de la preeclampsia y de qué tan prematuro nace el bebé.

Posibles complicaciones

La preeclampsia se puede convertir en eclampsia si la madre tiene convulsiones. Se pueden presentar complicaciones si el bebé nace prematuramente.

Puede haber otras complicaciones graves para la madre, incluyendo:

Sin embargo, estas complicaciones son inusuales.

La preeclampsia severa puede llevar a que se presente el síndrome HELLP.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si tiene síntomas de preeclampsia durante el embarazo.

Prevención de la preeclampsia

Aunque no hay una forma conocida de prevenir la preeclampsia, es importante que todas las mujeres embarazadas comiencen el cuidado prenatal de manera temprana y lo continúen durante el embarazo. Esto le permite al médico detectar y tratar afecciones como la preeclampsia con prontitud.

El cuidado prenatal apropiado es esencial. En cada chequeo del embarazo, el médico revisará su peso, presión arterial y orina (a través de un examen con tiras reactivas en orina) para evaluarla en busca de preeclampsia.

Como con cualquier embarazo, una buena alimentación prenatal llena de vitaminas, antioxidantes, minerales y los grupos básicos de alimentos es importante. Igualmente, es esencial disminuir los alimentos procesados, los azúcares refinados y suspender la cafeína, el alcohol y cualquier medicamento no recetado por un médico. Hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento, incluyendo preparaciones herbarias.

Temas relacionados sobre Preeclampsia

Nombres alternativos

Hipertensión inducida por el embarazo (HIE), Toxemia

Referencias

Sibai BM. Hypertension. En: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetricia – Normal y Problema embarazos. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2007:chap 33.

Cunnigham FG, Leveno KL, Bloom SL, et al. Los trastornos hipertensivos en el embarazo. En: Cunnigham FG, Leveno KL, Bloom SL, et al, eds. Williams Obstetricia. 22nd ed. New York, NY; McGraw-Hill; 2005:chap 34.

Contenido: 9 de febrero de 2009

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; y Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Preeclampsia no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de ginecólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94