Open/Close Menu Clínica privada de especialidades médicas en Madrid
Clínica Privada

Chequeo Ginecológico

Los reconocimientos médicos ginecológicos son las revisiones periódicas que se ha de someter la mujer con objeto de descartar una posible patología oculta que afecte a su aparato genital. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Miomas uterinos

Miomas uterinos, fibroides, fibromioma, leiomioma o mioma son tumores no cancerosos (benignos) que se desarrollan en el útero (matriz), un órgano reproductor femenino.

Causas de los miomas uterinos

Los miomas uterinos son el tumor pélvico más común. Una de cada 5 mujeres puede tener miomas en sus años de fertilidad (el tiempo después de comenzar la menstruación por primera vez y antes de la menopausia).

Los miomas generalmente afectan a las mujeres después de más de 30 años de edad, ocurren poco en mujeres menores de 20 años y a menudo se encogen y no causan síntomas en las que han llegado a la menopausia. Son más comunes en mujeres de raza negra que en mujeres de raza blanca.

Se desconoce la causa de los miomas en el útero. Sin embargo, el crecimiento de los miomas uterinos parece depender de la hormona estrógeno. En tanto una mujer con miomas esté menstruando, éstos probablemente seguirán creciendo, por lo general de manera lenta.

Los miomas uterinos pueden ser tan diminutos que puede ser necesario un microscopio para verlos. Sin embargo, también pueden crecer hasta un gran tamaño, pueden llenar todo el útero y pesar varios kilos. Aunque es posible que sólo se desarrolle un mioma uterino, generalmente hay más de uno.

Los miomas a menudo se describen por su localización en el útero:

  • Miometriales: en la pared muscular del útero
  • Submucosos: justo bajo la superficie del revestimiento uterino
  • Subserosos: justo bajo la cubierta externa del útero
  • Pediculados: se presentan en un tallo o pedúnculo largo en la parte externa del útero o dentro de la cavidad del útero

Síntomas de los miomas uterinos

Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Llenura abdominal, gases o estreñimiento
  • Sangrado entre períodos
  • Aumento de la polaquiuria
  • Sangrado menstrual abundante (menorragia), a veces con el paso de coágulos de sangre
  • Períodos menstruales que pueden durar más de lo normal
  • Calambres pélvicos o dolor con los períodos
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen
  • Dolor durante la relación sexual
Nota: a menudo no hay ningún síntoma.

Pruebas diagnósticas para los miomas uterinos

Un examen pélvico muestra un útero agrandado, de contorno irregular y con un aspecto tumoral. Este diagnóstico con frecuencia es confiable. En algunos casos, es difícil diagnosticar los miomas, especialmente en mujeres obesas. Los miomas uterinos se han confundido con:

  • Embarazo
  • Tumores ováricos
  • Inflamación de las trompas de Falopio
  • Adenomiosis uterina (una afección en la cual el revestimiento uterino se transforma en la pared muscular del útero)
Se puede realizar una ecografía transvaginal o una ecografía pélvica para confirmar el diagnóstico de miomas. Algunas veces, se utiliza una resonancia magnética de la pelvis para confirmar el diagnóstico.

Es posible que sea necesario realizar una biopsia endometrial (biopsia del revestimiento del útero) o una laparoscopia para descartar cáncer.

El tratamiento de los miomas uterinos

El tratamiento depende de diversos factores, como:

  • Edad
  • Salud general
  • Gravedad de los síntomas
  • Tipo de miomas
  • Si usted está en embarazo
  • Si desea tener hijos en el futuro
Algunas mujeres simplemente pueden necesitar exámenes pélvicos o ecografías de vez en cuando para vigilar el crecimiento del mioma.

El tratamiento para los síntomas de los miomas puede abarcar:

  • Pastillas anticonceptivas (anticonceptivos orales) para ayudar a controlar los períodos menstruales abundantes
  • Dispositivos intrauterinos (DIU) que liberen la hormona progestágeno para ayudar a reducir el sangrado abundante y el dolor
  • Suplementos de hierro para prevenir o tratar la anemia debido a los períodos abundantes
  • Antinflamatorios no esteroides (AINES), como el ibuprofeno o el naprosín, para cólicos o dolor
Se puede emplear la hormonoterapia (agonistas de hormona liberadora de gonadotropina [GnRH, por sus siglas en inglés] o inyecciones de Depo Leuprolide) para ayudar a reducir el tamaño de los miomas. Esta terapia se utiliza durante un período de tiempo corto, ya sea antes de la cirugía para extirpar un mioma o cuando una mujer está esperando llegar a la menopausia pronto. Los efectos secundarios abarcan sofocos y resequedad vaginal.

La cirugía y los procedimientos empleados para tratar los miomas abarcan:

  • Extirpación histeroscópica de los miomas: este procedimiento ambulatorio puede ser necesario para mujeres con miomas que crecen dentro de la cavidad uterina. En este procedimiento, se introduce una pequeña cámara e instrumentos a través del cuello uterino dentro del útero para retirar los miomas.
  • Embolización de las arterias uterinas: este procedimiento detiene el riego sanguíneo al mioma, haciendo que muera y se encoja. Las mujeres que posiblemente deseen quedar en embarazo en el futuro deben discutir este procedimiento con su médico.
  • Miomectomía: con esta cirugía se extirpan los miomas y, generalmente, es el procedimiento elegido para las mujeres que desean tener hijos, ya que por lo general se puede preservar la capacidad de procrear. Se pueden desarrollar más miomas después de la miomectomía.
  • Histerectomía: esta cirugía traumática puede ser una opción si los medicamentos no funcionan y otras cirugías y procedimientos no son una opción.

Grupos de apoyo

National Uterine Fibroid Foundation – www.nuff.org

El pronóstico

Algunas mujeres con miomas no tienen ningún síntoma y es posible que no necesiten tratamiento.

Durante un embarazo, los miomas existentes pueden crecer debido al incremento del flujo sanguíneo y de los niveles de estrógeno, pero generalmente vuelven a su tamaño original después del nacimiento del bebé.

Posibles complicaciones

Los miomas pueden causar complicaciones en el embarazo, aunque se cree que el riesgo es pequeño:

  • La mayoría de las mujeres puede llevar el embarazo a término, pero algunas de ellas terminan dando a luz en forma prematura, debido a que no hay espacio suficiente en el útero.
  • Algunas mujeres embarazadas que presentan miomas pueden necesitar una cesárea dado que estos miomas pueden bloquear ocasionalmente la vía del parto o hacer que el bebé quede mal posicionado.
  • Algunas mujeres embarazadas que presentan miomas tienen sangrado abundante inmediatamente después de dar a luz.
Otras complicaciones de los miomas abarcan:
  • Dolor intenso o sangrado excesivamente abundante que puede requerir una cirugía urgente.
  • Un mioma pediculado que puede resultar retorcido y causar un ensortijamiento en los vasos sanguíneos que irrigan el tumor (este tipo de mioma puede necesitar cirugía).
  • Anemia (que puede ser severa si el sangrado es muy abundante)
  • Infecciones urinarias si la presión del mioma impide que la vejiga se vacíe por completo.
  • Cambios cancerosos, llamados leiomiosarcoma (en raras ocasiones)
  • Infertilidad (rara vez)

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Se presentan cambios graduales en su patrón menstrual, como flujo más abundante, aumento de los cólicos o sangrado entre períodos.
  • Se presenta llenura o pesadez en la parte inferior del abdomen.

Temas relacionados sobre Miomas uterinos

Nombres alternativos

Fibroides, Fibromioma, Leiomioma, Mioma

Referencias

Katz VL. Lesiones ginecológicas benignas: Vulva, la vagina, el cuello uterino, el útero, oviducto, ovario. En: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Integral de Ginecología. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 18.

Viswanathan M, Hartmann K, et al. Management of uterine fibroids: an update of the evidence. Evid Rep Technol Assess. 2007;154:1-122.

fibroids: review of treatment of uterine fibroids. JAMA. 2009;301:82-93.

Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. ACOG practice bulletin. Alternatives to hysterectomy in the management of leiomyomas. Obstet Gynecol. 2008;112:387-400.

Contenido: 11 de enero de 2011

Versión del inglés revisada por: A.D.A.M. Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, y David R. Eltz. Previamente revisado por Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina (2/9/2009). Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Miomas uterinos no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de ginecólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94