Chequeo Oftalmológico

Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Espasmos por llanto

Espasmos por llanto es una pausa involuntaria en la respiración, algunas veces acompañada de pérdida del conocimiento, que generalmente ocurre en respuesta a una situación de enfado o de sorpresa.

Síntomas del espasmos por llanto

  • Coloración azulosa de la piel causada por la falta de oxígeno (cianosis) o pérdida del color de la piel (palidez)
  • Llanto y luego suspensión de la respiración (apnea)
  • Pérdida momentánea del conocimiento o desmayo
  • Movimiento corto similar al de una convulsión (1 a 2 movimientos espasmódicos)
Después de asustarse o enfadarse, el niño puede quedar sin aliento durante un momento, luego exhalar y dejar de respirar. Luego, rápidamente se torna azul (cianótico) y puede tener muchos movimientos espasmódicos parecidos a una crisis epiléptica leve.

El episodio termina con un período breve de pérdida del conocimiento, en el cual se recupera la respiración normal. El color del niño mejora con la primera respiración y el episodio termina. El niño puede repetir este comportamiento varias veces al día o hacerlo sólo en raras ocasiones.

La contención de la respiración puede ser una experiencia alarmante para los padres, quienes pueden pensar que se trata de una crisis epiléptica o incluso un paro cardíaco. Después de que el médico le haya diagnosticado al niño los espasmos por llanto, los padres pueden simplemente esperar a que el episodio termine de manera natural.

Causas del espasmos por llanto

La contención de la respiración se ve en algunos niños normales a los dos meses de vida, pero puede empezar incluso hasta los dos años de edad. Un pequeño número de niños presenta episodios o crisis graves. Por lo general, los episodios cesan cuando el niño llega a la edad de 6 a 8.

Los espasmos por llanto parecen ser una respuesta al miedo, a una confrontación, a un evento traumático (dolor, por ejemplo) o al hecho de ser asustado. La reacción súbita puede hacer que el sistema nervioso disminuya la frecuencia cardíaca o la respiración temporalmente, causando la contención de la respiración y los cambios de color.

Aunque a menudo ocurren con las pataletas, no se cree que los espasmos por llanto sean un acto intencional de rebeldía.

Los espasmos por llanto se pueden dar en familias. Si los padres de un niño tuvieron episodios similares en la infancia, el niño tiene mayor probabilidad de sufrirlos. También se pueden presentar con trastornos genéticos, como el síndrome de Riley-Day y el síndrome de Rett. Los niños con anemia ferropénica también pueden tener aumento de los episodios de contención de la respiración.

Pruebas diagnósticas del espasmos por llanto

El médico elaborará la historia clínica y llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos completo para descartar una causa física de esta afección. Se puede llevar a cabo un análisis de sangre, debido a una asociación conocida con una deficiencia de hierro.

Algunas veces, a los pacientes se les realiza un examen cardíaco (como un ECG) para garantizar que el corazón no esté comprometido en los episodios. En ocasiones, se puede hacer un EEG, en especial cuando es difícil diferenciar los movimientos similares a una crisis epiléptica (convulsión) del espasmo del llanto de los de una crisis epiléptica real.

Tratamiento del espasmos por llanto

Generalmente, no es necesario ningún tratamiento. Los niños afectados con los espasmos por llanto no presentan epilepsia ni daño cerebral.

El hecho de evitar situaciones que provoquen rabietas puede ayudar a reducir el número de crisis que el niño experimente. Asimismo, colocar una tela fría en la frente del niño durante la crisis puede acortar el episodio.

Los espasmos por llanto que no llevan al niño a quedar inconsciente es mejor ignorarlos, en la misma forma que se ignoran las rabietas. Ver también: rabietas para mayor información respecto a cómo reaccionar frente a los espasmos por llanto.

Si su hijo padece anemia ferropénica, se debe empezar el tratamiento de reposición del hierro.

Cuando se presente una crisis, es bueno asegurarse de que su hijo esté en un lugar seguro donde no se vaya a herir durante una caída o una convulsión breve. Después de la crisis, trate de calmarse y evite prestarle demasiada atención al niño, debido a que esto puede reforzar los comportamientos que llevan a los espasmos por llanto.

El pronóstico

Los niños afectados superan estos espasmos por llanto con el tiempo hacia la edad de 4 a 8 años. Incluso los niños que tienen una crisis epiléptica (convulsión) después de perder el conocimiento no parecen tener un aumento del riesgo de padecer trastornos convulsivos.

Posibles complicaciones

El mayor riesgo es una lesión, especialmente un traumatismo craneal, debido a una caída durante un episodio o crisis.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si su hijo exhibe comportamientos de contención de la respiración o espasmos por llanto, en especial si este comportamiento es nuevo para él o si el niño hace esto con frecuencia.

Si su hijo deja de respirar o tiene convulsiones más de un minuto, llame al 112 (en España) o al número local de emergencias para solicitar ayuda inmediata.

Prevención del espasmos por llanto

No se dispone de medidas preventivas específicas. Si usted sabe que su hijo es propenso a los espasmos por llanto, podría tratar de distraerlo antes de que el comportamiento alcance el punto que clásicamente provoca un episodio o crisis.

Temas relacionados sobre Espasmos por llanto

Referencias

Dalton R, Boris NW. Trastornos del comportamiento perturbador. En: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson de libros de texto de Pediatría. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 28.

Contenido: 1 de diciembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Profesor Adjunto de Pediatría Clinica, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Espasmos por llanto no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de pediatra

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94