Chequeo Oftalmológico

Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Retinopatía hipertensiva

Retinopatía hipertensiva es un daño a la retina a raíz de hipertensión arterial. La retina es la capa de tejido en la parte posterior del ojo que transforma la luz y las imágenes que ingresan al ojo en señales nerviosas que se envían al cerebro.

Ver también: retinopatía diabética

Síntomas de la retinopatía hipertensiva

La mayoría de las personas con retinopatía hipertensiva no tienen síntomas hasta cuando la enfermedad está avanzada.

La hipertensión maligna puede causar los siguientes síntomas súbitos y debe considerarse una urgencia médica:

Causas de la retinopatía hipertensiva

La hipertensión arterial puede provocar daño a los vasos sanguíneos en la retina. Cuanto más alta sea la presión arterial y mayor sea el tiempo que ésta haya estado elevada, más probable será que el daño sea grave.

Cuando usted tiene diabetes, niveles de colesterol alto o fuma, presenta un riesgo más alto de daño y pérdida de la visión.

En muy pocas ocasiones, se desarrolla una afección llamada hipertensión maligna. Las lecturas de presión arterial repentinamente se tornan muy altas. Algunas veces, la elevación súbita en la presión arterial puede causar cambios más graves en el ojo.

Igualmente es más probable que ocurran otros problemas con la retina, como:

Pruebas diagnósticas de la retinopatía hipertensiva

Usando un instrumento llamado un oftalmoscopio, el médico puede ver el estrechamiento de los vasos sanguíneos y signos de que el líquido se ha filtrado desde éstos.

El grado de daño a la retina (retinopatía) se clasifica en una escala de 1 a 4:

  • En el grado 1, es posible que usted no tenga síntomas.
  • Entre los grados 1 y 4, hay muchos cambios en los vasos sanguíneos, áreas dónde los vasos sanguíneos se han filtrado, y otras partes de la retina.
  • La retinopatía hipertensiva grado 4 abarca hinchazón del nervio óptico y del centro visual de la retina (mácula). Esta hinchazón puede causar disminución de la visión.
La angiografía con fluoresceína se puede emplear para examinar los vasos sanguíneos.

El tratamiento de la retinopatía hipertensiva

El único tratamiento para la retinopatía hipertensiva es el control de la presión arterial alta (hipertensión).

Ver también: hipertensión maligna para el tratamiento de este trastorno.

Expectativas (pronóstico)

Los pacientes con el grado 4 (retinopatía hipertensiva severa) con frecuencia padecen también complicaciones cardíacas y renales de hipertensión arterial. Igualmente están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular.

La retina por lo regular se recuperará si se controla la presión arterial; sin embargo, algunos pacientes con retinopatía hipertensiva grado 4 tendrán daño permanente del nervio óptico o la mácula.

Complicaciones

  • Complicaciones asociadas con la hipertensión arterial
  • Daño irreversible al nervio óptico o a la mácula, ocasionando problemas de visión

Situaciones que requieren un especialista médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (112 en España) si tiene hipertensión arterial y se presentan cambios en la visión o dolores de cabeza.

Prevención de la retinopatía hipertensiva

El control de la hipertensión arterial previene cambios en los vasos sanguíneos del ojo, al igual que en otros órganos como el corazón, los riñones y el cerebro.

Temas relacionados sobre Retinopatía hipertensiva

Referencias

Kovach JL, Schwartz SG, Schneider S, Rosen RB. La hipertensión arterial sistémica en el ojo. En: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Oftalmología. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins;2009:chap 13.

Klig JE. Complicaciones oftalmológicas de la enfermedad sistémica. Emerg Med Clin North Am. 2008;26(1):217-231.

Rogers AH. Retinopatía hipertensiva. En: Yanoff M, Duker JS, eds. Oftalmología. 3rd ed. St. Louis Mo: Mosby Elsevier;2008:chap 6.15.

Contenido: 31 de agosto de 2010

Versión del inglés revisada por: Franklin W. Lusby, MD, Oftalmólogo, Lusby Vision Instituto, La Jolla, California. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Oftalmología

Consulta de Oftalmología

Precio de la consulta 50 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Retinopatía hipertensiva no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de oftalmólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94