Chequeo Otorrinolaringológico

Nuestros otorrinos ofrecen diagnóstico y tratamiento de todas las enfermedades, trastornos y afecciones relacionadas con los oídos, nariz y garganta. Precio del chequeo 100 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Hipoacusia y la edad

Hipoacusia y la edad, pérdida auditiva relacionada con la edad o presbiacusia es la pérdida lenta de la audición que se presenta a medida que las personas envejecen.

Síntomas de la hipoacusia y la edad

La pérdida auditiva ocurre lentamente con el tiempo. Es muy difícil oír sonidos de alta frecuencia, como alguien hablando. A medida que la audición empeora, puede volverse difícil oír sonidos de tono más bajo.

Los síntomas abarcan:

  • Ciertos sonidos parecen demasiado fuertes
  • Dificultad para oír cosas en áreas ruidosas
  • Los sonidos de tono alto como “s” o “th” son difíciles de distinguir entre sí
  • Las voces de hombres son más fáciles de oír que las de las mujeres
  • Las voces de otras personas suenan refunfuñonas o enredadas
  • Zumbido en los oídos
Los síntomas de presbiacusia pueden parecerse a otras afecciones o problemas médicos. Hable con el médico si tiene cualquiera de estos síntomas.

Causas de la hipoacusia y la edad

Los diminutos vellos dentro del oído ayudan a que uno oiga. Ellos recogen las ondas sonoras y las convierten en señales nerviosas que el cerebro interpreta como sonido. La hipoacusia ocurre cuando estos vellos diminutos dentro del oído se dañan o mueren. Las células pilosas no crecen de nuevo, de manera que la mayor parte de la pérdida auditiva es permanente.

No hay ninguna causa única conocida para la hipoacusia relacionada con la edad. Con mucha frecuencia, es causada por cambios en el oído interno que ocurren a medida que uno envejece. Sin embargo, los genes y ruidos fuertes (como de conciertos de rock o auriculares de música) pueden jugar un papel importante.

Los siguientes factores contribuyen a la hipoacusia relacionada con la edad:

  • Antecedentes familiares (la hipoacusia relacionada con la edad tiende a ser un mal de familia).
  • Exposición repetitiva a ruidos fuertes.
  • Tabaquismo (los fumadores tienen mayor probabilidad de tener tal pérdida auditiva que los no fumadores).
  • Ciertas afecciones médicas y medicamentos también contribuyen a la hipoacusia relacionada con la edad. Aproximadamente la mitad de todas las personas de más de 75 años de edad tienen algún grado hipoacusia relacionada con la edad.

Exámenes y pruebas de la hipoacusia y la edad

Se lleva a cabo un examen físico o chequeos médicos completo para descartar afecciones que pueden causar hipoacusia. El médico usará un instrumento llamado otoscopio para observar dentro de los oídos. Algunas veces, la cera puede bloquear los conductos auditivos externos y causar hipoacusia.

A usted lo pueden remitir a un otorrinolaringólogo y un especialista en el oído (audiólogo). Las audiometrías pueden ayudar a determinar el grado de hipoacusia.

El tratamiento de la hipoacusia y la edad

No existe cura conocida para la hipoacusia relacionada con la edad y el tratamiento se concentra en mejorar el desempeño diario. Lo siguiente puede ayudar:

  • Audífonos
  • Amplificadores telefónicos y otros dispositivos de ayuda
  • Lenguaje de señas (para aquellos con hipoacusia severa)
  • Lectura del lenguaje (como lectura de los labios y el uso de señas visuales puede ayudar a la comunicación)
Se puede recomendar un implante coclear para ciertas personas con hipoacusia muy severa. Esto se hace por medio de una cirugía. El implante hace que los sonidos parezcan más fuertes, pero no restablece la capacidad auditiva normal.

Expectativas (pronóstico)

La hipoacusia relacionada con la edad es progresiva, lo cual significa que empeora lentamente. La pérdida auditiva es permanente.

Complicaciones

La hipoacusia puede ocasionar tanto problemas físicos (no escuchar una alarma de incendio) como psicológicos (aislamiento social).

Puede conducir a la sordera.

Situaciones que requieren un especialista médico

La hipoacusia debe evaluarse lo más pronto posible para descartar causas potencialmente reversibles como demasiada cera en el oído o efectos secundarios de medicamentos. También sirve tener una audiometría de referencia de manera que el médico pueda notar cualquier cambio que ocurra en el futuro.

Consulte con el médico inmediatamente si tiene un cambio súbito en su audición o hipoacusia con otros síntomas como dolor de cabeza, cambios en la visión o vértigo.

Temas relacionados sobre Hipoacusia y la edad

Nombres alternativos

Pérdida auditiva relacionada con la edad, Presbiacusia

Referencias

Contenido: 13 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: Michael Langan, M.D. Department of Geriatrics, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Otorrinolaringología

Consulta de Otorrinolaringología

Precio de la consulta 50 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Hipoacusia y la edad no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de otorrino

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94