Chequeo Urológico

Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Lesión traumática de vejiga y uretra

Lesión traumática de vejiga y uretra, lesión de la vejiga y la uretra, hematoma vesical, lesión uretral, lesión vesical, fractura pélvica, ruptura uretral o fractura de la pelvis consiste en un daño provocado por una fuerza externa.

Síntomas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Los síntomas de emergencia que indican shock o hemorragia son:
[/list] Nota: los síntomas se presentan después de una lesión.

Se puede presentar cicatrización (estenosis) u obstrucción de la vejiga o la uretra a raíz de la inflamación.

Si se presenta retención de orina, existe un mayor riesgo de sufrir infecciones urinarias.

Causas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Las lesiones de la vejiga se pueden dividir en:

  • Traumatismo contundente (como un golpe al cuerpo)
  • Heridas penetrantes (como las heridas de bala o de puñal)
La naturaleza de la lesión de la vejiga depende del estado de llenura de ésta en el momento de la lesión y lo que causó dicha lesión.

La lesión traumática de la vejiga no es común y sólo alrededor del 8 al 10% de las fracturas pélvicas están asociadas con lesión a este órgano. Dado que la vejiga está localizada dentro de las estructuras óseas de la pelvis, está protegida de la mayoría de las fuerzas externas. La lesión puede ocurrir cuando hay un golpe en la pelvis tan severo que rompe los huesos y hace que sus fragmentos penetren en la pared vesical.

Otras causas de la lesión de la vejiga o la uretra abarcan:

  • Cirugías de la pelvis o la ingle, incluyendo reparación de hernia e histerectomía abdominal.
  • Cortaduras, rupturas, hematomas y otras lesiones en la uretra (el conducto que lleva la orina fuera del cuerpo), más frecuente en los hombres.
  • Lesiones por posición a horcajadas (accidentes por fuerza directa que lesionan el área del escroto entre las piernas de un hombre)
  • Lesión por desaceleración (por ejemplo, un accidente automovilístico que ocurre con una vejiga llena mientras se está usando el cinturón de seguridad)
La lesión a la vejiga o a la uretra puede producir escape o fuga de orina al abdomen, lo que lleva a una infección (peritonitis). Este tipo de lesión es más común si la vejiga está llena.

Pruebas diagnósticas de la lesión traumática de vejiga y uretra

Una evaluación de los genitales puede revelar una lesión en la uretra. Si el médico sospecha una lesión, se debe efectuar una radiografía de la uretra usando un colorante (uretrografía retrógrada) que muestre la estructura de las vías urinarias bajas.

El examen también puede mostrar:

  • Lesión vesical o vejiga hinchada (distendida).
  • Si el revestimiento vesical se ha alterado, se puede presentar escape de orina desde allí hacia la cavidad abdominal.
  • Otros signos de lesión pélvica, como hematomas sobre el pene, el escroto y el perineo.
  • Signos de hemorragia o shock, incluyendo disminución de la presión arterial, especialmente en los casos de fractura de la pelvis.
  • Sensibilidad y llenura vesical al tacto (causadas por la retención de orina)
  • Huesos pélvicos inestables y sensibles
Se puede introducir un catéter (una sonda que drena orina del cuerpo) una vez que se haya descartado una lesión. Luego se puede tomar una radiografía de la vejiga usando un colorante para resaltar cualquier daño.

El tratamiento de la lesión traumática de vejiga y uretra

Los objetivos del tratamiento son:

  • Controlar los síntomas
  • Reparar la lesión
  • Prevenir las complicaciones
El tratamiento de emergencia del sangrado o shock puede incluir:
  • Transfusiones de sangre
  • Administración de líquidos por vía intravenosa
  • Vigilancia en el hospital
El tratamiento de la peritonitis (inflamación de la cavidad abdominal) puede incluir una cirugía de emergencia para reparar la lesión y drenar la orina desde dicha cavidad. Se pueden administrar antibióticos como tratamiento para la peritonitis y para prevenir infecciones urinarias.

La reparación quirúrgica de lesión generalmente es eficaz. Se puede drenar la vejiga mediante un catéter a través de la uretra o de la pared abdominal durante un período de días a semanas. Esto evitará la acumulación de orina en la vejiga, permitiendo la cicatrización de la uretra y vejiga lesionadas. Esto también impide que la inflamación uretral obstruya el flujo de orina.

Si se ha presentado un corte en la uretra, un urólogo especializado puede colocar un catéter. Si esto no se puede hacer, entonces se inserta una sonda, denominada sonda suprapúbica, a través de la pared abdominal y directamente dentro de la vejiga. Esta sonda se dejará puesta allí hasta que la inflamación desaparezca y la uretra se pueda reparar quirúrgicamente. Esto normalmente tarda de 3 a 6 meses.

Expectativas (pronóstico)

La lesión traumática de la vejiga y la uretra puede variar desde una lesión menor hasta una lesión mayor y potencialmente mortal. Puede haber complicaciones graves, inmediatas o a largo plazo.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

Acuda a la sala de emergencias o llame al número local de emergencias (como el 112 en España) si tiene síntomas de una lesión traumática en la vejiga o la uretra, sobre todo si hay antecedentes de lesión en el área.

Asimismo, consulte con el médico si los síntomas empeoran o si se desarrollan algunos nuevos, como:

Prevención de la lesión traumática de vejiga y uretra

Prevenga los daños externos a la vejiga y la uretra observando precauciones generales de seguridad:

  • No introduzca objetos en la uretra
  • Si necesita autocateterismo, siga las instrucciones del médico
  • Utilice los equipos apropiados al trabajar o jugar

Temas relacionados sobre Lesión traumática de vejiga y uretra

Nombres alternativos

Lesión de la vejiga y la uretra, Hematoma vesical, Lesión uretral, Lesión vesical, Fractura pélvica, Ruptura uretral, Fractura de la pelvis

Referencias

Morey AF, Rozanski TA. Genital y lower urinary tract trauma. En: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urología. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 83.

Runyon MS. Genitourinary system. En: Marx JA, ed. Rosen’s Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 44.

Contenido: 21 de junio de 2010

Versión revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Scott Miller, MD, Urólogo en la práctica privada en Atlanta, Georgia. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Lesión traumática de vejiga y uretra no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de urólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94