Perfil Cardiovascular

El perfil cardivascular está específicamente diseñado para analizar los parámetros analíticos que intervienen en la determinación del riesgo cardiovascular de una persona

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Embolia arterial

Embolia arterial es una interrupción repentina del flujo de sangre a un órgano o parte del cuerpo debido a un coágulo (émbolo).

Síntomas de la embolia arterial

Los síntomas pueden comenzar abruptamente o de manera lenta, dependiendo del tamaño del émbolo y qué bloquea el flujo de sangre.

Los síntomas de una embolia arterial en los brazos y las piernas pueden abarcar:

  • Brazos o piernas frías
  • Disminución o ausencia del pulso en un brazo o una pierna
  • Dedos o manos que se sienten frías
  • Falta de movimiento en el brazo o la pierna
  • Dolor muscular en el área afectada
  • Espasmo muscular en el área afectada
  • Entumecimiento y hormigueo en el brazo o la pierna
  • Brazo o pierna de color pálido (palidez)
  • Debilidad de un brazo o una pierna
Síntomas posteriores:
  • Ampollas de la piel irrigada por la arteria afectada
  • Muda de la piel
  • Erosión cutánea (úlceras)
  • Muerte tisular (necrosis; piel oscura y dañada)
Los síntomas de un coágulo en un órgano varían de acuerdo con el órgano comprometido, pero pueden abarcar:
  • Dolor en la parte del cuerpo comprometida
  • Disminución temporal de la función del órgano

Causas de la embolia arterial

Un émbolo es un coágulo de sangre o un pedazo de placa que actúa como un coágulo. Émbolo significa más de un coágulo y, si el coágulo viaja desde el lugar donde se formó a otro lugar en el cuerpo, se denomina embolia.

Una embolia arterial puede ser causada por uno o más coágulos. Los coágulos se pueden atascar en una arteria y bloquear el flujo sanguíneo. Dicha obstrucción priva a los tejidos de ese lugar del flujo sanguíneo normal y de oxígeno, lo que puede producir daño o muerte tisular (necrosis).

Los émbolos arteriales a menudo ocurren en las piernas y en los pies. Algunos pueden ocurrir en el cerebro, produciendo un accidente cerebrovascular, o el corazón. Entre los sitios menos comunes están los riñones, los intestinos y los ojos.

Uno de los factores de riesgo principales para una embolia arterial es la fibrilación auricular. El riesgo de una embolia aumenta cuando se incrementan los factores que tienden a formar coágulos. Tales factores abarcan lesión o daño a una pared arterial y afecciones que incrementen la coagulación de la sangre (como un aumento en el conteo de plaquetas).

Otra afección que plantea un riesgo de embolia (especialmente en el cerebro) es la estenosis mitral. La endocarditis (infección del interior del corazón) también puede provocar émbolos arteriales.

Una fuente común para un émbolo se da a partir de áreas de endurecimiento (aterosclerosis) en la aorta y otros grandes vasos. Estos coágulos pueden desprenderse y bajar hasta las piernas y los pies.

La embolia paradójica se puede presentar cuando un coágulo en una vena ingresa por el lado derecho del corazón y pasa a través de un orificio hacia el lado izquierdo. El coágulo puede entonces trasladarse a una arteria y bloquear el flujo sanguíneo al cerebro (accidente cerebrovascular) u otros órganos.

Si una embolia compromete las arterias que llevan el flujo sanguíneo a los pulmones, se denomina émbolo pulmonar.

Pruebas diagnósticas de la embolia arterial

El médico especialista puede encontrar disminución o ausencia del pulso, al igual que presión arterial ausente o disminuida en el brazo o la pierna y puede haber signos de necrosis o gangrena.

Los exámenes para diagnosticar una embolia arterial o revelar la fuente de los émbolos abarcan:

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

El tratamiento de la embolia arterial

La embolia arterial requiere tratamiento oportuno en un hospital. Los objetivos del tratamiento son controlar los síntomas y mejorar el flujo de sangre interrumpido al área del cuerpo afectada. En caso de identificarse, se debe tratar la causa subyacente del coágulo con el fin de prevenir problemas posteriores.

Los medicamentos comprenden:

  • Anticoagulantes (como la warfarina o la heparina) que pueden prevenir la formación de nuevos coágulos
  • Medicamentos antiplaquetarios (como la ácido acetilsalicílico (aspirina), ticlopidina y clopidogrel) que pueden prevenir la formación de nuevos coágulos
  • Analgésicos administrados por vía intravenosa
  • Trombolíticos (como la estreptocinasa) que pueden disolver los coágulos
Algunas personas pueden necesitar cirugía y entre los procedimientos están:
  • Derivación (bypass) de la arteria (derivación arterial) para crear una segunda fuente de suministro de sangre
  • Aspiración del coágulo (tromboaspiración)
  • Extracción del coágulo a través de un catéter con balón puesto en la arteria afectada o a través de una cirugía abierta en la arteria (embolectomía)
  • Abertura de la arteria mediante un catéter con balón (angioplastia) con o sin una endoprótesis vascular (stent) implantada

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico del paciente depende de la localización del coágulo y de qué haya bloqueado el flujo de sangre al área afectada. La embolia arterial puede ser grave si no se trata a tiempo.

El área afectada puede sufrir daños permanentes y hasta aproximadamente un 25% de los casos requiere amputación.

La embolia arterial puede regresar (reaparecer) incluso después de un tratamiento exitoso.

Complicaciones

Situaciones que requieren un especialista médico

La persona debe acudir la sala de emergencias o llamar al número local de emergencias (como el 112 en España) si tiene síntomas de una embolia arterial.

Prevención de la embolia arterial

La prevención comienza con la identificación de la fuente del coágulo sanguíneo. Si el médico determina que la persona está en alto riesgo de presentar coágulos de sangre, se le pueden prescribir anticoagulantes (como warfarina y Coumadin) para prevenir su formación. También se pueden necesitar fármacos antiplaquetarios.

El riesgo tanto de aterosclerosis como de formación de coágulos se incrementa en las personas que:

  • Llevan una vida sedentaria y no hacen ejercicio
  • Tienen sobrepeso
  • Están sometidas a estrés
  • Fuman
El hecho de tomar medidas para reducir el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis) puede disminuir el riesgo de formación de un émbolo arterial a partir de un pedazo de placa.

Temas relacionados sobre Embolia arterial

Referencias

Clagett GP, Sobel M, Jackson MR, Lip GY, Tangelder M, Verhaeghe R. El tratamiento antitrombótico en la enfermedad oclusiva arterial periférica: a Séptima Conferencia ACCP en antitrombótico y terapia trombolítica. Chest. 2004;126(3):609S-626S.

Hirsch AT, Haskal ZJ, Hertzer NR, Bakal CW, Creager MA, Halperin JL, et al. ACC/AHA 2005 guías de práctica para el manejo de pacientes con enfermedad arterial periférica (extremidades inferiores, renal, mesentérica y aorta abdominal). Circulación. 2006;113:e463-e654.

Goldman L. Aproximación al paciente con posible enfermedad cardiovascular. En: Goldman L, Ausiello D. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 48.

Contenido: 6 de enero de 2010

Versión del inglés revisada por: Issam Mikati, MD, Profesor Asociado de Medicina, Feinberg Facultad de Medicina, Director, Noroeste Clínica Ecocardiograma Lab, Northwestern University, Chicago, IL. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Embolia arterial no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94