Chequeo Oftalmológico

Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Botulismo infantil

Botulismo infantil es una enfermedad potencialmente mortal en la cual las bacterias Clostridium botulinum proliferan dentro del tubo digestivo del bebé.

Síntomas del botulismo infantil

  • Respiración lenta o que se detiene
  • Estreñimiento
  • Párpados caídos o parcialmente cerrados
  • El bebé parece “flácido”
  • Ausencia del reflejo nauseoso en el bebé
  • Pérdida de control de la cabeza
  • Parálisis que se extiende hacia abajo
  • Alimentación deficiente y succión débil
  • Insuficiencia respiratoria
  • Cansancio permanente (letargo)
  • Llanto débil

Causas del botulismo infantil

El Clostridium botulinum es un organismo esporulador o formador de esporas común en la naturaleza. Las esporas se pueden encontrar en la tierra y en ciertos alimentos como la miel y algunos almíbares de maíz.

La enfermedad se presenta principalmente en bebés pequeños entre las seis semanas y seis meses de edad, aunque se ha informado que ha ocurrido en bebés con apenas tres días de nacidos y en niños de hasta un año de edad.

Entre los factores de riesgo se puede mencionar la ingestión de miel en los bebés, permanecer alrededor de tierra contaminada y tener menos de una deposición al día durante un período de más de dos meses.

Exámenes y pruebas del botulismo infantil

El médico llevará a cabo un examen físico, en el cual pueden notar síntomas como disminución del tono muscular, disminución o ausencia del reflejo nauseoso y de los reflejos tendinosos profundos, al igual que párpados caídos.

Se puede analizar una muestra de materia fecal del bebé para verificar si hay presencia de toxina botulínica o de bacterias.

Se puede igualmente llevar a cabo una electromiograma (EMG) para ayudar a diferenciar entre problemas musculares y neurológicos.

Tratamiento del botulismo infantil

La inmunoglobulina botulínica es el principal tratamiento para esta afección y los bebés que reciben este tratamiento tienen períodos de hospitalización más cortos y una enfermedad menos severa.

Cualquier bebé con botulismo tiene que recibir tratamiento complementario durante su recuperación, lo cual abarca:

  • Garantizar una nutrición apropiada
  • Mantener las vías respiratorias libres
  • Vigilar los problemas respiratorios
Si se presentan problemas respiratorios, se puede necesitar el soporte respiratorio, incluyendo el uso de un respirador.

Los antibióticos no parecen ayudar al bebé a mejorar más rápidamente y no son necesarios, a menos que se desarrolle otra infección bacteriana como una neumonía.

El uso de la antitoxina botulínica derivada de humanos también puede servir.

Expectativas (pronóstico)

Lo normal es que se presente una recuperación completa cuando se descubre la enfermedad en forma temprana y se brinda el tratamiento complementario. Los casos complicados pueden derivar en muerte o discapacidad permanente.

Complicaciones

Puede presentarse insuficiencia respiratoria que requiera de asistencia con respirador (ventilación mecánica).

Situaciones que requieren un especialista médico

Debido a que el botulismo infantil es potencialmente mortal, se debe acudir al servicio de urgencias o llamar al número de emergencias local (112 en España) de inmediato si el bebé presenta síntomas de botulismo.

Prevención del botulismo infantil

Teóricamente, la enfermedad podría prevenirse evitando la exposición a las esporas. Dado que la miel y el almíbar de maíz son fuentes de esporas del clostridio, no debe suministrarse a los niños menores de 1 año.

Temas relacionados sobre Botulismo infantil

Referencias

Arnon SS. El botulismo (Clostridium botulinum). En: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Libro de texto de Pediatría. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 207.

Contenido: 8 de febrero de 2009

Versión del inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Profesor Adjunto de Pediatría Clinica, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Botulismo infantil no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de pediatra

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94