Suicidio

Suicidio y comportamiento suicida; el suicidio es el acto de quitarse deliberadamente la propia vida.

El comportamiento suicida es cualquier acción que pudiera llevar a una persona a morir, como tomar una sobredosis de fármacos o estrellar un automóvil de forma deliberada.

Síntomas del suicidio

A menudo, pero no siempre, una persona puede mostrar ciertos síntomas o comportamientos antes de un intento de suicidio, entre ellos:

  • Tener dificultad para concentrarse o pensar claramente.
  • Regalar las pertenencias.
  • Hablar acerca de marcharse o la necesidad de “dejar todos mis asuntos en orden”.
  • Cambio repentino en el comportamiento, sobre todo calma después de un período de ansiedad.
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba.
  • Tener comportamientos autodestructivos, como tomar alcohol en exceso, consumir drogas ilícitas o hacerse cortaduras en el cuerpo.
  • Tener dificultad repentina en el colegio o el trabajo.
  • Hablar acerca de la muerte o el suicidio o incluso declarar el deseo de hacerse daño.
  • Hablar acerca de sentirse desesperado o culpable.
  • Cambiar los hábitos de sueño o comidas.

Causas del suicidio

El suicidio y los comportamientos suicidas generalmente ocurren en personas con:

Las personas que intentan suicidarse con frecuencia están tratando de alejarse de una situación de la vida que parece imposible de manejar.

Muchos de los que cometen intento de suicidio están buscando alivio a:

  • Sentirse avergonzado, culpable o como una carga para los demás.
  • Sentirse como víctima.
  • Sentimientos de rechazo, pérdida o soledad.

Los comportamientos suicidas pueden ser causados por una situación o hecho que la persona ve como agobiante, tales como:

  • El envejecimiento (los ancianos tienen la tasa más alta de suicidio).
  • La muerte de un ser querido.
  • La dependencia de las drogas o del alcohol.
  • Un trauma emocional.
  • Enfermedades físicas graves.
  • El desempleo o los problemas financieros.

Los factores de riesgo del suicidio en adolescentes abarcan:

  • Acceso a armas de fuego.
  • Miembro de la familia que cometió suicidio.
  • Antecedentes de autoagresión deliberada.
  • Antecedentes de abandono o maltrato.
  • Vivir en comunidades en donde ha habido brotes recientes de suicidio en personas jóvenes.
  • Ruptura sentimental.

La mayoría de los intentos de suicidio no terminan en muerte.

Muchos de estos intentos se llevan a cabo en una forma en que el rescate sea posible.

Estos intentos a menudo representan un grito desesperado en busca de ayuda.

Algunas personas intentan suicidarse de una manera que no sea violenta, como envenenamiento o sobredosis. Los hombres, especialmente los ancianos. tienen mayor probabilidad de escoger métodos violentos, como dispararse. Como resultado, los intentos de suicidio por parte de ellos tienen mayor probabilidad de consumarse.

Los parientes de personas que intentan o cometen suicidio a menudo se culpan o se enojan mucho y pueden ver el intento o el acto como egoísta.

Sin embargo, las personas que intentan cometer suicidio con frecuencia creen erróneamente que les están haciendo un favor a sus amigos y parientes al irse de este mundo.

El tratamiento del suicidio

Una persona puede necesitar tratamiento de emergencia después de un intento de suicidio.

Se pueden necesitar primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar o respiración boca a boca.

Las personas que intentan cometer suicidio pueden necesitar hospitalización para tratarlos y reducir el riesgo de futuros intentos.

La terapia es una de las partes más importantes del tratamiento.

Se debe tratar la afección que puede haber causado el intento de suicido. Esto abarca:

  • Trastorno bipolar.
  • Trastorno límite de la personalidad.
  • Dependencia del alcohol o las drogas.
  • Depresión mayor.

Es posible que las personas que están en riesgo de comportamiento suicida no reciban tratamiento por muchas razones:

  • Creen que nada va a ayudar.
  • No desean contarle a nadie que tienen problemas.
  • Piensan que buscar ayuda es un signo de debilidad.
  • No saben adónde acudir por ayuda.

Como sucede con cualquier otro tipo de emergencia, llame al número local de emergencias (como el 112 en España) de inmediato si alguien que usted conoce ha intentado suicidarse.

No deje a la persona sola, incluso después de haber pedido ayuda.

Expectativas (pronóstico)

Tome siempre en serio las amenazas e intentos de suicidio.

Cerca de un tercio de las personas que tratan de suicidarse lo intentarán de nuevo dentro de un período de un año. Cerca del 10% de las personas que amenazan o intentan suicidarse finalmente se quitan la vida.

La persona necesita atención en salud mental inmediatamente. No le reste importancia a la persona como que simplemente está tratando de llamar la atención.

Complicaciones

Las complicaciones dependen del tipo de intento de suicidio.

Cuándo llamar a un médico especialista

Llame a un médico de inmediato si usted o alguien que usted conozca está teniendo pensamientos suicidas.

Prevención del suicidio

El hecho de evitar el alcohol y las drogas (diferentes a los medicamentos recetados) puede reducir el riesgo de suicidio.

En hogares con niños o adolescentes:

  • Almacene todos los medicamentos recetados en una parte alta y bajo llave.
  • No guarde alcohol en la casa o manténgalo asegurado bajo llave.
  • No guarde armas de fuego en la casa. Si las tiene, guárdelas bajo llave y las balas aparte.

Muchas personas que tratan de suicidarse hablan de ello antes de hacer el intento. Algunas veces, simplemente hablar con alguien a quien le importe y que no haga juicios es suficiente para reducir el riesgo de suicidio. Por esta razón, los centros de prevención de suicidio tienen servicios de “línea directa” telefónica.

Nunca ignore una amenaza o intento de suicidio.

Víctimas del suicidio

Hay 2 grupos de personas en especial que son víctimas del suicidio. Tenemos a los: adolescentes, Jóvenes y niños, y ancianos. En los adultos también se da el suicidio pero en cantidades menores.

– Suicidio entre niños y adolescentes:

Los jóvenes encuentran la vida tan dolorosa que de forma deliberada se causan la muerte. El suicidio en niños menores de 14 años aumenta de forma alarmante y en los jóvenes aumenta más rápido.

Dos estudios realizados a 505 personas entre niños y adolescentes que han intentado suicidarse han ayudado a identificar ciertas características:

  • Los síntomas clínicos mostrados tanto en niños como en adolescentes fueron afecto fluctuante y agresividad, hostilidad, o ambos.
  • La mayor parte de ellos intentos fueron realizados en la tarde o en la noche.
  • Hubo tres veces más niñas que niños, y de los varones que intentaron suicidarse eran menores que las mujeres.

El segundo estudio se correlaciono la inestabilidad y el estrés familiar, una atmósfera familiar caótica y decepciones amorosas con los intentos de suicidio.

Aunque muchos factores pueden haber conducido a estas muertes trágicas, la sugestión y la imitación parecen haber desempeñado un papel en especial poderoso. La adolescencia es una época difícil y turbulenta, y para la mayoría de ellos el suicidio parece ser una repuesta lógica al dolor y al estrés de madurar.

Debido a su inmadurez emocional y psicológica ante la presión familiar por su poca capacidad intelectual o una decepción amorosa ven en el suicidio una salida fácil.

  • Suicidio entre ancianos

Los ancianos empiezan a tener cambios vitales que se vuelven cada vez más estresantes conforme pasan los años. Los amigos y parientes mueren, el aislamiento social puede aumentar y el prospecto de muerte se vuelve más real. El suicidio en esta etapa viene acompañado de una profunda depresión. Los ancianos se empiezan a deprimir al sentirse incapaces de realizar algún trabajo o también al enterarse de que sufren alguna enfermedad terminal, entonces para acabar con todo ese dolor y sufrimiento optan por el suicidio.

Referencias

Zuckerbrot RA, Cheung AH, Jensen PS, Stein RE, Laraque D. GLAD-PC Steering Group. Directrices para la depresión adolescente en Atención Primaria (GLAD-PC):I. Identificación, evaluación y manejo inicial. Pediatría. 2007;120:e1299-e1312.

Gelenberg AJ, Freeman MP, Markowitz JC, et al. Guía de buenas prácticas para el tratamiento de pacientes con trastorno depresivo mayor. Am J Psychiatry. 2000; 157(4 Suppl):1-45.

Bridge JA, Iyengar S, Salary CB, et al. Clínica respuesta y riesgo de ideación suicida e intentos suicidas reportados en tratamiento con antidepresivos pediátricos: un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios. JAMA. 2007;297:1683-1696.

Cheung AH, Zuckerbrot RA, Jensen PS, Ghalib K, Laraque D, Stein RE. GLAD-PC Steering Group. Directrices para la depresión adolescente en Atención Primaria (GLAD-PC):II. El tratamiento y la gestión en curso. Pediatría. 2007;120:e1313-e1326.

Contenido: 3 de julio de 2011

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; y David B. Merrill, MD, Profesor Clínico Asistente de Psiquiatría, Departamento de Psiquiatría, Centro Médico Universidad de Columbia, New York, NY. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la política editorial, el proceso editorial y la póliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

El artículo de Suicidio no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.