No hay una sola razón por la que alguien pueda tomar ésta decisión, pero ciertos factores pueden aumentar el riesgo. Alguien puede ser más propensos a intentar suicidarse si tienen un trastorno de salud mental. La depresión es el factor de riesgo superior, pero hay varios otros trastornos de salud mental que pueden contribuir al suicidio, incluyendo el trastorno bipolar y la esquizofrenia.

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Suicidio

Suicidio y comportamiento suicida; el suicidio es el acto de quitarse deliberadamente la propia vida.

El comportamiento suicida es cualquier acción que pudiera llevar a una persona a morir, como tomar una sobredosis de fármacos o estrellar un automóvil de forma deliberada.

Síntomas del suicidio

A menudo, pero no siempre, una persona puede mostrar ciertos síntomas o comportamientos antes de un intento de suicidio, entre ellos:

  • Tener dificultad para concentrarse o pensar claramente.
  • Regalar las pertenencias.
  • Hablar acerca de marcharse o la necesidad de “dejar todos mis asuntos en orden”.
  • Cambio repentino en el comportamiento, sobre todo calma después de un período de ansiedad.
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba.
  • Tener comportamientos autodestructivos, como tomar alcohol en exceso, consumir drogas ilícitas o hacerse cortaduras en el cuerpo.
  • Tener dificultad repentina en el colegio o el trabajo.
  • Hablar acerca de la muerte o el suicidio o incluso declarar el deseo de hacerse daño.
  • Hablar acerca de sentirse desesperado o culpable.
  • Cambiar los hábitos de sueño o comidas.

Causas del suicidio

El suicidio y los comportamientos suicidas generalmente ocurren en personas con:

Las personas que intentan suicidarse con frecuencia están tratando de alejarse de una situación de la vida que parece imposible de manejar.

Muchos de los que cometen intento de suicidio están buscando alivio a:

  • Sentirse avergonzado, culpable o como una carga para los demás.
  • Sentirse como víctima.
  • Sentimientos de rechazo, pérdida o soledad.
Los comportamientos suicidas pueden ser causados por una situación o hecho que la persona ve como agobiante, tales como:
  • El envejecimiento (los ancianos tienen la tasa más alta de suicidio).
  • La muerte de un ser querido.
  • La dependencia de las drogas o del alcohol.
  • Un trauma emocional.
  • Enfermedades físicas graves.
  • El desempleo o los problemas financieros.
Los factores de riesgo del suicidio en adolescentes abarcan:
  • Acceso a armas de fuego.
  • Miembro de la familia que cometió suicidio.
  • Antecedentes de autoagresión deliberada.
  • Antecedentes de abandono o maltrato.
  • Vivir en comunidades en donde ha habido brotes recientes de suicidio en personas jóvenes.
  • Ruptura sentimental.
La mayoría de los intentos de suicidio no terminan en muerte.

Muchos de estos intentos se llevan a cabo en una forma en que el rescate sea posible.

Estos intentos a menudo representan un grito desesperado en busca de ayuda.

Algunas personas intentan suicidarse de una manera que no sea violenta, como envenenamiento o sobredosis. Los hombres, especialmente los ancianos. tienen mayor probabilidad de escoger métodos violentos, como dispararse. Como resultado, los intentos de suicidio por parte de ellos tienen mayor probabilidad de consumarse.

Los parientes de personas que intentan o cometen suicidio a menudo se culpan o se enojan mucho y pueden ver el intento o el acto como egoísta.

Sin embargo, las personas que intentan cometer suicidio con frecuencia creen erróneamente que les están haciendo un favor a sus amigos y parientes al irse de este mundo.

El tratamiento del suicidio

Una persona puede necesitar tratamiento de emergencia después de un intento de suicidio.

Se pueden necesitar primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar o respiración boca a boca.

Las personas que intentan cometer suicidio pueden necesitar hospitalización para tratarlos y reducir el riesgo de futuros intentos.

La terapia es una de las partes más importantes del tratamiento.

Se debe tratar la afección que puede haber causado el intento de suicido. Esto abarca:

  • Trastorno bipolar.
  • Trastorno límite de la personalidad.
  • Dependencia del alcohol o las drogas.
  • Depresión mayor.
Es posible que las personas que están en riesgo de comportamiento suicida no reciban tratamiento por muchas razones:
  • Creen que nada va a ayudar.
  • No desean contarle a nadie que tienen problemas.
  • Piensan que buscar ayuda es un signo de debilidad.
  • No saben adónde acudir por ayuda.
Como sucede con cualquier otro tipo de emergencia, llame al número local de emergencias (como el 112 en España) de inmediato si alguien que usted conoce ha intentado suicidarse.

No deje a la persona sola, incluso después de haber pedido ayuda.

Expectativas (pronóstico)

Tome siempre en serio las amenazas e intentos de suicidio.

Cerca de un tercio de las personas que tratan de suicidarse lo intentarán de nuevo dentro de un período de un año. Cerca del 10% de las personas que amenazan o intentan suicidarse finalmente se quitan la vida.

La persona necesita atención en salud mental inmediatamente. No le reste importancia a la persona como que simplemente está tratando de llamar la atención.

Complicaciones

Las complicaciones dependen del tipo de intento de suicidio.

Cuándo llamar a un médico especialista

Llame a un médico de inmediato si usted o alguien que usted conozca está teniendo pensamientos suicidas.

Prevención del suicidio

El hecho de evitar el alcohol y las drogas (diferentes a los medicamentos recetados) puede reducir el riesgo de suicidio.

En hogares con niños o adolescentes:

  • Almacene todos los medicamentos recetados en una parte alta y bajo llave.
  • No guarde alcohol en la casa o manténgalo asegurado bajo llave.
  • No guarde armas de fuego en la casa. Si las tiene, guárdelas bajo llave y las balas aparte.
Muchas personas que tratan de suicidarse hablan de ello antes de hacer el intento. Algunas veces, simplemente hablar con alguien a quien le importe y que no haga juicios es suficiente para reducir el riesgo de suicidio. Por esta razón, los centros de prevención de suicidio tienen servicios de “línea directa” telefónica.

Nunca ignore una amenaza o intento de suicidio.

Víctimas del suicidio

Hay 2 grupos de personas en especial que son víctimas del suicidio. Tenemos a los: adolescentes, Jóvenes y niños, y ancianos. En los adultos también se da el suicidio pero en cantidades menores.

– Suicidio entre niños y adolescentes:

Los jóvenes encuentran la vida tan dolorosa que de forma deliberada se causan la muerte. El suicidio en niños menores de 14 años aumenta de forma alarmante y en los jóvenes aumenta más rápido.

Dos estudios realizados a 505 personas entre niños y adolescentes que han intentado suicidarse han ayudado a identificar ciertas características:

  • Los síntomas clínicos mostrados tanto en niños como en adolescentes fueron afecto fluctuante y agresividad, hostilidad, o ambos.
  • La mayor parte de ellos intentos fueron realizados en la tarde o en la noche.
  • Hubo tres veces más niñas que niños, y de los varones que intentaron suicidarse eran menores que las mujeres.
El segundo estudio se correlaciono la inestabilidad y el estrés familiar, una atmósfera familiar caótica y decepciones amorosas con los intentos de suicidio.

Aunque muchos factores pueden haber conducido a estas muertes trágicas, la sugestión y la imitación parecen haber desempeñado un papel en especial poderoso. La adolescencia es una época difícil y turbulenta, y para la mayoría de ellos el suicidio parece ser una repuesta lógica al dolor y al estrés de madurar.

Debido a su inmadurez emocional y psicológica ante la presión familiar por su poca capacidad intelectual o una decepción amorosa ven en el suicidio una salida fácil.

  • Suicidio entre ancianos
Los ancianos empiezan a tener cambios vitales que se vuelven cada vez más estresantes conforme pasan los años. Los amigos y parientes mueren, el aislamiento social puede aumentar y el prospecto de muerte se vuelve más real. El suicidio en esta etapa viene acompañado de una profunda depresión. Los ancianos se empiezan a deprimir al sentirse incapaces de realizar algún trabajo o también al enterarse de que sufren alguna enfermedad terminal, entonces para acabar con todo ese dolor y sufrimiento optan por el suicidio.

Temas relacionados sobre Suicidio

Referencias

Zuckerbrot RA, Cheung AH, Jensen PS, Stein RE, Laraque D. GLAD-PC Steering Group. Directrices para la depresión adolescente en Atención Primaria (GLAD-PC):I. Identificación, evaluación y manejo inicial. Pediatría. 2007;120:e1299-e1312.

Gelenberg AJ, Freeman MP, Markowitz JC, et al. Guía de buenas prácticas para el tratamiento de pacientes con trastorno depresivo mayor. Am J Psychiatry. 2000; 157(4 Suppl):1-45.

Bridge JA, Iyengar S, Salary CB, et al. Clínica respuesta y riesgo de ideación suicida e intentos suicidas reportados en tratamiento con antidepresivos pediátricos: un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios. JAMA. 2007;297:1683-1696.

Cheung AH, Zuckerbrot RA, Jensen PS, Ghalib K, Laraque D, Stein RE. GLAD-PC Steering Group. Directrices para la depresión adolescente en Atención Primaria (GLAD-PC):II. El tratamiento y la gestión en curso. Pediatría. 2007;120:e1313-e1326.

Contenido: 3 de julio de 2011

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; y David B. Merrill, MD, Profesor Clínico Asistente de Psiquiatría, Departamento de Psiquiatría, Centro Médico Universidad de Columbia, New York, NY. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

  • Dónde estamos

  • Seguros de Salud

    • Pacientes Privados
    • ADESLAS
    • ASISA
    • MAPFRE
    • SANITAS
    • Aegon
    • Agrupació Mútua
    • Allianz
    • Antares
    • Asefa salud
    • Asociación de la Prensa de Madrid
    • ASSSA
    • AXA
    • Caser
    • Cigna
    • Cosalud (Groupama)
    • Divina Pastora
    • DKV
    • DKV Muface
    • Hermandad Madrileña
    • HNA
    • HNA Servicios Corporativos
    • Medifiatc
    • MUSA (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid)
    • Mutua de Terrassa
    • Néctar
    • Previsalud
    • RACC Seguros
    • Reale Salud
    • Saludcor
    • Santa Lucía
    • Sersanet
    • Y otras… Consultenos
  • Información

    Información contacto

    Teléfono 91 827 89 94 / 91 460 80 01

    Horarios de citación

    Lunes a viernes: 8:00 a 21:00 horas
    Sabados: 9:00 a 14:00 horas

    Dónde estamos

    C/ Marqués de Jura Real, 12
    28019 Madrid, MAD

    Llegar en coche

    Para los pacientes de Clínica DAM hay un aparcamiento de pago con descuento.

    Llegar en metro

    Línea 5 – Marqués de Vadillo
    Linea 6 – Usera

    Llegar en autobus

    23 – 55 – 60 – N15

  • Página

    Suicidio 

    Calle Marqués de Jura Real, 12
    Madrid, 28019 España

    +34918278994

    Reconociendo los signos y síntomas de comportamiento suicida

    • se sienten sin esperanza
    • se sienten atrapados
    • sentirse solo
    • sentirse ansioso o agitado
    • sentir como si no hay ninguna razón para seguir viviendo
    • pensar en el suicidio como una salida
    • oscilaciones del estado de ánimo experiencia
    • abusan de alcohol o drogas

    Los signos de que alguien puede intento de suicidio

    No se puede ver lo que una persona se siente en el interior, por lo que no siempre es fácil identificar a alguien que está teniendo pensamientos suicidas. Sin embargo, algunas señales de advertencia hacia el exterior que una persona puede estar contemplando el suicidio incluyen:

    • hablar sobre sentimientos de desesperanza
    • hablando de tener ninguna razón para seguir viviendo
    • hacer un testamento o regalar pertenencias personales
    • la búsqueda de un medio de hacer daño personal, tales como la compra de un arma de fuego
    • dormir demasiado o demasiado poco
    • comer demasiado poco o comer demasiado, lo que resulta en el aumento de peso o pérdida de peso significativa
    • adopción de conductas imprudentes, incluyendo el exceso de alcohol o el consumo de drogas
    • evitar las interacciones sociales con los demás
    • expresando la rabia o intenciones de buscar la venganza
    • mostrando signos de ansiedad o agitación

    Hablar sobre el suicidio o abiertas amenazas de suicidio siempre debe ser tomado en serio. Llamar para pedir ayuda de inmediato si la amenaza de suicidio es inmediata.

    Mientras espera a que llegue ayuda, permanecer con su amigo o ser querido.Con calma tranquilizarlos de que todo saldrá bien. Retire cualquier medio evidente de causar la autolesión, tales como armas de fuego, objetos cortantes o medicamentos peligrosos.  

    Las causas de aumento de riesgo de suicidio

    Hay muchos factores que aumentan el riesgo de suicidio. Estos factores se dividen en tres categorías: biopsicosociales, ambientales y socioculturales.

    biopsicosocial

    causas biopsicosociales representan la mayoría de los suicidios e intentos de suicidio. Estas causas incluyen trastornos de salud mental, tales como:

    • depresión
    • desorden bipolar
    • esquizofrenia
    • desórdenes de ansiedad
    • Desorden de personalidad

    causas biopsicosociales adicionales incluyen:

    • abuso de sustancias
    • abuso infantil o trauma
    • antecedentes familiares de suicidio
    • intentos de suicidio previos
    • tener una enfermedad crónica

    Ambiental

    Los factores ambientales que aumentan el riesgo de suicidio ocurren a menudo debido a un evento estresante en su vida. Esto puede incluir la pérdida de una persona, animal doméstico, o el trabajo. Otras causas incluyen:

    • pérdida social, tales como la pérdida de una relación significativa
    • acceso a medios letales, incluyendo armas de fuego y drogas
    • de ser expuesto al suicidio
    • ser víctima de acoso, intimidación, abuso físico

    sociocultural

    Una de las principales causas socioculturales de suicidio es la sensación de estar aislado o de no ser aceptado por los demás. Los sentimientos de aislamiento puede ser causada por la orientación sexual, creencias religiosas, y la identidad de género.

    Otros catalizadores posibles suicidas en esta categoría incluyen:

    • dificultad para buscar ayuda o apoyo
    • la falta de acceso a la salud mental o abuso de sustancias
    • siguiendo los sistemas de creencias que aceptan el suicidio como una solución a los problemas personales
    • la exposición a la conducta suicida

    Diagnosticar y evaluar personas que corren el riesgo de suicidio

    Su médico puede ser capaz de determinar si usted está en un alto riesgo de suicidio en base a sus síntomas, la historia personal y la historia familiar.

    El médico querrá saber cuando comenzaron sus síntomas y la frecuencia con que los experimenta.También le preguntará acerca de cualquier pasado o problemas médicos actuales y sobre ciertas condiciones que puedan circular por su familia.Esto puede ayudar a determinar posibles explicaciones para sus síntomas y qué pruebas serán necesarios para hacer un diagnóstico.

    Las evaluaciones pueden incluir:

    • Condiciones de salud mental:. En muchos casos, los pensamientos suicidas son causadas por un trastorno de salud mental subyacente Si el médico sospecha que un trastorno de salud mental está contribuyendo a pensamientos suicidas, lo remitirán a un profesional de salud mental.Esta persona puede proporcionar un diagnóstico preciso y determinar un plan de tratamiento efectivo para su condición particular.
    • El abuso de sustancias: alcohol o abuso de drogas a menudo pueden contribuir a pensamientos suicidas y los actos de suicidio. Es importante informar a su médico acerca de cualquier problema que pueda tener con el alcohol o el consumo de drogas, como el consumo excesivo de alcohol o consumir drogas en base diaria. Si el abuso de sustancias está haciendo tener pensamientos suicidas, entonces es probable que tenga que inscribirse en un programa de alcohol o rehabilitación.
    • Medicamentos: El uso de ciertas medicinas con o sin receta medicamentos también pueden desencadenar pensamientos de suicidio y comportamiento suicida. Asegúrese de decirle a su médico acerca de cualquier medicamento que está tomando actualmente para ver si podían estar contribuyendo a sus síntomas.

    El tratamiento para las personas que están en riesgo de suicidio

    El tratamiento dependerá de la causa subyacente de sus pensamientos y comportamientos suicidas.En la mayoría de los casos, sin embargo, el tratamiento consiste en una terapia y medicación.

    La terapia de conversación

    La terapia de conversación, también conocida como la psicoterapia, es un método de tratamiento posible para reducir su riesgo de cometer suicidio. La terapia cognitivo conductual (TCC) es una forma de psicoterapia que a menudo se utiliza para las personas que están teniendo pensamientos de suicidio. Se le enseña a trabajar a través de los eventos estresantes de la vida y las emociones que pueden estar contribuyendo a sus pensamientos y comportamientos suicidas. TCC también puede ayudarle a reemplazar las creencias negativas con los positivos y recuperar una sensación de satisfacción y de control en su vida.

    Medicación

    Si la terapia de conversación no es suficiente para disminuir su riesgo con éxito, a continuación, se le pueden prescribir medicamentos que pueden aliviar los síntomas causados ​​por ciertas condiciones de salud física y mental.El tratamiento de la causa subyacente de los síntomas puede ayudar a reducir la frecuencia de pensamientos suicidas. Usted recetar uno o más de los siguientes tipos de medicamentos:

    • antidepresivos
    • medicamentos antipsicóticos
    • medicamentos contra la ansiedad

    Cambios en el estilo de vida

    Además de tomar la medicación y participar en la terapia de conversación, usted puede reducir su riesgo de suicidio al hacer ciertos ajustes en su estilo de vida. Éstas incluyen:

    • Evitar el alcohol y las drogas: Abstenerse de consumir alcohol y drogas es fundamental, ya que estas sustancias pueden aumentar la frecuencia de pensamientos suicidas.
    • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio al menos tres veces por semana, especialmente al aire libre y en la luz solar moderada, también puede ayudar. La actividad física estimula la producción de ciertas sustancias químicas del cerebro que te hacen sentir más feliz y más relajado.
    • Dormir bien: También es importante obtener al menos seis a ocho horas de sueño cada noche. Hable con su médico si usted está teniendo problemas para dormir.

    Cómo prevenir el suicidio

    Para ayudar a prevenir pensamientos suicidas, usted debe:

    • Hablar con alguien: Usted nunca debe tratar de manejar los sentimientos suicidas por completo por su cuenta. Obtener ayuda profesional y apoyo de los seres queridos puede hacer que sea más fácil para superar los retos que están causando o pensamientos de suicidio. También hay numerosas organizaciones y grupos de apoyo que pueden ayudar a hacer frente a los pensamientos suicidas y reconocer que el suicidio no es la forma correcta de tratar con los eventos estresantes de la vida. El  National Suicide Prevention Lifeline es otro gran recurso. Ellos cuentan con personal capacitado disponible para hablar con usted las 24 horas del día, siete días a la semana.
    • Tome los medicamentos según las indicaciones: Nunca se debe cambiar la dosis o deje de tomar sus medicamentos a menos que su proveedor de cuidados de la salud le dice que lo haga. Sus sentimientos suicidas pueden volver y que pueden desarrollar síntomas de abstinencia si deja de tomar sus medicamentos. Si usted está experimentando los efectos secundarios negativos de la medicación que está tomando actualmente, hable con su médico acerca de cambiar a otro.
    • Nunca se salte una cita: Es importante asistir a todas las sesiones de terapia y citas con el médico. Siguiendo con su plan de tratamiento es la mejor manera de superar los pensamientos y comportamientos suicidas.
    • Prestar atención a las señales de advertencia.  Trabaje con su proveedor de atención médica o terapeuta para aprender acerca de los posibles desencadenantes de sus sentimientos suicidas. Esto le ayudará a reconocer los signos de peligro desde el principio y decidir qué medidas tomar antes de tiempo. También puede ser beneficioso para decir a los miembros de la familia y amigos sobre las señales de advertencia para que puedan saber cuándo se puede necesitar ayuda.
    • Eliminar el acceso a métodos letales de suicidio: Se puede olvidarse de cualquier arma de fuego, cuchillos, o medicamentos peligrosos si usted se preocupa que pueda actuar sobre los pensamientos suicidas.

    Cómo ayudar a alguien que pueda estar sintiendo suicida

    Si usted sospecha que un miembro de la familia o un amigo pueden estar considerando el suicidio, debe hablar con ellos acerca de sus preocupaciones. Usted puede comenzar la conversación haciendo preguntas de una manera no crítica y no de confrontación. Puede preguntarles:

    • ¿Alguna vez ha pensado en suicidarse?
    • ¿Alguna vez ha tomado medidas para suicidarse?
    • Han intentado alguna vez suicidarse en el pasado?

    Si la respuesta es “sí” a cualquiera de estas preguntas, entonces ellos están en un alto riesgo de intento de suicidio y deben recibir atención profesional inmediatamente.

    Si su amigo o ser querido no está en peligro inmediato, pero está teniendo pensamientos suicidas, a continuación, sólo se puede hablar con ellos acerca de los retos al que se enfrenten. Durante la conversación, asegúrese de que:

    • mantener la calma y hablar en un tono tranquilizador
    • reconocen que sus sentimientos son legítimos
    • sostenga y anime
    • asegurarles que los sentimientos suicidas son temporales
    • decirles que hay ayuda disponible y que puedan sentirse mejor con el tratamiento

    Nunca se debe reducir al mínimo sus problemas o avergonzarlos para que cambie de opinión. Escuchándolos y mostrando su apoyo es la mejor manera de ayudarlos. También puede tratar de animarles a buscar ayuda profesional. Ofrecer para ayudarles a encontrar un proveedor de atención médica o profesional de salud mental, hacer una llamada telefónica, o ir con ellos a su primera cita.

    Es crítico para tomar medidas si se encuentra en condiciones de ayudar.Iniciar una conversación y arriesgando sus sentimientos para ayudar a salvar una vida es un riesgo justificado.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Suicidio no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de psiquiatra

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94