Chequeo Cardiológico

El chequeo cardiológico es un paquete completo de alta gama, que consta de eletrocardiograma, ecocardiograma doppler color y, además, de los análisis de sangre avanzadas que son buenos indicadores de los riesgos de las arterias coronarias asociadas en un individuo por 150 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Conducto arterial persistente

Conducto arterial persistente es una afección en la cual un vaso sanguíneo, llamado conducto arterial, no logra cerrarse normalmente en un bebé poco después del nacimiento.

(La palabra “persistente” significa abierto).

Esta afección lleva a que se presente un flujo anormal de sangre entre la aorta y la arteria pulmonar, dos grandes vasos sanguíneos que llevan sangre desde el corazón.

Síntomas del conducto arterial persistente

Es posible que un conducto arterial persistente pequeño no cause ningún tipo de síntomas.

Sin embargo, algunos bebés pueden no tolerar este tipo de conducto, especialmente si es grande, y pueden tener síntomas como:

  • Pulso acelerado
  • Respiración rápida
  • Malos hábitos de alimentación
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración al alimentarse
  • Cansancio con mucha facilidad
  • Retraso en el crecimiento

Causas del conducto arterial persistente

Antes del nacimiento, el conducto arterial permite que la sangre esquive los pulmones del bebé, conectando las arterias pulmonares (las cuales le suministran sangre a los pulmones) con la aorta (que le suministra sangre al cuerpo).

Poco después de que el bebé nace y que los pulmones se llenan de aire, este vaso sanguíneo ya no se necesita más y generalmente se cierra al cabo de un par de días.

Si dicho conducto arterial no se cierra, se presentará una circulación anormal de sangre entre el corazón y los pulmones.

El conducto arterial persistente afecta con más frecuencia a las niñas que a los niños. La afección es más común en bebés prematuros y aquéllos que presentan síndrome de dificultad respiratoria neonatal.

Los bebés con trastornos genéticos, como el síndrome de Down, y cuyas madres hayan contraído rubéola durante el embarazo están en mayor riesgo de padecer este problema.

El conducto arterial persistente es común en bebés con problemas cardíacos congénitos tales como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, transposición de los grandes vasos y estenosis pulmonar.

Pruebas diagnósticas del conducto arterial persistente

Los pacientes con conducto arterial persistente con frecuencia presentan un soplo cardíaco característico que se puede escuchar con un estetoscopio; sin embargo, en los bebés prematuros, es posible que dicho soplo no se pueda oír.

El médico especialista puede sospechar de la afección si el bebé tiene problemas para respirar o alimentarse poco tiempo después del nacimiento.

Se pueden observar cambios en radiografías del tórax. El diagnóstico se confirma con una ecocardiograma.

Algunas veces, un conducto arterial persistente y pequeño puede no diagnosticarse hasta más tarde en la infancia.

El tratamiento del conducto arterial persistente

El objetivo del tratamiento, si el resto de la circulación es normal o casi normal, es cerrar el conducto arterial persistente. Sin embargo, en presencia de algunos otros problemas del corazón, como el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, el CAP puede realmente salvar la vida y se puede usar un medicamento para evitar que se cierre.

Algunas veces, un CAP puede cerrarse por sí solo. Los bebés prematuros tienen una alta tasa de cierre dentro de los primeros 2 años de vida. En los bebés a término, un CAP rara vez se cierra por sí solo después de las primeras semanas.

Cuando el tratamiento es apropiado, los medicamentos como indometacina o una forma especial de ibuprofeno generalmente son la primera opción.

Si estas medidas no funcionan o no se pueden utilizar, se puede necesitar un procedimiento médico.

Un cierre transcatéter es un procedimiento mínimamente invasivo en el que se emplea un tubo hueco y delgado.

El médico introduce un espiral de metal pequeño u otro dispositivo de bloqueo a través del catéter hasta el sitio del conducto arterial persistente.

Esto bloquea el flujo de sangre a través del vaso. Tales espirales endovasculares se han utilizado con éxito como una alternativa a la cirugía.

La cirugía puede ser necesaria si el procedimiento del catéter no funciona o no puede usarse. La cirugía consiste en hacer una pequeña incisión entre las costillas para reparar el conducto arterial persistente.

Expectativas (pronóstico)

Si un conducto arterial persistente y pequeño permanece abierto, finalmente pueden o no desarrollarse síntomas cardíacos. Las personas con un CAP moderado o grande podrían finalmente desarrollar problemas cardíacos a menos que éste se cierre.

El cierre con medicamentos puede funcionar muy bien en algunas situaciones, con pocos efectos secundarios. El tratamiento precoz con medicamentos es más probable que sea efectivo.

La cirugía conlleva sus propios riesgos significativos.

Puede eliminar algunos de los problemas de un CAP, pero también puede introducir una nueva serie de problemas; por lo tanto, se deben sopesar cuidadosamente los beneficios y riesgos potenciales antes de optar por esta alternativa.

Complicaciones

Si el conducto arterial persistente no se cierra, el bebé tiene riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, hipertensión en la arteria pulmonar o endocarditis infecciosa, una infección del revestimiento interno del corazón.

Situaciones que requieren un especialista médico

Esta afección generalmente la diagnostica un médico al examinar al bebé.

Los problemas respiratorios y de alimentación en un bebé ocasionalmente pueden deberse a un conducto arterial persistente sin diagnosticar.

Prevención del conducto arterial persistente

El hecho de prevenir los partos antes de término, cuando sea posible, es la forma más efectiva de evitar el desarrollo de un conducto arterial persistente.

Temas relacionados sobre Conducto arterial persistente

Nombres alternativos

CAP

Referencias

Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Enfermedades del Corazón de Braunwald: Un libro de texto de Medicina Cardiovascular, 8th ed. St. Louis, Mo; WB Saunders; 2007.

Contenido: 21 de diciembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Kurt R. Schumacher, MD, Cardiología Pediátrica, Universidad de Michigan Centro de Cardiopatías Congénitas, Ann Arbor, MI. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Cardiología

Consulta de Cardiología

Precio de la consulta 60 €

 

Imágenes

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Conducto arterial persistente no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de Cardiólogo

Tags

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94