Chequeo Oftalmológico

Los niños deben someterse a su primer examen de tres y cinco años, y deben continuar recibiendo exámenes de la vista cada año. Los adultos con problemas de visión deben tener el chequeo de ojos cada 5 años. A partir de los 40 años de edad, los adultos deben tener un examen oftalmológico cada 2 años. Después de 65 años de edad, realizarse un examen anual. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Conducción segura para adolescentes

Conducción segura para adolescentes, conducción y adolescentes, adolescentes y conducción segura o seguridad automovilística y conductores adolescentes. Aprender a conducir es un gran rito de transición para los adolescentes y sus padres. Es un período de posibilidades y logros excitantes y también es un período de gran riesgo.

Conducir es mortal para casi 50,000 estadounidenses cada año. Las personas, especialmente hombres, en edades entre los 15 y los 24 años tienen la tasa de mortalidad relacionada con la conducción de autos más alta, aun cuando las personas en este grupo de edad pueden ser listas, hábiles y tienen grandes reflejos. Una colisión es la tragedia en que es más probable que un adolescente muera o quede lisiado.

Además, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte de bebés y niños. (Ver sillas de seguridad para niños).

Las distracciones son un problema para todo mundo, incluso los adolescentes. Usar teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto, correos electrónicos u otros usos de Internet es una causa comprobada de accidentes y se tiene que evitar de manera estricta.

Los autos tienen muchas características de seguridad importantes, como cinturones de seguridad, correas para los hombros, apoyacabezas, bolsas de aire, tableros acolchados, vidrios de seguridad, ejes retráctiles en la dirección, frenos antibloqueo y muchos otros mejoramientos.

Sin embargo, incluso con equipo de seguridad, la conducción imprudente aún sigue siendo un peligro para los adolescentes.

Todos los conductores novatos deben tomar un curso sobre educación del conductor. Se ha demostrado que estos cursos reducen los accidentes, pero no es suficiente. A menudo, los adolescentes piensan que los accidentes graves no les sucederán. Sin embargo, pueden tomar medidas para cambiar las posibilidades a su favor.

Las muertes al conducir relacionadas con la adolescencia frecuentemente ocurren en las siguientes situaciones:

  • Después de que oscurece: los reflejos automáticos y las habilidades del conductor están apenas desarrollándose durante esos primeros meses de conducción y la oscuridad es una variable adicional a enfrentar.
  • Al conducir con amigos: los adolescentes están más seguros conduciendo ellos mismos o con la familia y en lo posible deben ir con un conductor experimentado que los pueda ayudar a desarrollar buenos hábitos de conducción. A pesar de lo tentador que puede ser, los nuevos conductores deben esperar hasta que tengan un registro impecable al conducir antes de llevar a los amigos como pasajeros. Los amigos, para el nuevo conductor, representan una gran distracción y responsabilidad legal. (Nota: esta responsabilidad legal puede extenderse a los padres).
  • Al conducir por diversión: durante los primeros 3 a 6 meses después de obtener una licencia de conducción, los nuevos conductores deben tratar de adquirir experiencia manejando hasta la escuela y el trabajo, no por diversión.
  • Al no abrocharse: use el equipo de seguridad.
  • Al estar soñoliento: cualquier persona que tenga sueño debe dejar de conducir hasta que esté completamente alerta. La somnolencia puede incluso causar más accidentes que el alcohol.
  • Después de consumir alcohol: el alcohol disminuye los reflejos y deteriora la capacidad de discernimiento y son efectos que le suceden a cualquier persona que beba, de tal manera que NUNCA consuma alcohol y conduzca. SIEMPRE busque a alguien que conduzca y que no haya estado bebiendo, incluso si esto significa una incómoda llamada telefónica.
  • Después de consumir
    marihuana o cualquier otro alucinógeno o sedantes recetados, ya que las drogas pueden ser tan peligrosas como el alcohol.
  • Al distraerse: el uso de teléfonos celulares por cualquier razón, comer, beber o maquillarse mientras se está conduciendo es peligroso para todos los conductores.
REDUCCIÓN DE ACCIDENTES

Los padres deben hablar de las “reglas de conducción en casa” con los adolescentes y ayudar a los conductores novatos a que las cumplan. Un excelente método para estimular las discusiones y establecer expectativas es realmente hacer que los padres y adolescentes firmen un “contrato de conducción” por escrito. Este documento debe especificar las reglas y las consecuencias de romper dichas reglas. Asegúrese de estipular en el contrato que los padres tienen la última palabra. Tenga en cuenta todos los asuntos abordados arriba al elaborar dicho contrato.

Los padres deben alentar a los adolescentes a llamar sin reparos en lugar de subirse a un automóvil con alguien que haya estado consumiendo alcohol. Si los padres descubren que el adolescente ha estado conduciendo y bebiendo, le deben solicitar al estado que le suspenda su licencia hasta que cumpla 18 años. (En muchos estados de los Estados Unidos, los padres deben firmar para que un adolescente menor de 18 años obtenga su licencia. En cualquier momento antes de cumplir los 18 años, un padre puede rehusarse a tal responsabilidad y el estado retendrá la licencia).

UN MENSAJE PARA LOS ADOLESCENTES

El propósito de estas sugerencias no es castigar, sino prevenir accidentes, discapacidades de por vida y la muerte. Usted vale la pena mucho más que las molestias y problemas. Usted puede convertirse en un ejemplo para los amigos sobre la forma de conducir responsablemente y podría incluso salvar una vida.

Nombres alternativos

Conducción y adolescentes, Adolescentes y conducción segura, Seguridad automovilística y conductores adolescentes

Referencias

Martinez R. Teen crash victims: who are these people y why are they here? Ann Emerg Med. 2005; 45(2): 155-156.

Gonzales MM. Student drivers: a study of fatal motor vehicle crashes involving 16-year-old drivers. Ann Emerg Med. 2005; 45(2): 140-146.

Contenido: 5 de enero de 2011

Versión del inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Profesor Adjunto de Pediatría Clinica, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, A.D.A.M., Inc Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Conducción segura para adolescentes no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de pediatra

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94