Chequeo Urológico

Para prevenir o detectar cánceres urológicos tales como el cáncer de próstata o el cáncer de la vejiga urinaria detectado en etapas tempranas de enfermedades malignas se pueden tratar con más éxito. Precio 125 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Reparación de hidrocele

Reparación de hidrocele o hidrocelectomía es la cirugía para corregir la hinchazón del escroto que ocurre cuando se presenta un hidrocele, que es la acumulación de líquido en un testículo.

Algunas veces, los niños varones tienen un hidrocele al nacer. Los hidroceles también ocurren en niños mayores y hombres adultos. Algunas veces, se forman cuando hay también una hernia (protrusión anormal de tejido) presente. Los hidroceles son bastante comunes.

¿Qué es de la cirugía de hidrocele?

La cirugía para reparar un hidrocele con frecuencia se realiza en una clínica ambulatoria, no en un hospital. El paciente recibirá anestesia general y estará inconsciente y será incapaz de sentir dolor durante el procedimiento.

En un bebé o niño:

  • El cirujano hace una incisión quirúrgica pequeña en el pliegue de la ingle y luego drena el líquido. Se puede extirpar el saco (hidrocele) que contiene el líquido. El cirujano fortalece luego la pared del músculo con puntos de sutura. Esto se denomina reparación de una hernia.
  • Algunas veces, para realizar este procedimiento, el cirujano usa un laparoscopio, una cámara diminuta que el cirujano introduce en el área a través de una pequeña incisión quirúrgica. La cámara va conectada a un monitor de video en la sala. El cirujano hace la reparación con instrumentos pequeños que se introducen a través de otras pequeñas incisiones quirúrgicas.
En los adultos, el corte normalmente se hace en el escroto. El cirujano luego drena el líquido después de extirpar parte del saco del hidrocele.

Por qué se realiza la cirugía de hidrocele

Los hidroceles con frecuencia desaparecen por sí solos en los niños, pero no en los adultos. La mayoría de los hidroceles en los bebés desaparecerán hacia la edad de dos años.

El cirujano puede recomendar la reparación de un hidrocele si:

  • Éste se vuelve demasiado grande
  • Causa problemas con flujo sanguíneo en el área
  • También hay una hernia presente

Cuales son los riesgos de la cirugía de hidrocele

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Antes de la cirugía de hidrocele

Un anestesiólogo (un médico que se especializa en el control del dolor y en administrar analgésicos) hablará con usted acerca de su historia clínica o la de su hijo. Esta información le ayudará a seleccionar la cantidad correcta y tipo de anestesia (analgésico) a usar.

Coméntele siempre al médico o a la enfermera qué fármacos está tomando, incluso drogas, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta. Coméntele igualmente al médico si tiene algún tipo de alergias o si ha tenido problemas de sangrado en el pasado.

Algunos días antes de la cirugía, a los adultos les pueden solicitar que dejen de tomar ácido acetilsalicílico (Aspirina) u otros fármacos que dificulten la coagulación de la sangre. Éstos abarcan ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Naprosyn, Aleve), algunos suplementos herbarios y otros.

A usted o a su hijo se le puede solicitar no beber ni comer al menos durante 6 horas antes del procedimiento.

Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.

Después de la cirugía de hidrocele

Los pacientes por lo regular se recuperan rápidamente y la mayoría puede irse a casa unas horas después de la cirugía. Los niños deben tener calma y descansar más de lo habitual los primeros días después de la cirugía. La actividad normal por lo general se puede reanudar en aproximadamente 4 a 7 días.

El pronóstico

La tasa de efectividad de la reparación de hidrocele es muy alta. El pronóstico a largo plazo es excelente, pero se puede formar otro hidrocele con el tiempo, o si también había una hernia presente.

Temas relacionados sobre Reparación de hidrocele

Nombres alternativos

Hidrocelectomía,  Cirugía de hidrocele

Referencias

Schneck FX, Bellinger MF. Anomalías de los testículos y el escroto y su manejo quirúrgico. En: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urología. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 127.

Aiken JJ, Oldham KT. Inguinal hernias. En: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 343.

Contenido: 9 de marzo de 2010

Versión revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina; Scott Miller, MD, Urólogo en la práctica privada en Atlanta, Georgia. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Reparación de hidrocele no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de urólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94