Ecografía muscular

La ecografía muscular usa ondas sonoras para producir imágenes de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones de todo el cuerpo. Se utiliza para ayudar a diagnosticar torceduras, esguinces, roturas y otras afecciones de los tejidos blandos. La ecografía es segura, no es invasivo y no utiliza radiación ionizante. Precio 40 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Anomalías en la forma de caminar

Anomalías en la forma de caminar o anomalías en la marcha son patrones inusuales e incontrolables al andar que generalmente se deben a enfermedades o lesiones en las piernas, los pies, el cerebro, la médula espinal o el oído interno.

Consideraciones

El patrón de la forma como una persona camina se denomina marcha. Muchos de los diferentes tipos de anomalías de la marcha ocurren sin el control de la persona. La mayoría, pero no todos, se deben a alguna afección física.

Algunas anomalías de la marcha se conocen por su nombre:

  • Marcha festinante: una postura rígida y encorvada con la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante.
  • Marcha en tijeras: piernas ligeramente flexionadas a la altura de las caderas y las rodillas, como acuclillarse, con las rodillas y las piernas golpeándose o cruzándose en movimiento similar a tijeras.
  • Marcha espástica: caminar rígido con pies en arrastre causado por la contracción muscular prolongada en un lado.
  • Marcha en estepaje: caída del pie que cuelga con los dedos apuntando hacia abajo y provocando que estos raspen el piso al caminar, lo cual requiere que la persona levante la pierna más alto de lo normal al caminar.
  • Marcha de pato: caminar similar a un pato que puede presentarse en la niñez o posteriormente en la vida.

Causas de las Anomalías en la forma de caminar

La marcha anormal puede ser ocasionada por enfermedades en muchas áreas diferentes del cuerpo.

Las causas generales de la marcha anormal pueden abarcar:

  • Artritis de las articulaciones de la pierna o los pies.
  • Neurosis histérica (un trastorno psicológico).
  • Problemas de los pies (como callosidades, callos, uñas encarnadas, verrugas, dolor, úlcera cutánea, hinchazón, espasmos).
  • Fractura.
  • Inyecciones intramusculares que causan dolor en la pierna o las nalgas.
  • Infección.
  • Lesión.
  • Piernas de diferente longitud.
  • Miositis.
  • Pieriostitis tibial (dolor en las espinillas).
  • Problemas con los zapatos.
  • Tendinitis.
  • Torsión testicular.
Esta lista no incluye todas las causas de la marcha inestable.

CAUSAS DE MARCHAS ESPECÍFICAS

Cuidados en el hogar

El tratamiento de la causa generalmente mejora la marcha. Por ejemplo, las anomalías de la marcha ocasionadas por trauma a parte de la pierna mejorarán a medida que la pierna sana.

La fisioterapia casi siempre ayuda con los trastornos de la marcha a corto y a largo plazo. La terapia reducirá el riesgo de caídas y otras lesiones.

En caso de la marcha anormal que ocurre con una neurosis histérica, se recomienda enfáticamente la asesoría y el apoyo de los demás miembros de la familia.

En caso de marcha festinante:

  • Motive a la persona para que sea lo más independiente posible.
  • Tómese el tiempo suficiente para realizar las actividades diarias, especialmente para caminar. Las personas con este problema son muy propensas a caerse debido a su mal equilibrio y a que siempre están tratando de apurar el paso.
  • Brinde asistencia para caminar por razones de seguridad, especialmente en superficies irregulares.
  • Consulte con un fisioterapeuta acerca de la terapia de ejercicios y el reentrenamiento para caminar.
En caso de marcha en tijeras:
  • Las personas con marcha en tijeras a menudo pierden la sensibilidad en la piel. El cuidado de la piel previene las úlceras cutáneas.
  • Los dispositivos ortopédicos en las piernas y las férulas en los zapatos puede ayudar a mantener el pie en la posición apropiada para ponerse de pie y caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios si es necesario.
  • Los medicamentos (relajantes musculares, medicamentos antiespasmódicos) pueden reducir la hiperactividad muscular.
En caso de marcha espástica:
  • Se estimula el ejercicio.
  • Los dispositivos ortopédicos en las piernas y las férulas en los zapatos puede ayudar a mantener el pie en la posición apropiada para ponerse de pie y caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios si es necesario.
  • Se recomienda un bastón o caminador para aquellos con problemas de equilibrio.
  • Los medicamentos (relajantes musculares, medicamentos antiespasmódicos) pueden reducir la hiperactividad muscular.
En caso de marcha en estepaje:
  • Descanse lo suficiente, ya que la fatiga puede frecuentemente hacer que una persona afectada tropiece y se caiga.
  • Los dispositivos ortopédicos en las piernas y las férulas en los zapatos puede ayudar a mantener el pie en la posición apropiada para ponerse de pie y caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios si es necesario.
En caso de presentarse marcha de pato, siga el tratamiento que el médico le indicó.

Cuándo llamar a un médico especialista

Llame al médico si se presenta algún signo de anomalía incontrolable e inexplicable en la marcha.

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico.

Algunas de las preguntas de la historia clínica pueden ser:

  • Patrón de tiempo
    • ¿Cuándo empezó este problema con la marcha?
    • ¿El problema se presentó súbita o gradualmente?
    • ¿Ha empeorado con el tiempo?
  • Calidad (tipo de alteración en la marcha)
    • Marcha en tijeras (flexión de caderas y rodillas; cruce de las piernas entre sí);
    • Marcha en estepaje (caída del pie, los dedos se arrastran por el piso);
    • Marcha espástica (marcha rígida, arrastrando el pie);
    • Marcha festinante (caminar rígido, encorvado con la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante).
  • Otros síntomas
    • ¿Hay dolor?
    • Si hay dolor, ¿es en los músculos, en las articulaciones, en la columna o en alguna otra parte?
    • ¿Se presenta fiebre?
    • ¿Se presenta dolor testicular?
    • ¿Parece presentarse atrofia muscular (emaciación)?
    • ¿Se presenta algún tipo de parálisis?
    • ¿Se presenta algún tipo de espasmo muscular?
    • ¿Hay deformidades articulares?
    • ¿Ha habido recientemente una infección?
  • Medicamentos
    • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • Antecedentes de lesiones
    • ¿Ha habido alguna lesión pasada o reciente en la pierna?
    • Si hubo alguna lesión, ¿de qué tipo fue? ¿Fue una fractura de hueso, una luxación o una quemadura?
    • ¿Ha sufrido alguna vez la persona traumatismos craneales, especialmente alguna que le haya ocasionado un coma?
    • ¿Se ha lesionado la persona alguna vez la columna o los nervios?
  • Antecedentes de enfermedades
    • ¿Hay algún problema vascular conocido?
    • ¿Hay enfermedades conocidas como polio, miositis, tumores o accidente cerebrovascular?
    • ¿Ha habido alguna infección reciente incluyendo abscesos?
    • ¿Sufre la persona de hemofilia?
    • ¿Ha estado la persona expuesta al monóxido de carbono?
  • Tratamientos
    • ¿Ha recibido recientemente algún tipo de vacuna?
    • ¿Ha habido alguna cirugía reciente?
    • ¿Alguna vez recibió quimioterapia o radioterapia?
  • Antecedentes del paciente y familiares
    • ¿Existe algún defecto congénito diagnosticado como espina bífida, mielomeningocele o displasia de cadera?
    • ¿Existen antecedentes de parálisis cerebral o distrofia muscular?
    • ¿Algún miembro de la familia ha sufrido esclerosis múltiple?
    • ¿La persona afectada ha tenido problemas de crecimiento?
    • ¿Las piernas tienen diferente longitud?
    • ¿Existe algún problema diagnosticado de escoliosis?
El examen físico o chequeos médicos incluirá una evaluación de músculos, huesos y del sistema nervioso. El médico decidirá qué exámenes hacer con base en los resultados del examen físico.

Temas relacionados sobre Anomalías en la forma de caminar

Nombres alternativos

Anomalías en la marcha

Referencias

Griggs R, Jozefowicz R, Aminoff M. Approach to the patient with neurologic disease. En: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicina. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 418.

Thompson PD. Gait disorders. En: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurología en la práctica clínica. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann Elsevier; 2008:chap 24.

Contenido: 2 de mayo de 2011

Versión del inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Profesor de Medicina, División de Medicina General, Departamento de Medicina, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por Joseph V. Campellone, MD, División de Neurología, Hospital Universitario Cooper, Camden, NJ. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Traumatología

Consulta de Traumatología

Precio de la consulta 50 €

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Anomalías en la forma de caminar no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de traumatólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94