Consulta de Neumología con espirometría

A lo largo de los últimos años el número de pacientes afectados por las enfermedades pulmonares ha aumentado, como consecuencia del envejecimiento de la población, el aumento de la contaminación del medio ambiente y el consumo de tabaco, entre otros factores. Precio de Consulta de Neumología + espirometría 70 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Oxigenoterapia para niños

Oxigenoterapia para niños; el oxígeno es un gas que las células del cuerpo necesitan para funcionar apropiadamente. El aire que respiramos tiene normalmente un 21% de oxígeno. Se puede administrar un máximo del 100%.

¿POR QUÉ SE UTILIZA EL OXÍGENO?

Los bebés con problemas pulmonares o cardíacos pueden necesitar mayores cantidades de oxígeno.

¿CÓMO SE ADMINISTRA EL OXÍGENO?

Existen diversas formas de administrar oxígeno a un bebé, dependiendo de la cantidad que se necesite y de si su bebé requiere o no un respirador.

Una campana de oxígeno se utiliza para bebés que son capaces de respirar por sí solos, pero que aún necesitan oxígeno adicional.

Dicha campana es un domo de plástico o caja con oxígeno caliente o humidificado en su interior y que se coloca por encima de la cabeza del bebé.

Por otro lado, se puede usar una sonda plástica suave y delgada llamada cánula nasal (CN).

Esta sonda, través de la cual fluye el oxígeno, tiene puntas que encajan suavemente en la nariz del bebé. Para usar este tipo de oxigenoterapia el bebé debe ser capaz de respirar sin ayuda.

Otra alternativa es un sistema de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP). La máquina de CPAP suministra oxígeno a través de sondas con puntas nasales suaves, pero el aire está bajo presión mayor, lo cual ayuda a que los pulmones se expandan (inflen) mejor.

Finalmente, puede ser necesario un respirador o ventilador para suministrarle al bebé una cantidad mayor de oxígeno. El oxígeno fluye a través de una sonda puesta que baja por la tráquea del bebé.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DEL OXÍGENO?

Demasiado o muy poco oxígeno puede ser dañino. Si las células del cuerpo reciben muy poco oxígeno, se disminuye la producción de energía, y con muy poca energía, es probable que las células no funcionen adecuadamente y mueran.

Es posible que el bebé no crezca en forma apropiada y hay un riesgo de lesión en muchos de los órganos que se están desarrollando, incluyendo el cerebro y el corazón.

Sin embargo, demasiado oxígeno también puede ocasionar lesiones. De hecho, respirar demasiado oxígeno puede ocasionar lesión pulmonar.

Además, bajo ciertas condiciones, la presencia de demasiado oxígeno en la sangre puede llevar a que se presenten problemas a nivel cerebral y ocular.

Los bebés con ciertas afecciones cardíacas también pueden requerir niveles más bajos de oxígeno en la sangre. El personal de enfermería y los médicos del bebé tratan de balancear la cantidad de oxígeno necesario con el fin de minimizar los riesgos de que se administre demasiado o muy poco.

Si tiene otras preguntas con respecto a los riesgos y beneficios del oxígeno en su bebé, debe discutir esto con el médico.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE LOS SISTEMAS DE ADMINISTRACIÓN DE OXÍGENO?

Los bebés que reciben oxígeno por medio de la campana de oxígeno pueden resfriarse si la temperatura de este gas no es lo suficientemente caliente.

La mayoría (mas no todas) de las cánulas nasales utilizan oxígeno fresco y seco. A tasas de flujo más altas, esto puede llevar a una irritación de la parte interna de la nariz, ocasionando agrietamiento de la piel, sangrado o tapones mucosos en la nariz, lo cual puede aumentar el riesgo de infección.

Se pueden presentar problemas similares con los dispositivos CPAP nasales. Igualmente, algunos de estos dispositivos utilizan puntas nasales muy amplias que pueden deformar la nariz.

Los respiradores mecánicos ofrecen muchos riesgos sobre los cuales se debe hablar con el médico.

Temas relacionados sobre Oxigenoterapia para niños

Referencias

Contenido: 17 de diciembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Profesor Asociado de Pediatría, División de Neonatología, Médico de la Universidad de Carolina del Sur, Charleston, SC. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

91 827 89 94

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Neumología

Consulta de Neumología

Precio de la consulta 50 €

 

Especialistas Médicos

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Oxigenoterapia para niños no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2016 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.

Trabajo de neumólogo

2016 © Copyright - Clínica DAM

Información y contacto        91 827 89 94