Catéter percutáneo en bebés

Catéter percutáneo en bebés, vía central insertada percutáneamente en bebés o catéter central insertado percutáneamente en bebés es un tubo de plástico muy delgado y suave que se coloca en un vaso sanguíneo pequeño. El artículo se aborda el PICC en bebés.

¿POR QUÉ SE UTILIZA UN PICC?

La principal razón para el uso de un PICC es la de permitir la administración de líquidos y medicamentos durante un período de tiempo prolongado sin tener que reemplazar frecuentemente una vía intravenosa. Una vía intravenosa regular generalmente dura sólo de 1 a 3 días antes de ser necesario reemplazarla, mientras que un PICC a menudo se puede mantener durante 2 a 3 semanas o más. Los bebés que con mayor probabilidad se benefician de la colocación de un PICC son, entre otros, aquellos bebés muy inmaduros, quienes tengan problemas intestinales que les impiden comer y quienes necesiten tomar medicamentos intravenosos por un tiempo prolongado.

¿CÓMO SE COLOCA UN PICC?

Al bebé se le administran analgésicos. El médico hará una pequeña incisión quirúrgica y colocará una aguja hueca dentro de una vena pequeña, generalmente en el brazo o la pierna. Se pasa el PICC a través de la aguja hasta una vena grande cercana (no dentro) al corazón. Su posición se determina por medio de una radiografía. La aguja se retira después de que se coloca el catéter.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UN PICC?

Se pueden necesitar varios intentos para colocar el PICC y, en algunos casos, no se puede ubicar apropiadamente. Asimismo, hay un pequeño riesgo de infección y, cuanto más tiempo esté el PICC colocado, mayor será dicho riesgo. Algunas veces, el catéter puede desgastar la pared del vaso sanguíneo, haciendo que el líquido o medicamento intravenoso se filtre dentro de las áreas cercanas del cuerpo.

En muy raros casos, la pared del corazón se puede desgastar y ocasionar sangrado grave y funcionamiento cardíaco deficiente. Asimismo, en casos excepcionales, el catéter se puede romper dentro del vaso sanguíneo.

Nombres alternativos

PICC en bebés, PQC en bebés, Vía central insertada percutáneamente en bebés, Catéter central insertado percutáneamente en bebés

Referencias

Contenido: 18 de diciembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Kimberly G Lee, MD, MSc, IBCLC, Profesor Asociado de Pediatría, División de Neonatología, Médico de la Universidad de Carolina del Sur, Charleston, SC. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la política editorial, el proceso editorial y la póliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).

El artículo de Catéter percutáneo en bebés no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2018 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.