Consulta de Dermatología

Consultas, Segunda opinión médica de Dermatología, Cirugías y TratamientosCentro médico privado de especialidades médicas

Teléfono de citas
91 460 80 00
Horarios
Lunes a viernes 8:00 a 21:00
Sábados 9:00 a 14:00

Sudoración excesiva

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Sudoración excesiva

Sudoración excesiva, hiperhidrosis, transpiración excesiva o diaforesis es una afección médica por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o cuando están en reposo.

Síntomas de la sudoración excesiva

El síntoma principal de la hiperhidrosis es la humedad.

Causas de la sudoración excesiva

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, cuando hacen ejercicio o en respuesta a situaciones que las hacen poner nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas.

Sin embargo, la sudoración excesiva ocurre sin que se presenten tales desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria o focal y afecta del 2 al 3% de la población, aunque menos del 40% de los pacientes con dicha afección busca asesoría médica. En la mayoría de los casos de hiperhidrosis primaria, no se puede encontrar la causa, y es un padecimiento que parece darse en familias.

Si la sudoración ocurre como resultado de otra afección médica, se denomina hiperhidrosis secundaria. La transpiración puede darse en todo el cuerpo o puede estar localizada en un área. Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria abarcan:

Pruebas y exámenes de la sudoración excesiva

Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico y se pueden utilizar igualmente muchas pruebas para diagnosticar la sudoración excesiva. Estas pruebas abarcan:

  • Prueba de yodo-almidón. Se aplica una solución de yodo al área que presenta sudoración y, después de secarse, se esparce almidón sobre dicha área. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor se torne de color azul oscuro.
  • Prueba del papel. Se coloca un papel especial en el área afectada para absorber el sudor y luego se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se habrá acumulado.

A usted igualmente se le pueden pedir detalles acerca de la sudoración, tales como:

  • Localización
    • ¿Se presenta en la cara, las palmas de las manos o las axilas?
    • ¿Se presenta en todo el cuerpo?
  • Patrón de tiempo
    • ¿Ocurre en la noche?
    • ¿Comenzó súbitamente?
  • Desencadenantes
    • ¿Se presenta en respuesta a recordatorios de algo que a usted le perturba (como un hecho traumático)?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? Por ejemplo,
    • Pérdida de peso
    • Latidos cardíacos fuertes
    • Manos frías y pegajosas
    • Fiebre
    • Inapetencia

El tratamiento de la sudoración excesiva

Los tratamientos pueden abarcar:

  • Antitranspirantes: la sudoración excesiva se puede controlar con antitranspirantes fuertes, los cuales taponan los conductos sudoríparos. Los productos que contienen del 10 al 15% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración en las axilas. A algunos pacientes se les puede prescribir un producto que contenga dosis más altas de cloruro de aluminio, que se aplica en las noches en las áreas afectadas. Los antitranspirantes pueden causar irritación de la piel y las grandes dosis de cloruro de aluminio pueden estropear la ropa. Nota: los desodorantes no previenen la sudoración, pero ayudan a reducir el olor corporal.
  • Medicamentos: los medicamentos anticolinérgicos, como el glucopirrolato (Robinul, Robinul-Forte), ayudan a prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas, pero, aunque son efectivos con algunos pacientes, estos medicamentos no han sido estudiados tan bien como otros tratamientos. Los efectos secundarios son, entre otros: boca reseca, mareo y problemas con la micción. Los betabloqueadores o las benzodiazepinas pueden ayudar a reducir la sudoración relacionada con el estrés.
  • Iontoforesis: este procedimiento aprobado por la FDA utiliza electricidad para cerrar temporalmente la glándula sudorípara y es más efectivo para la sudoración de las manos y de los pies. Las manos o los pies se meten en agua y luego se pasa una corriente eléctrica suave a través de ésta. La electricidad se incrementa gradualmente hasta que el paciente sienta una ligera sensación de hormigueo. La terapia dura aproximadamente de 10 a 20 minutos y requiere varias sesiones. Los efectos secundarios, aunque son poco comunes, abarcan ampollas y agrietamiento de la piel.
  • Botox: la toxina botulínica tipo A (Botox) está aprobada por la FDA para el tratamiento de la sudoración intensa en las axilas, una afección llamada hiperhidrosis axilar primaria. Pequeñas dosis de toxina botulínica purificada inyectadas debajo del brazo bloquean temporalmente los nervios que estimulan la sudoración. Los efectos secundarios incluyen dolor en el sitio de la inyección y síntomas seudogripales. Si se está pensando en aplicarse Botox en otras áreas de sudoración excesiva, hable con el médico en detalle. El Botox utilizado para el sudor en las palmas de las manos puede causar debilidad leve pero temporal e intenso dolor.
  • Simpatectomía torácica endoscópica (STE): en casos graves, se puede recomendar un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, llamado simpatectomía, cuando otros tratamientos fallan. Este procedimiento cierra la señal que le ordena al cuerpo sudar excesivamente y, por lo general, se lleva a cabo en pacientes cuyas palmas de las manos sudan mucho más copiosamente de lo normal. También se puede utilizar para tratar la sudoración extrema de la cara. La STE no funciona igual de bien para aquellas personas con sudoración excesiva en las axilas. Ver el artículo de la cirugía de simpatectomía torácica endoscópica.

Grupos de apoyo

Internacional Hyperhidrosis Society: www.sweathelp.org

El pronóstico

Cloruro de aluminio: es posible que inicialmente el paciente necesite utilizarlo de tres a siete veces a la semana, pero después de normalizarse la sudoración, es probable que la persona necesite usarlo únicamente una vez cada una a tres semanas. Si la irritación de la piel es un problema, un médico puede prescribir temporalmente una crema a base de esteroides.

Botox: la inflamación desaparece en unas cuantas semanas. El efecto de una sola inyección puede durar hasta unos cuantos meses y algunos pacientes necesitan inyecciones adicionales.

Iontoforesis: la sudoración se puede reducir después de 6 a 10 sesiones. Después de eso, la persona puede necesitar tratamiento una vez cada una a cuatro semanas.

Posibles complicaciones

Algunas de las causas de hiperhidrosis pueden ser graves. Consulte siempre con un médico si presenta sudoración excesiva.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si usted presenta:

  • Sudoración prolongada, excesiva e inexplicable.
  • Sudoración acompañada o seguida de dolor o presión en el pecho.
  • Sudoración con pérdida de peso.
  • Sudoración que se presenta con más frecuencia durante el sueño.
  • Sudoración acompañada de fiebre, pérdida de peso, dolor torácico, dificultad para respirar o latidos cardíacos rápidos y fuertes. Estos síntomas pueden ser un signo de una enfermedad subyacente, como hipertiroidismo.

Temas relacionados sobre Sudoración excesiva

Nombres alternativos

Hiperhidrosis, Transpiración excesiva, Diaforesis

Referencias

Boley TM, Belangee KN, Markwell S, Hazelrigg SR. El efecto de la simpatectomía toracoscópica sobre Calidad de vida y gestión de los síntomas de la hiperhidrosis. Journal of the American College of Surgeons. March 2007;204(3).

Reisfeld R, Berliner KI. Revisión basada en la evidencia del tratamiento no quirúrgico de la hiperhidrosis. Thorac Surg Clin. 2008 May;18(2):157-66. Review.

Hornberger J, Grimes K et al. El reconocimiento, el diagnóstico y el tratamiento de la hiperhidrosis focal primaria. J Am Acad Dermatol 2004; 51: 274-86

Lowe NJ, Glaser DA, Eadie N, et al. J Am Acad Dermatol. 2007 Apr;56(4):604-11. Epub 2007 Feb 15.Botulinum toxin type A in the treatment of primary axillary hyperhidrosis: a 52-week multicenter double-blind, randomized, placebo-controlled study of efficacy y safety.

Solish N, Benohanian A, Kowalski JW. Prospective open-label study of botulinum toxin type A in patients with axillary hyperhidrosis: effects on functional impairment y quality of life. Dermatol Surg. 2005 Apr;31(4):405-13.

Contenido: 13 de mayo de 2011

Versión del inglés revisada por: Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Centro de Enfermedades Dermatológicas, Atlanta, GA. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

Revisión de lunares
ABCDE

Si un lunar presenta cualquiera de las señales siguientes, haz que te lo mire inmediatamente un dermatólogo:

Asimetría: una mitad del lunar no corresponde con l otra mitad.
Bordes: los bordes son desiguales, borrosos, o irregulares.
Color: El lunar tiene colores diferentes, o tiene diferentes tonos de canela, marrón, negro, azul, blanco o rojo.
Diámetro: El diámetro del lunar es más grande que el de un borrador de lápiz.
Elevación/Evaluación: Cuando parece que el lunar está elevado (por encima de la piel); o si los lunares están cambiando.

  • Antares
  • Asefa salud
  • Asociación de la Prensa de Madrid
  • ASSSA
  • AXA
  • Caser
  • Cigna
  • Cosalud (Groupama)
  • Divina Pastora
  • DKV
  • DKV Muface
  • Hermandad Madrileña
  • HNA
  • HNA Servicios Corporativos
  • Medifiatc
  • MUSA (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid)
  • Mutua de Terrassa
  • Néctar
  • Previsalud
  • RACC Seguros
  • Reale Salud
  • Saludcor
  • Santa Lucía
  • Sersanet
  • Y otras… Consultenos

Información contacto

Teléfono 91 460 80 00 / 91 460 80 01

Horarios de citación

Lunes a viernes: 8:00 a 21:00 horas
Sabados: 9:00 a 14:00 horas

Dónde estamos

C/ Marqués de Jura Real, 12
28019 Madrid, MAD

Llegar en coche

Para los pacientes de Clínica DAM hay un aparcamiento de pago con descuento.

Llegar en metro

Línea 5 – Marqués de Vadillo
Linea 6 – Usera

Llegar en autobus

23 – 55 – 60 – N15

Sudoración excesiva

Foto de Clínica DAM

Calle Marqués de Jura Real, 12
Madrid, 28019 España

+34914608000

, , , Dermatología

CalidadA.D.A.M., Inc. esta acreditada por la URAC, tambien conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditacion de la URAC es un comite auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estandares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distincion en servicios de salud en la red. Conozca mas sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es tambien uno de los miembros fundadores de la Junta Etica de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundacion de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch). El artículo de Sudoración excesiva no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 112. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2015 ADAM, Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.