Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Ligadura de trompas

Ligadura de trompas, cirugía de esterilización femenina, esterilización tubárica, ligadura tubárica, Ligar las trompas o procedimiento histeroscópico de oclusión de las trompas es una cirugía para cerrar las trompas de Falopio de una mujer. Estos conductos conectan los ovarios con el útero. Una mujer que se someta a esta cirugía ya no podrá quedar en embarazo (estéril).

¿Qué es la ligadura de trompas?

La ligadura de trompas se hace en un hospital o en una clínica de atención ambulatoria.

  • A usted le pueden poner anestesia general, la cual hará que esté inconsciente y no pueda sentir dolor.
  • O le pueden poner anestesia local (despierta e incapaz de sentir dolor) o anestesia raquídea (despierta pero incapaz de sentir dolor). Asimismo, probablemente le darán un medicamento para inducirle el sueño.

El procedimiento tarda aproximadamente 30 minutos.

  • El cirujano hará una o dos pequeñas incisiones quirúrgicas en el abdomen, generalmente alrededor del ombligo. Se puede bombear gas dentro del abdomen para expandirlo, lo cual le ayuda al cirujano a ver el útero y las trompas de Falopio.
  • El cirujano introducirá un laparoscopio, un tubo angosto con una cámara diminuta en un extremo, en el abdomen. Igualmente, se introducirán instrumentos para bloquear las trompas a través del laparoscopio o a través de una incisión muy pequeña y separada.
  • Las trompas se cauterizan (se queman) o se sellan con un pequeño gancho o un anillo (banda).

La ligadura de trompas también puede realizarse inmediatamente después de tener un bebé a través de una pequeña incisión en el ombligo o durante una cesárea.

Otro método de esterilización implica pasar a través del cuello uterino y colocar espirales o tapones en las trompas donde éstas se conectan con el útero (procedimiento histeroscópico de oclusión de las trompas).

Por qué se realiza la ligadura de trompas

La ligadura de trompas se puede recomendar para mujeres adultas que sepan con seguridad que no desean quedar en embarazo en el futuro.

Aunque muchas mujeres deciden hacerse una ligadura de trompas, algunas se arrepienten posteriormente de haberlo hecho. Cuanto más joven sea la mujer, mayores serán las probabilidades de que se arrepienta de haberse hecho ligar las trompas a medida que vaya envejeciendo.

La ligadura de trompas se considera una forma de planificación familiar permanente y no se recomienda como método a corto plazo o reversible. Aún así, algunas veces, la cirugía mayor se puede revertir. Aproximadamente de 50 a 80 de cada 100 mujeres que se someten a una recanalización de trompas pueden volver a quedar en embarazo. Un procedimiento histeroscópico de oclusión de las trompas es muy difícil de revertir.

Cuales son los riesgos de la ligadura de trompas

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado.
  • Daño a otros órganos (aparatos digestivo o urinario), lo cual requiere cirugía adicional para su reparación.
  • Infección.

Los riesgos de cualquier anestesia abarcan:

Los riesgos de la ligadura de trompas son:

  • Cierre incompleto de las trompas, lo cual podría aún hacer posible que se presente un embarazo. Aproximadamente 1 de cada 200 mujeres que ha tenido ligadura de trompas queda en embarazo posteriormente.
  • Aumento del riesgo de embarazo tubárico (ectópico) si dicho embarazo ocurre después de una ligadura de trompas.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Laparoscopia ginecológica

Laparoscopia ginecológica, laparoscopia ginecológica exploratoria, ligadura de trompas laparoscópica, ooforectomía laparoscópica, histerectomía laparoscópica o recolección laparoscópica de óvulos es un grupo de procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos que utilizan una cámara pequeña para examinar los órganos reproductivos femeninos.

Ve también:

Forma en que se realiza la laparoscopia ginecológica

El primer procedimiento ginecológico que involucró el uso de un laparoscopio incluía una laparoscopia exploratoria para diagnosticar patologías ováricas tales como quistes, torsión y cáncer. Desde entonces, se han desarrollado operaciones más complejas, incluyendo la extirpación laparoscópica de un embarazo tubárico, recolección de óvulos para fertilización in vitro y extirpación laparoscópica del útero (histerectomía) o de los ovarios.

El procedimiento generalmente se realiza en el hospital, bajo anestesia general. Se inserta una sonda delgada (catéter) en la vejiga a través de la uretra y puede colocarse otra sonda, llamada sonda nasogástrica (NG), a través de la nariz hasta el estómago para eliminar el contenido estomacal.

Después de limpiar el área, se hace una pequeña incisión por encima o por debajo del ombligo. Se inyecta dióxido de carbono para elevar la pared abdominal, creando un mayor espacio para trabajar y facilitándole aún más al cirujano la visualización y trabajo con los órganos. Luego, se inserta el laparoscopio para poder examinar los órganos de la pelvis y el abdomen. Es posible que se necesiten incisiones pequeñas adicionales.

Después del examen, las incisiones se cierran con suturas y se colocan vendajes. Dependiendo de la operación realizada, puede dejarse un drenaje en una de las incisiones para permitir la eliminación de líquido que se puede haber acumulado.

Preparación para la laparoscopia ginecológica

No se puede ingerir ningún alimento sólido ni líquido durante ocho horas antes del examen.

Lo que se siente durante la laparoscopia ginecológica

Bajo anestesia general, no se siente dolor alguno durante el procedimiento; sin embargo, los sitios de la incisión pueden palpitar y doler un poco después de la operación. El médico especialista puede prescribir un analgésico.

Con la anestesia local, se puede sentir un pinchazo y una sensación de ardor cuando se está aplicando el anestésico y puede experimentarse dolor en el sitio de la incisión. Posteriormente, las incisiones pueden palpitar por varias horas y doler un poco, para lo cual el médico puede administrar un medicamento para el dolor (analgésico).

Adicionalmente, se puede sentir dolor en el hombro por algunos días, ya que el dióxido de carbono utilizado para inflar el abdomen puede irritar el diafragma, que comparte algunos de los mismos nervios del hombro. Igualmente, se puede tener un aumento en la necesidad de orinar, ya que el gas puede ejercer presión sobre la vejiga.

Dependiendo del procedimiento realizado, el médico puede recomendar no consumir alimentos sólidos ni líquidos durante un tiempo después del procedimiento.

Razones por las que se realiza la laparoscopia ginecológica

La laparoscopia ginecológica se realiza por las mismas razones que una cirugía abierta.

Significado de los valores anormales de la laparoscopia ginecológica

Los resultados anormales son específicos para la operación realizada.

Cuáles son los riesgos de la laparoscopia ginecológica

Existe el riesgo de perforar un órgano, lo que puede ocasionar una filtración del contenido intestinal o un sangrado en la cavidad abdominal.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Laparoscopia pélvica

Laparoscopia pélvica, celioscopia, cirugía de curitas, laparoscopia ginecológica, pelviscopia o laparoscopia ginecológica exploratoria es un procedimiento quirúrgico para examinar y tratar órganos abdominales y pélvicos, a través de un pequeño instrumento quirúrgico de visualización (laparoscopio) que se introduce en el abdomen a nivel del ombligo.

¿Qué es la laparoscopia pélvica?

Mientras usted se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor bajo anestesia general, el médico hace una incisión quirúrgica de 12 mm en la piel, por debajo del ombligo. Luego, se insufla dióxido de carbono en el abdomen para ayudarle al médico a ver los órganos más fácilmente.

Se inserta el laparoscopio, un instrumento similar a un pequeño telescopio en un tubo flexible, de manera que el médico pueda observar el área.

Se pueden introducir otros instrumentos a través de otras incisiones quirúrgicas pequeñas en la parte baja del abdomen. Mientras observa un monitor de video, el médico puede:

  • Obtener muestras de tejido (biopsia)
  • Mirar alrededor y diagnosticar la causa de cualquier síntoma
  • Extraer tejido cicatricial u otro tejido anormal, como de una endometriosis
  • Reparar o extirpar parte o todos los ovarios o las trompas
  • Reparar o extirpar parte del útero
  • Realizar otros procedimientos quirúrgicos (como apendicectomía, extirpación de ganglios linfáticos)

Después de la laparoscopia, se libera el dióxido de carbono y el cirujano cierra las incisiones con suturas.

El tiempo promedio de la cirugía depende del procedimiento realizado.

Indicaciones de la laparoscopia pélvica

La laparoscopia puede obviar la necesidad de una gran incisión quirúrgica en el abdomen y una hospitalización más prolongada. Hay menos pérdida de sangre con la cirugía laparoscópica y menos dolor en las primeras semanas después de la cirugía.

La laparoscopia pélvica se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento y se puede recomendar para:

  • Una masa pélvica anormal o un quiste ovárico encontrados en una ecografía de la pelvis
  • Cáncer (ovárico, endometrial o cervical) con el fin de:
    • buscar propagación del cáncer y llevar a cabo una biopsia (llamado estadificación)
    • extirpar ganglios linfáticos u órganos pélvicos
  • Dolor pélvico crónico (prolongado), si no se ha encontrado otra causa
  • Evaluar y tratar la esterilidad
  • Extirpar el útero (histerectomía)
  • Extirpar miomas uterinos (miomectomía)
  • Esterilización (ligadura de trompas)
  • Dolor pélvico súbito e intenso (puede ser causado por torsión del ovario, apendicitis, perforación del útero o salpingitis)
  • Tratamiento quirúrgico de un embarazo ectópico
  • Tejido uterino encontrado por fuera del útero en el abdomen (endometriosis)

Cuales son los riesgos de la laparoscopia pélvica

La anestesia general presenta el riesgo de reacciones a los medicamentos, incluyendo problemas respiratorios. Los riesgos de cualquier cirugía de la pelvis abarcan:

  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos en la pierna o las venas de la pelvis, los cuales podría viajar hasta los pulmones y, en raras ocasiones, ser mortales
  • Problemas respiratorios
  • Daño a órganos y tejidos adyacentes
  • Problemas cardíacos
  • Infección

Antes de la laparoscopia pélvica

Coméntele siempre al médico o a la enfermera:

  • Si está o podría estar en embarazo.
  • Qué fármacos está tomando, incluso drogas, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.

En el día de la cirugía:

  • Se le solicitará generalmente no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía u 8 horas antes de la operación.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Infertilidad

Infertilidad, incapacidad para concebir o incapacidad para quedar embarazada (esterilidad) significa que usted no puede tener un bebé (concebir).

La infertilidad se clasifica en dos categorías:

  • La infertilidad primaria se refiere a las parejas que nunca han podido quedar en embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales (coito) sin protección.
  • La infertilidad secundaria se refiere a las parejas que han estado embarazadas al menos una vez, pero nunca después.

Síntomas de la infertilidad

El síntoma principal de la infertilidad es la incapacidad para quedar embarazada. Los síntomas específicos dependen de lo que la esté causando.

La infertilidad puede provocar muchas emociones dolorosas en uno o ambos miembros de la pareja.

Causas de la infertilidad

La infertilidad (esterilidad) puede ser causada por un amplio rango de factores, tanto físicos como emocionales. La infertilidad puede deberse a problemas en el hombre, la mujer o en ambos.

INFERTILIDAD FEMENINA:

La infertilidad femenina puede ocurrir cuando:

  • Un óvulo fecundado o el embrión no sobrevive una vez que se fija al revestimiento del útero (matriz).
  • El óvulo fecundado no se fija al revestimiento del útero.
  • Los óvulos no pueden movilizarse desde el ovario hasta el útero.
  • Los ovarios tienen problemas para producir óvulos.

La infertilidad femenina puede ser causada por:

  • Trastornos autoimmunitarios, como el síndrome antifosfolípídico (SAFL).
  • Cáncer o tumor.
  • Trastornos de la coagulación.
  • Diabetes.
  • Neoplasias (como miomas o pólipos) en el útero y el cuello uterino.
  • Defectos congénitos que afectan el tracto reproductor.
  • Ejercicio excesivo.
  • Trastornos alimentarios o desnutrición.
  • Uso de ciertos medicamentos, entre ellos fármacos quimioterapéuticos.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Obesidad.
  • Edad avanzada.
  • Quistes ováricos y síndrome de ovario poliquístico (SOPQ).
  • Infección pélvica o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
  • Cicatrización a raíz de infección de transmisión sexual o endometriosis.
  • Enfermedad tiroidea.
  • Muy pocas o demasiadas hormonas.

INFERTILIDAD MASCULINA:

La infertilidad masculina puede deberse a:

  • Una disminución en el número de espermatozoides.
  • Espermatozoides que resultan bloqueados y no pueden ser liberados.
  • Espermatozoides que no funcionan adecuadamente.

La infertilidad masculina puede ser causada por:

  • Contaminantes medioambientales.
  • Exposición a mucho calor durante períodos prolongados.
  • Anomalías congénitas.
  • Consumo compulsivo de alcohol, marihuana o cocaína.
  • Muy pocas o demasiadas hormonas.
  • Impotencia.
  • Infección.
  • Edad avanzada.
  • Tratamientos para el cáncer, entre ellos quimioterapia y radiación.
  • Cicatrización a raíz de enfermedades de transmisión sexual, lesión o cirugía.
  • Eyaculación retrógrada.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de ciertos fármacos, como cimetidina, espironolactona y nitrofurantoina.

Las posibilidades de quedar en embarazo en parejas saludables menores de 30 años y que tengan relaciones con regularidad es aproximadamente de un 25 a un 30% mensual.

El punto de máxima fertilidad de una mujer está a comienzos de los 20 años de edad. Después de los 35 años, y especialmente después de los 40, las probabilidades de que una mujer quede embarazada disminuyen considerablemente.

Pruebas diagnósticas de la infertilidad

El momento para buscar el tratamiento para la infertilidad depende de su edad. Se recomienda que las mujeres menores 30 años generalmente intenten quedar embarazadas por sí solas durante un año antes de hacerse exámenes.

Las pruebas para determinar la infertilidad incluyen una historia clínica y un examen físico o chequeos médicos completos de ambos compañeros.

Se harán análisis de sangre e imagenológicos. En las mujeres, esto puede abarcar:

  • Análisis de sangre para verificar el nivel de hormonas, entre ellas, progesterona y foliculoestimulante.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Infección mamaria

Infección mamaria, mastitis, absceso mamario o infección del tejido mamario es una infección en el tejido de las mamas.

Síntomas de la infección mamaria

Causas de la infección mamaria

Las infecciones mamarias son, por lo general, causadas por bacterias comunes que se encuentran en la piel normal (Staphylococcus aureus).

Las bacterias se introducen a través de una fisura o ruptura en la piel, generalmente en los pezones.

La infección tiene lugar en el tejido graso de la mama y ocasiona inflamación, la cual comprime a su vez los conductos galactóforos, provocando dolor e hinchazón en la mama infectada.

Las infecciones mamarias se presentan generalmente en mujeres que están lactando.

Las infecciones mamarias que no tienen relación con la lactancia podrían ser una rara forma de cáncer de mama.

Pruebas diagnósticas de la infección mamaria

A las mujeres lactantes generalmente no se les hacen exámenes.

Sin embargo, un examen a menudo sirve para confirmar el diagnóstico y descartar complicaciones tales como un absceso.

Algunas veces, para las infecciones que se siguen presentando, se hace un cultivo de leche del pezón. En las mujeres que no están lactando, los exámenes pueden abarcar mamografía o biopsia de mama.

El tratamiento de la infección mamaria

El cuidado personal puede incluir la aplicación de calor húmedo al tejido de la mama infectada durante 15 a 20 minutos, 4 veces diarias.

Los antibióticos generalmente son muy efectivos para tratar la infección mamaria. A usted se la invita a que continúe amamantando o extrayendo la leche materna con el fin de aliviar la congestión mamaria por la producción de leche mientras recibe tratamiento.

El pronóstico

Por lo general, la afección desaparece rápidamente con terapia de antibióticos.

Posibles complicaciones

En infecciones severas, se puede presentar un absceso. Los abscesos necesitan drenarse ya sea como procedimiento en el consultorio o con cirugía. A las mujeres con abscesos se les puede recomendar que suspendan temporalmente la lactancia.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • Alguna parte del tejido de la mama se torna rojo, sensible, hinchado o caliente.
  • Usted está amamantando y presenta fiebre alta.
  • Los ganglios linfáticos bajo la axila se tornan sensibles o hinchados.

Prevención de la infección mamaria

Lo siguiente puede ayudar a reducir el riesgo de infecciones mamarias:

  • Atención cuidadosa del pezón para prevenir irritación y cuarteamiento
  • Alimentar con frecuencia y extraer leche para prevenir congestión de la mama
  • Técnica apropiada de amamantamiento con buena sujeción por parte del bebé
  • Destetar lentamente, durante varias semanas, en lugar suspender abruptamente la lactancia materna

Temas relacionados sobre Infección mamaria

Nombres alternativos

Mastitis, Absceso mamario, Infección del tejido mamario

Referencias

Newton ER. Breast-feeding. En: Gabbe SG, Niebyl JF, Simpson JL, eds. Obstetricia: Normal y Problema embarazos. 5th ed. Philadelphia, PA: Churchill Livingston Elsevier; 2007:chap 22.

Grobmyer SR, Massoll N, Copeland EM III. Clinical management of mastitis y breast abscess y idiopathic granulomatous mastitis.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Endometritis

Endometritis es una inflamación o irritación del revestimiento del útero (el endometrio).

Ver también:

Síntomas de la endometritis

Causas de la endometritis

La endometritis es causada por infecciones como clamidia, gonorrea, tuberculosis o mezclas de bacterias vaginales normales.

Es más probable que se presente después de un aborto espontáneo o un parto, especialmente después de un trabajo de parto prolongado o una cesárea.

Un procedimiento médico que implique penetrar el útero a través del cuello uterino aumentará el riesgo de desarrollo de endometritis.

Esto incluye una dilatación y legrado, una histeroscopia y colocación de un dispositivo intrauterino (DIU).

La endometritis puede ocurrir al mismo tiempo que otras infecciones pélvicas, como salpingitis aguda, cervicitis aguda y muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Pruebas diagnósticas de la endometritis

El médico llevará a cabo un examen físico o chequeos médicos y una evaluación de la pelvis. El abdomen bajo puede estar sensible y puede haber disminución de los borborigmos.

Un examen de la pelvis puede revelar sensibilidad en el útero y el cuello uterino. Igualmente, puede haber flujo cervical.

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

El tratamiento de la endometritis

Los antibióticos se utilizan para tratar y prevenir complicaciones de la endometritis. Si le han recetado antibióticos después de un procedimiento ginecólogo, es muy importante terminar todo el medicamento y asistir a control con su médico.

Posiblemente sea necesario hospitalizarlo si usted tiene un caso complicado de endometritis, como aquéllos que involucran síntomas serios, o que ocurra después del parto.

Otros tratamientos pueden involucrar:

  • Líquidos a través de una vena (por vía IV)
  • Reposo

Los compañeros sexuales también pueden necesitar tratamiento si la afección es causada por una enfermedad de transmisión sexual.

El pronóstico

La mayoría de los casos de endometritis se resuelven con antibióticos. La endometritis sin tratamiento puede llevar a una infección más seria y complicaciones con los órganos pélvicos, la reproducción y la salud general.

Posibles complicaciones

Cuándo llamar a un médico especialista

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de endometritis.

Llame de inmediato si presenta síntomas y recientemente tuvo un bebé, un aborto espontáneo o provocado, la colocación de un DIU o alguna cirugía que involucrara el útero.

Prevención de la endometritis

La endometritis causada por enfermedades de transmisión sexual se puede prevenir por medio de:

  • Diagnóstico oportuno y tratamiento completo de las enfermedades de transmisión sexual en usted misma y en sus compañeros sexuales
  • Prácticas sexuales con precaución, como el uso de condones

El riesgo de endometritis se reduce por medio de técnicas cuidadosas de esterilización utilizadas por los médicos al atender partos o practicar un aborto, colocar dispositivos intrauterinos (DIU) u otros procedimientos ginecológicos.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Huevo de Naboth

Huevo de Naboth es un tumor lleno de moco en la superficie del cuello uterino.

Síntomas del huevo de Naboth

Cada huevo de Naboth aparece como una protuberancia blanca y pequeña y puede haber más de una.

Causas del huevo de Naboth

El cuello uterino está recubierto con glándulas y células que secretan moco.

Las glándulas pueden resultar cubiertas por un tipo de células cutáneas llamadas epitelio escamoso.

Cuando esto sucede, las secreciones se acumulan en las glándulas taponadas, formando una protuberancia redonda y lisa sobre el cuello uterino, llamada huevo de Naboth.

Pruebas diagnósticas del huevo de Naboth

Durante un examen pélvico, el médico observará una pequeña protuberancia lisa y redonda (o grupos de protuberancias) sobre la superficie del cuello uterino. En raras ocasiones, es necesario realizar una colposcopia para diferenciar los huevos de Naboth de otras protuberancias y úlceras que se pueden presentar en el cuello uterino.

Algunas veces, se abre el quiste para confirmar que se trata de un huevo de Naboth.

El tratamiento del huevo de Naboth

No es necesario tratamiento alguno, ya que los huevos de Naboth no causan ningún problema.

En raras ocasiones, se pueden abrir y drenar si son tan grandes que causan problemas con la forma del cuello uterino, lo cual puede hacer que los exámenes sean más difíciles.

El pronóstico

Los huevos de Naboth no causan ningún daño. Son una condición benigna.

Posibles complicaciones

En raras ocasiones, los quistes pueden llegar a ser tan numerosos o grandes que el cuello uterino aumenta de tamaño o resulta obstruido, dificultando la toma de una citología vaginal.

Cuándo llamar a un médico especialista

Esta afección generalmente se descubre durante un examen pélvico de rutina.

Prevención

No hay una forma de prevención conocida.

Temas relacionados sobre Huevo Naboth

Referencias

Lentz GM. History, physical examination, y preventive health care: general, gynecologic, y psychosocial history y examination, health care maintenance, disease prevention. En: Katz, VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Integral de Ginecología. 5th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2007:chap 7.

Contenido: 1 de noviembre de 2009

Versión del inglés revisada por: Linda Vorvick, MD, Coordinador de Seattle Site, Profesor, Fisiopatología, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington Facultad de Medicina; Susan Storck, MD, FACOG, Enseñanza Clínica Facultad, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, WA. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

.wpv-accordion-7 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica DAM

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Endometriosis

Endometriosis es una afección en la cual el tejido que se comporta como las células que recubren el útero (endometrio) crece en otras áreas del cuerpo, causando dolor, sangrado irregular y posible infertilidad.

Por lo general, el crecimiento del tejido (implante) ocurre en el área pélvica, por fuera del útero, en los ovarios, el intestino, el recto, la vejiga y el delicado revestimiento de la pelvis. Sin embargo, los implantes también puede presentarse en otras áreas del cuerpo.

Síntomas de la endometriosis

El dolor es el principal síntoma para las mujeres con endometriosis y puede incluir:

  • Períodos dolorosos
  • Dolor abdominal bajo o calambres pélvicos que pueden sentirse durante una o dos semanas antes de la menstruación
  • Dolor abdominal bajo que se siente durante la menstruación (el dolor y los calambres pueden ser permanentes y sordos o muy intensos)
  • Dolor durante o después de la relación sexual
  • Dolor con las deposiciones
  • Dolor pélvico o lumbago que puede presentarse en cualquier momento durante el ciclo menstrual

Nota: con frecuencia, no hay ningún síntoma. De hecho, algunas mujeres con casos graves de endometriosis no sienten absolutamente ningún dolor, mientras que algunas con endometriosis leve presentan dolor intenso.

Causas de la endometriosis

Cada mes, los ovarios de una mujer producen hormonas que estimulan a las células del revestimiento uterino (endometrio) a multiplicarse y prepararse para un óvulo fecundado. El revestimiento se inflama y se vuelve más grueso.

Si estas células, llamadas células endometriales, crecen por fuera del útero, se presenta la endometriosis. A diferencia de las células que se encuentran normalmente en el útero y que se desprenden durante la menstruación, las que se encuentran por fuera del útero permanecen en su lugar. Algunas veces, sangran un poco, pero sanan y son estimuladas de nuevo durante el siguiente ciclo.

Este proceso continuo lleva a síntomas de endometriosis (dolor) y puede causar cicatrices (adherencias) en las trompas, los ovarios y las estructuras circundantes en la pelvis.

La causa de la endometriosis se desconoce, pero hay muchas teorías. Una teoría sugiere que las células endometriales que se desprenden durante la menstruación pueden “devolverse” a través de las trompas de Falopio hacia la pelvis. Una vez allí, se implantan o se multiplican en las cavidades abdominales o pélvicas. Esto se denomina menstruación retrógrada. Esto sucede en muchas mujeres, pero puede haber algo acerca del sistema inmunitario en mujeres que desarrollan endometriosis en comparación con aquellas que no padecen esta afección.

La endometriosis es un problema común y, algunas veces, puede ser hereditaria. Aunque típicamente suele diagnosticarse entre los 25 y 35 años, la afección probablemente comienza alrededor del momento del inicio de la menstruación regular.

Una mujer que tenga una madre o hermana con endometriosis tiene seis veces más probabilidad de desarrollar esta enfermedad que las mujeres en la población general. Otros posibles factores de riesgo comprenden:

  • Comienzo de la menstruación a una edad temprana
  • Nunca haber tenido hijos
  • Ciclos menstruales frecuentes
  • Períodos que duran 7 días o más
  • Problemas como un himen cerrado, que bloquea el flujo de sangre menstrual durante el período

Pruebas diagnósticas de la endometriosis

Los exámenes que se hacen para diagnosticar la endometriosis abarcan:

El tratamiento de la endometriosis

Las opciones de tratamiento abarcan:

  • Medicamentos para controlar el dolor
  • Medicamentos para impedir el empeoramiento de la endometriosis
  • Cirugía para eliminar las áreas de endometriosis
  • Histerectomía con extirpación de ambos ovarios

El tratamiento depende de los siguientes factores:

  • Edad
  • Gravedad de los síntomas
  • Gravedad de la enfermedad
  • Si se desean o no hijos en el futuro

Algunas mujeres que no desean tener hijos en el futuro y tienen enfermedad y síntomas leves pueden optar por simplemente hacerse exámenes regulares cada 6 a 12 meses, de manera que el médico pueda constatar que la enfermedad no está empeorando.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Aborto quirúrgico

Aborto quirúrgico, legrado por succión, aborto quirúrgico, aborto provocado o aborto terapéutico quirúrgico es un procedimiento para terminar un embarazo por medio de la extracción del feto y la placenta del útero (matriz) de la madre.

Existen diferentes tipos de aborto quirúrgico.

Algunas veces, la mujer necesita el procedimiento por razones de salud, lo cual se denomina aborto terapéutico.

Otras veces, ella decide (elige) terminar el embarazo, lo cual se denomina aborto provocado.

Ver también: Aborto espontáneo.

¿Qué es el aborto quirúrgico?

En un aborto quirúrgico, se utiliza una ventosa obstétrica para extraer el feto y el material conexo del útero (matriz) de la madre. El procedimiento por lo regular se hace después de 6 semanas del último período menstrual de la mujer.

A usted se le puede dar un medicamento (sedante) para ayudarla a relajarse y sentir sueño. El médico especialista puede anestesiar el cuello uterino, de manera que usted sienta poco dolor durante el procedimiento.

Si el aborto quirúrgico se practica después de 12 semanas de embarazo, el médico primero tiene que abrir o dilatar el canal cervical. Se colocan pequeños tallos, llamados laminaria, dentro del cuello uterino para ayudarlo a abrirse. Algunas veces, esto se hace uno o dos días antes del procedimiento de aborto real. Luego, el médico coloca un tubo hueco dentro del útero antes de utilizar la ventosa para extraer de allí los tejidos relacionados con el embarazo.

Se pueden administrar medicamentos para ayudar a que los músculos uterinos se contraigan, lo cual reduce el sangrado.

Por qué se realiza del aborto quirúrgico

Hay varias razones por las cuales se podría considerar la posibilidad de un aborto:

  • El feto tiene un defecto congénito o un problema genético
  • El embarazo es perjudicial para la salud de la mujer (aborto terapéutico)
  • El embarazo se dio después de un evento traumático como una violación o incesto
  • La mujer posiblemente no desea estar embarazada (aborto provocado)

La decisión de terminar un embarazo es muy personal y la mayoría de los médicos recomiendan asesoría cuidadosa antes de tomar dicha decisión.

El aborto es un asunto controversial. Una mujer que decida terminar el embarazo puede sentir que no puede compartir su decisión con otras personas. Por lo tanto, es importante para ella identificar a aquellas personas que la puedan ayudar durante lo que puede ser un momento difícil.

Las mujeres que estén tratando de tomar esta decisión tan difícil deben buscar un lugar seguro en donde puedan obtener asesoría adecuada con relación a todas las opciones para la resolución del embarazo.

Si una mujer decide realizarse un aborto, debe encontrar un lugar seguro donde le puedan practicar este procedimiento y conseguir el apoyo y seguimiento médico apropiados posteriormente.

Cuales son los riesgos del aborto quirúrgico

Los riesgos del aborto quirúrgico abarcan:

  • Daño al útero o al cuello uterino
  • Sufrimiento emocional o psicológico
  • Sangrado excesivo
  • Infección del útero o de las trompas de Falopio

Los riesgos de un aborto quirúrgico aumentan a medida que la mujer avanza a lo largo de su embarazo. Por esta razón, es importante tomar una decisión acerca del aborto lo más temprano posible, cuando el procedimiento sea más seguro.

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Llame al médico si ha tenido un aborto quirúrgico y presenta:

  • Sangrado vaginal excesivo (puede llevar a shock)
  • Dolor o síntomas del embarazo continuos (posible signo de embarazo ectópico)
  • Signos de infección, incluyendo fiebre persistente, flujo vaginal con un olor fétido, flujo vaginal con apariencia de pus o dolor o sensibilidad abdominal

Después del aborto quirúrgico

Las complicaciones rara vez se presentan.

Consulta de Ginecología y Obstetricia

En el Departamento de Ginecología y Obstetricia ginecólogos y enfermeras ofrecen atención sanitaria a problemas obstétricos y ginecológicos de la mujer en todas las etapas de la vida desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia.
Precio de la consulta 50 €

Tomar la decisión para una cirugía de esterilización

Tomar la decisión para una cirugía de esterilización o decidir hacerse una cirugía de esterilización. La cirugía de esterilización se denomina ligadura de trompas en las mujeres y vasectomía en los hombres.

Muchas personas que han tenido una relación de pareja monogámica prolongada y que ya han tenido varios hijos optan por practicarse dichos procedimientos. Sin embargo, algunos se arrepienten posteriormente de haber tomado esta decisión. Cuanto más joven es la mujer o el hombre, mayores son las probabilidades de que esto suceda en algún momento en el futuro. Aunque cualquiera de los dos procedimientos ocasionalmente se puede anular, ambos se deben considerar formas permanentes de control natal.

Al decidir si quiere someterse a un procedimiento de esterilización, considere dos cosas: 1) si desea o no tener más hijos en el futuro, y 2) qué querría hacer si algo le sucediera a su cónyuge o a cualquiera de sus hijos. Si usted contestara que podría desear tener otro hijo, entonces la esterilización probablemente no es la mejor opción para usted.

Hay otras opciones eficaces y a largo plazo de control de la natalidad que no son permanentes. Antes de tomar la decisión de someterse a un procedimiento de esterilización, asegúrese de hablar sobre todas las otras opciones con el médico.

Temas relacionados sobre Tomar la decisión para una cirugía de esterilización

Nombres alternativos

Decidir hacerse una cirugía de esterilización

Referencias

Contenido: 31 de marzo de 2010

Versión del inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc., y Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina. Traducido por: DrTango, Inc.

.wpv-accordion-10 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica DAM

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y