Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Hinchazón articular

Hinchazón articular o inflamación de una articulación es la acumulación de líquido en los tejidos blandos que rodean la articulación.

Consideraciones generales

La hinchazón articular puede ocurrir junto con dolor articular. La hinchazón puede hacer que la articulación aparezca más grande o de forma anormal.

La hinchazón articular puede causar dolor o rigidez. Después de una lesión, la hinchazón de la articulación puede significar que usted tiene un hueso roto o un desgarro en el tendón o ligamento del músculo.

Muchos tipos diferentes de artritis pueden causar hinchazón, enrojecimiento o calor moderado alrededor de la articulación.

Una infección en la articulación puede causar hinchazón, dolor y fiebre.

Causas comunes

La hinchazón de una articulación puede ser causada por muchas cosas diferentes, como:

Cuidados en el hogar

Si la hinchazón articular ocurre después de una lesión, aplique compresas de hielo para reducir el dolor y la inflamación. Eleve la articulación hinchada de manera que quede por encima del nivel del corazón, de ser posible. Por ejemplo, si su tobillo está hinchado, acuéstese con almohadas puestas cómodamente bajo el pie, de manera que el tobillo y la pierna estén ligeramente levantados.

Para aquéllos que tengan artritis, se debe seguir cuidadosamente el plan de tratamiento del médico.

Se debe llamar al médico si

Consulte con el médico inmediatamente si tiene dolor e hinchazón con fiebre en una articulación.

Igualmente, llame al médico si presenta:

  • Hinchazón articular inexplicable
  • Hinchazón articular después de una lesión

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico elaborará la historia clínica y realizará un examen físico. Igualmente, examinará las articulaciones en forma minuciosa y hará preguntas acerca de la inflamación articular, tales como:

  • Localización
    • ¿Cuál articulación está inflamada?
    • ¿Hay más de una articulación inflamada?
  • Patrón de tiempo
    • ¿Cuándo se desarrolló la inflamación articular?
    • ¿Es constante o intermitente?
    • ¿Es ésta la primera vez que se inflaman las articulaciones?
  • Calidad
    • ¿Qué tan inflamada está el área?
    • ¿Si presiona el área inflamada con un dedo, queda una huella al retirarlo?
  • Factores agravantes
    • ¿Qué hace que empeore la inflamación?
    • ¿Es peor en la mañana o en la noche?
    • ¿Empeora con el ejercicio?
  • Factores atenuantes
    • ¿Qué hace que mejore la inflamación?
    • ¿Se reduce la inflamación al elevar la parte afectada del cuerpo?
    • ¿Mejora al colocar un vendaje elástico?
    • ¿Qué tratamiento casero ha intentado? ¿Qué tan efectivo fue?
  • Otros
    • ¿Qué otros síntomas están también presentes?
    • ¿Se presenta dolor articular?
    • ¿Se presenta fiebre?
    • ¿Se presenta erupción?

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

Se puede recomendar fisioterapia para la rehabilitación de los músculos y de las articulaciones.

Temas relacionados sobre Hinchazón articular

Nombres alternativos

Inflamación de una articulación

Referencias

Davis JM III, Moder KG, Hunder GG. History y physical examination of the musculoskeletal system. En: Firestein GS, Budd RC, Harris ED Jr, et al, eds. Libro de texto de Kelley de Reumatología. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 35.

Bearcroft PPW. Joint disease. En: Adam A, Dixon AK, eds. Grainger & Allison”s Diagnostic Radiology. 5th ed. New York, NY: Churchill Livingstone; 2008:chap 50.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Examen de densidad ósea

Examen de densidad ósea, prueba de densidad mineral ósea, densitometría ósea, radioabsorciometría de doble energía, absorciometría de rayos X de energía dual, DEXA o p-DEXA (DMO) mide la cantidad de calcio y otros tipos de minerales presentes en una sección del hueso. El médico utiliza este examen, junto con otros factores de riesgo, para predecir el riesgo de fracturas óseas en el futuro y detectar osteoporosis. El riesgo de fracturas en los huesos es más alto en personas con esta enfermedad.

Forma en que se realiza el examen de densidad ósea

El examen de la DMO se puede hacer con algunos tipos diferentes de máquinas. El método más común y más preciso se denomina radioabsorciometría de doble energía (DEXA) y utiliza dosis bajas de rayos X (alrededor de una décima de la dosis de radiación utilizada en una radiografía de tórax).

Hay dos tipos diferentes de DEXA:

  • DEXA central. Mientras usted permanece acostado sobre una mesa acolchada, un escáner pasa sobre su región lumbar y la cadera. En la mayoría de los casos no será necesario desvestirse.
  • DEXA periférica (p-DEXA). Estas pequeñas máquinas miden la densidad ósea en la muñeca, los dedos de la mano, la pierna o el talón. Estas máquinas se pueden encontrar en consultorios de los médicos, farmacias, centros comerciales y ferias de la salud.

Una DEXA central que mida la densidad ósea en la región lumbar o en la cadera es el mejor examen para predecir su riesgo de fracturas.

Preparación para el examen de densidad ósea

Retire las joyas antes del examen de DMO. Coméntele al médico si usted puede estar embarazada.

Lo que se siente durante el examen de densidad ósea

La gammagrafía es indolora, aunque usted debe permanecer inmóvil durante el examen.

Razones por las que se realiza el examen de densidad ósea

Las pruebas de densidad mineral ósea (DMO) se utilizan para detectar osteoporosis, el adelgazamiento del tejido óseo y la pérdida de la densidad ósea con el tiempo.

Los exámenes o pruebas de la densidad mineral ósea también se deben hacer en las siguientes personas, quienes se cree están en mayor riesgo de sufrir osteoporosis.

  • Mujeres mayores de 65 y hombres mayores de 70 años.
  • Mujeres menores de 65 y hombres de 50 a 70 años que tengan factores de riesgo como:
    • una fractura ósea causada por actividades normales, como una caída desde la posición de pie o desde una altura menor (“fractura por fragilidad”);
    • artritis reumatoidea crónica, enfermedad renal crónica, trastornos alimentarios;
    • menopausia precoz (ya sea por causas naturales o cirugía);
    • antecedentes de tratamiento hormonal para cáncer de la próstata o de mama;
    • pérdida significativa de estatura (Ver: aplastamiento vertebral en la espalda);
    • tabaquismo;
    • antecedentes familiares fuertes de osteoporosis;
    • tomar medicamentos corticosteroides (prednisona, metilprednisolona) todos los días más de 3 meses;
    • tres o más tragos de alcohol diarios la mayoría de los días;

Si está recibiendo tratamiento para la osteoporosis, las pruebas de la DMO pueden ayudarle al médico a vigilar su respuesta al tratamiento.

Los valores normales del examen de densidad ósea

Los resultados de la prueba generalmente se informan como “puntuación T” y “puntuación Z”.

  • La puntuación T compara la densidad ósea de la persona con la de una mujer joven y saludable.
  • La puntuación Z compara la densidad ósea de la persona con la de otras personas de la misma edad, género y raza.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Dolor en los dedos

Dolor en los dedos o dolor de dedos es el dolor que se presenta en uno o más dedos.

Consideraciones generales

Casi toda persona ha sufrido alguna vez en su vida de lesiones en los dedos. Después de una lesión, el dedo puede permanecer un poco torcido o rígido; sin embargo, la mano aún puede funcionar bastante bien con deformidades menores. Los dedos de la mano no necesitan cerrar o abrir totalmente para ser funcionales.

El entumecimiento u hormigueo en los dedos de la mano puede ser un signo de un problema con los nervios o el flujo sanguíneo.

Causas comunes

Cuidados en el hogar

Se deben evitar las actividades que puedan causar o agravar el dolor.

Después de una lesión en los dedos, es importante descansar las articulaciones para que puedan sanar, pero se deben practicar ejercicios leves de estiramiento para mantener la flexibilidad y el movimiento. Las articulaciones se deben estirar suavemente, no con fuerza, dos veces al día, y justo hasta el punto en que causen molestia, pero no tanto como para ocasionar dolor.

Es bueno utilizar el sentido común para pensar en las diferentes formas de realizar las actividades que sean menos estresantes para las articulaciones. Por ejemplo, un mango grande se puede agarrar con menos esfuerzo que uno pequeño.

Se deben evitar los analgésicos fuertes ya que tienden a enmascarar el dolor y pueden conducir a exceso en la actividad o el ejercicio.

Los medicamentos antinflamatorios pueden ayudar. Cualquier medicamento recetado para la inflamación debe tomarse únicamente según las indicaciones.

Se debe llamar al médico si

Se debe llamar al médico si:

  • El dolor en el dedo es causado por una lesión.
  • El problema persiste después de dos semanas de tratamiento en el hogar.
  • Se presenta entumecimiento u hormigueo en los dedos.
  • Se presenta dolor fuerte durante el reposo.
  • Es imposible enderezar los dedos.

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico llevará a cabo un examen físico, que incluye una revisión del movimiento de la mano y de los dedos.

A la persona se le harán preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas, como:

  • Localización:
    • ¿Cuál es exactamente la parte afectada?
    • ¿Se presenta el dolor en ambas manos?
    • ¿Se presenta en cada dedo?
    • ¿En cuál dedo?
    • ¿El dolor se presenta sólo en una articulación particular? ¿En cuál?
  • Patrón de tiempo:
    • ¿Cuándo comenzó el dolor de dedo por primera vez?
    • ¿Cuánto tiempo ha durado?
    • ¿Es un dolor continuo o aparece y desaparece?
  • Calidad:
    • ¿Es un dolor urente?
    • ¿Es un dolor aplastante?
    • ¿Es un dolor agudo?
  • Historia clínica:
    • ¿Ha tenido una lesión reciente?
    • ¿Qué otros síntomas se presentan?

Se puede recomendar una radiografía de la mano.

El tratamiento depende de la causa subyacente.

Temas relacionados sobre Dolor en los dedos

Nombres alternativos

Dolor de dedos

Referencias

Lyn E, Antosia RE. Hand. En: Marx J, ed. Rosen’s Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 6th ed. St Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2006:chap 47.

Swigart CR. La mano y el dolor en la muñeca. En: Harris ED, Budd RC, Genovese MC, Firestein GS, Sargent JS, Sledge CB, eds.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Distrofia muscular

Distrofia muscular o miopatía hereditaria es un grupo de trastornos que involucra debilidad muscular y pérdida del tejido muscular, las cuales empeoran con el tiempo.

Síntomas de la distrofia muscular

Los síntomas varían de acuerdo con los diferentes tipos de distrofia muscular.

Todos los músculos pueden resultar afectados o sólo grupos específicos de músculos como los que están alrededor de la pelvis, los hombros o la cara. La distrofia muscular puede afectar a los adultos, pero las formas severas tienden a ocurrir en la primera infancia.

Los síntomas abarcan:

  • Retardo intelectual (sólo presente en algunos tipos de la afección)
  • Debilidad muscular que empeora lentamente
    • retraso en el desarrollo de destrezas musculares motoras
    • dificultad para utilizar uno o más grupos de músculos
    • babeo
    • párpado caído (ptosis)
    • caídas frecuentes
    • pérdida de la fuerza en un músculo o grupo de músculos como adulto
    • pérdida en el tamaño de los músculos
    • problemas para caminar (demora para caminar)

Causas de la distrofia muscular

Las distrofias musculares (DM) son un grupo de afecciones hereditarias, lo cual significa que se transmiten de padres a hijos. Pueden presentarse en la niñez o en la adultez. Hay muchos tipos diferentes de distrofia muscular que abarcan:

Exámenes y pruebas de la distrofia muscular

Un examen físico o chequeos médicos y la historia clínica le ayudarán al médico a determinar el tipo de distrofia muscular. Los grupos musculares específicos son afectados por diferentes tipos de distrofias musculares.

El examen del médico puede mostrar:

Algunos tipos de distrofia muscular comprometen el miocardio, causando miocardiopatía o alteración del ritmo cardíaco (arritmias).

Con frecuencia, hay una pérdida de masa muscular (atrofia) que puede ser difícil de observar, debido a que algunos tipos de distrofia muscular ocasionan una acumulación de grasa y tejido conectivo que hacen que el músculo parezca más grande, lo que se denomina seudohipertrofia.

Una biopsia muscular se puede utilizar para confirmar el diagnóstico. En algunos casos, el análisis de sangre para analizar el ADN puede ser todo lo que se necesite.

Otros exámenes pueden abarcar:

  • Exámenes del corazón: electrocardiografía (ECG)
  • Exámenes neurológicos: electromiograma (EMG)
  • Examen de sangre, incluyendo el nivel de creatina-cinasa
  • Pruebas genéticas para algunas formas de distrofia muscular

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

El tratamiento de la distrofia muscular

No hay una cura conocida para las diversas distrofias musculares y el tratamiento tiene como finalidad controlar los síntomas.

La fisioterapia puede ayudar a los pacientes a mantener la fuerza y el funcionamiento muscular. Los aparatos ortopédicos, como corsés y sillas de ruedas, pueden mejorar la movilidad y la capacidad de autocuidado. En algunos casos, la cirugía de la columna o de las piernas puede ayudar a mejorar la función.

Algunas veces, se prescriben corticosteroides orales para los niños con el fin de mantenerlos caminando durante el mayor tiempo posible.

La persona debe ser lo más activa posible, ya que la inactividad completa (como el reposo en cama) puede hacer que la enfermedad empeore.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Debilidad

Debilidad, falta de fuerza o debilidad muscular es la reducción de la fuerza en uno o más músculos.

Consideraciones

La debilidad puede ser generalizada (debilidad corporal total) o localizada sólo en un área, lado del cuerpo, extremidad o músculo. La debilidad es más notoria cuando es localizada, en cuyo caso puede desarrollarse después de un accidente cerebrovascular, una exacerbación de una esclerosis múltiple o una lesión a un nervio.

La debilidad puede ser subjetiva u objetiva:

  • Subjetiva significa que usted se siente débil, pero no hay una pérdida mesurable de fuerza. Por ejemplo, usted se puede sentir débil si tiene enfermedades infecciosas como la mononucleosis y la gripe.
  • Objetiva significa que hay una pérdida mesurable de fuerza que se nota durante un examen físico.

Causas de la Debilidad

La debilidad mensurable puede resultar de una variedad de afecciones metabólicas, neurológicas, enfermedades musculares primarias y trastornos tóxicos.

METABÓLICAS

NEUROLÓGICAS

ENFERMEDADES MUSCULARES PRIMARIAS

TÓXICAS

OTRAS

Cuidados en el hogar

Siga la terapia prescrita para el tratamiento de la causa subyacente de la debilidad.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico especialista si presenta:

  • Debilidad inexplicable y prolongada.
  • Debilidad súbita, particularmente si es localizada y no está acompañada de otros síntomas como la fiebre.
  • Debilidad súbita después de una enfermedad viral
  • Debilidad en un área del cuerpo

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico lo examinará y le hará preguntas acerca de su historia clínica y los síntomas, tales como:

  • Patrón de tiempo:
    • ¿Cuándo comenzó la debilidad?
    • ¿Comenzó con una enfermedad o una lesión?
    • ¿Ocurrió de forma repentina o fue gradual?
    • ¿Es la debilidad peor en la mañana o en la noche?
    • ¿Se siente debilidad sólo después de una actividad o ejercicio agotador?
    • ¿La debilidad se presentó después de una enfermedad viral particular, como por ejemplo un resfriado?
    • ¿La debilidad comenzó después de una vacuna?
  • Calidad:
    • ¿Es la debilidad constante, intermitente y afecta algunas veces diferentes partes del cuerpo?
    • ¿La debilidad afecta la respiración?
    • ¿La debilidad lo afecta para hablar, masticar y deglutir?
    • ¿La debilidad lo afecta para caminar, subir escaleras, sentarse y levantarse?
    • ¿La debilidad afecta el uso de las manos, hombros o brazos?
    • ¿Está acompañada de dolor?
    • ¿Está acompañada de entumecimiento u hormigueo ?
  • Localización:
    • ¿La debilidad se limita a un área específica?
    • ¿La debilidad en el área ha aumentado o ha disminuido?
  • Factores agravantes:
    • ¿Qué factores empeoran la debilidad?
  • Factores atenuantes:
    • ¿Hay algo que ayude a aliviar la debilidad?
      • reposo
      • comer
      • alivio del dolor
  • Otros síntomas:
  • Información adicional importante:
    • ¿Qué medicamentos toma?
    • ¿Tiene alguna alergia?

En el examen físico o chequeos médicos se debe prestar especial atención al corazón, los pulmones y la glándula tiroides.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Lesión del coxis o cóccix

Lesión del coxis o cóccix es una lesión en el hueso pequeño que se encuentra en el extremo inferior de la columna.

Consideraciones generales

Las verdaderas fracturas de coxis son poco frecuentes y usualmente involucran amoratamiento en el hueso o estiramiento de los ligamentos.

Causas

Las causas más comunes de este tipo de lesiones son las caídas hacia atrás sobre una superficie dura, como un piso resbaloso o hielo.

Síntomas

  • dolor al sentarse o presión en el coxis
  • amoratamiento en la porción inferior de la columna

Primeros auxilios

En el caso de traumas del coxis, cuando no se sospeche de lesión en la médula espinal:

  • Se debe administrar acetaminofén para el dolor.
  • Se puede aliviar la presión del coxis sentándose sobre un aro de goma inflable o utilizando cojines para lograr una posición más cómoda.
  • Administrar a la víctima reblandecedores de heces para evitar el estreñimiento.

En caso de sospecharse lesión en el cuello o la columna, no se debe mover al paciente.

No se debe

Intentar mover a la víctima si se sospecha que puede haber una lesión en la médula espinal.

Se debe buscar asistencia médica de emergencia si

Prevención

  • No correr en superficies resbalosas, como los alrededores de una piscina.
  • Utilizar zapatos con buena suela o suela antideslizante, especialmente sobre nieve o hielo.

Temas relacionados sobre Lesión del coxis o cóccix

Nombres alternativos

Lesión del coxis (cóccix)

Referencias

Contenido: 21 de septiembre de 2006

Versión en inglés revisada por: Jeffrey Kauffman, MD, Sacramento Rodilla y Medicina del Deporte, Sacramento, CA. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

.wpv-accordion-6 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica D.A.M.

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Hacer una tablilla

Hacer una tablilla es un dispositivo utilizado para mantener alguna parte del cuerpo estable con el fin de disminuir el dolor y prevenir una lesión mayor.

Consideraciones

El propósito de una tablilla es mantener inmóvil y proteger de daños mayores una parte lesionada del cuerpo hasta que llegue la ayuda médica. Es importante verificar siempre la buena circulación luego de inmovilizar la parte del cuerpo lesionada.

Las tablillas comerciales suelen utilizarse para inmovilizar una parte del cuerpo en el tratamiento de diversos trastornos.

Causas de Hacer una tablilla

Las tablillas se pueden utilizar para muchas lesiones diferentes. En cualquier momento que se presente un hueso fracturado es importante inmovilizar el área involucrada.

Primeros auxilios

1. Trate todas las heridas antes de colocar una tablilla.

2. La parte del cuerpo lesionada usualmente se debe entablillar en la posición en que se encontró.

3. Consiga algo rígido para utilizar como soporte con el fin de hacer la tablilla, como palos, tablas o incluso periódicos enrollados; de no poder encontrarlos, se puede utilizar una manta o un trozo de tela enrollados. También se puede amarrar el miembro lesionado a otra parte del cuerpo que no esté lesionada para evitar que éste se mueva; por ejemplo, se puede amarrar un dedo lesionado directamente al dedo contiguo para mantenerlo inmóvil.

4. Extienda la tablilla más allá del área lesionada a fin de impedir su movimiento. En general, trate de abarcar en la tablilla la articulación por encima y por debajo de la lesión.

5. Asegure la tablilla con amarres hechos con correas, tiras de tela, corbatas, etc.; o ate por encima y por debajo de la lesión, asegurándose de que los nudos no estén ejerciendo presión sobre la lesión. Evite apretar demasiado, ya que se puede interrumpir la circulación.

6. Revise el área de la parte del cuerpo lesionada con frecuencia para ver si hay hinchazón, palidez o entumecimiento. De ser necesario, afloje la tablilla.

7. Busque atención médica profesional.

No se debe

NO haga ningún intento por cambiar la posición ni realinear una parte del cuerpo lesionada. Tenga cuidado al colocar una tablilla o férula para evitar causar más lesiones. Asegúrese de forrar bien la tablilla para evitar ejercer presión adicional sobre la extremidad lesionada.

Si la lesión duele más después de colocar la tablilla o férula, retírela y busque asistencia médica de inmediato.

Cuándo llamar a un médico especialista

Si ocurre una lesión mientras se está en un área remota, solicite asistencia médica urgente lo más pronto posible y, mientras tanto, bríndele al paciente los primeros auxilios.

Lo siguiente requiere ayuda médica inmediata:

  • Un hueso que está sobresaliendo a través de la piel
  • Pérdida de la sensibilidad (sensación)
  • Pérdida del pulso o una sensación de calor más allá del sitio lesionado

Si se presenta cualquiera de estas situaciones y no hay disponibilidad de ayuda médica y, además, la parte del cuerpo lesionada parece estar anormalmente doblada, reubicarla suavemente de nuevo en su posición normal puede mejorar la circulación.

Prevención

La seguridad es la mejor manera de evitar fracturas de huesos causadas por caídas. Algunas enfermedades hacen que los huesos se fracturen con mayor facilidad, por lo que se debe tener extremo cuidado al ayudar a una persona con huesos frágiles.

Evite actividades que puedan producir tensión en los músculos o huesos durante períodos prolongados, dado que éstas pueden ocasionar fatiga y caídas.

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Recursos para la escoliosis

Las siguientes organizaciones son buenos recursos para obtener información sobre la escoliosis:

Nombres alternativos

Fuentes de información sobre la escoliosis

Referencias

Contenido: 1 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Personal médico, Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Hospital de Niños de Seattle. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.


914 60 80 00

TELEFONO DE CITAS

Consulta de Traumatología

Consulta de Traumatología

Imágenes

Especialistas Médicos

.wpv-accordion-8 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica D.A.M.

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Deformidad por contractura

Deformidad por contractura es la rigidez de músculo, tendones, ligamentos o piel que impide el movimiento normal.

Ver también:

Consideraciones generales

Una contractura se desarrolla cuando los tejidos conectivos normalmente elásticos (estirable) son reemplazados por tejido no elástico (que no estira) de apariencia fibrosa, lo cual dificulta el estiramiento del área e impide el movimiento normal.

Las contracturas se presentan principalmente en la piel, tejidos subyacentes, músculos, tendones y áreas articulares. Las causas más comunes de esta afección son la cicatrización y la falta de uso debido a la inmovilidad o inactividad.

Causas comunes

  • Trastornos hereditarios (como la distrofia muscular)
  • Lesión (incluyendo quemaduras)
  • Daño neurológico
  • Reducción del uso (por ejemplo, por inmovilización)

Cuidados en el hogar

La atención en el hogar es una prolongación de los cuidados prescritos por el médico. Por ejemplo, los ejercicios de fisioterapia deben continuarse en el hogar.

Se debe llamar al médico si

  • Si al parecer se está desarrollando una contractura
  • Se nota una disminución en la capacidad para mover una articulación

Lo que se puede esperar en la clínica

El médico realiza un examen físico o chequeos médicos y hace preguntas acerca de la rigidez o la limitación del movimiento tales como:

  • ¿Cuándo comenzó?
  • ¿Qué tan grave es?¿Cómo la describiría? ¿Dónde se localiza?
  • ¿Cuanto movimiento hay?
  • ¿Qué otros síntomas se presentan?

Es posible que se necesiten pruebas de diagnóstico, como una radiografía, dependiendo de la causa y tipo de la contractura.

La fisioterapia, los aparatos ortopédicos o las intervenciones quirúrgicas pueden servir para tratar algunos tipos de contracturas.

Temas relacionados sobre Deformidad por contractura

Referencias

Vanderhoff BT, Carroll W. Neurología. En: Rakel P, Bope ET, eds. Conn’s Current Therapy 2007. 60th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 54.

Calandruccio JH. La contractura de Dupuytren. En: Canale ST, Beatty JH, eds. Operativo Ortopedia de Campbell. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 72.

Jobe MT. Síndromes de compartimiento y contractura de Volkmann. En: Canale ST, Beatty JH, eds. Operativo Ortopedia de Campbell. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 71.

Warner WC. Trastornos neuromusculares. En: Canale ST, Beatty JH, eds. Operativo Ortopedia de Campbell. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 32.

Sawyer JR. Cerebral palsy. En: Canale ST, Beatty JH, eds. Operativo Ortopedia de Campbell. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 30.

Contenido: 8 de marzo de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington, Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

.wpv-accordion-9 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica D.A.M.

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y

Consulta de Traumatología

La Unidad de Traumatología de la Clínica DAM trabaja en la prevención, evaluación, diagnóstico y terapia de los trastornos del sistema músculo-esquelético tanto congenitos, como adquiridos, originados estos últimos por procesos traumáticos, degenerativos, tumorales e infecciosos.
Precio de la consulta 50 €

Recursos para la artritis

Las siguientes organizaciones brindan más información sobre la artritis:

Nombres alternativos

Fuentes de información sobre la artritis

Referencias

Contenido: 1 de diciembre de 2010

Versión del inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Personal médico, Departamento de Psiquiatría y Salud Mental, Seattle Hospital de Niños. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

.wpv-accordion-10 .tab .inner { background-color: #3695EB; color: #ffffff; }

  • Dónde estamos

    Clínica D.A.M.

    Calle Marqués de Jura Real, 12

    Madrid 28019

    España

    Teléfono: +34 91 460 80 00

    Lunes09:00 – 13:00 y