Infecciones en glándulas salivales Infecciones en glándulas salivales, parotiditis o sialoadenitis son infecciones virales o bacterianas de las glándulas productoras de la saliva. Hay tres pares de glándulas salivales mayores: Las dos más grandes son glándulas parótidas, que se encuentran una en cada mejilla sobre la mandíbula y en frente de las orejas. La inflamación de una o más de estas glándulas se denomina parotitis o paratiditis. Dos glándulas submandibulares que se encuentran en la parte de atrás de la boca y a ambos lados de la mandíbula. Dos glándulas sublinguales que se encuentran por debajo del piso de la boca. Todas las glándulas salivales secretan saliva en la boca a través de los conductos que se abren en diversos lugares de la misma. Síntomas de las infecciones en glándulas salivales Gusto anormal, mal sabor Disminución de la capacidad para abrir la boca Resequedad de la boca Fiebre Dolor facial o bucal, sobre todo al comer Enrojecimiento en un lado de la cara o en la parte superior del cuello Hinchazón de la cara (en particular frente a las orejas, debajo de la mandíbula o en el piso de la boca) Causas de las infecciones en glándulas salivales Las infecciones de las glándulas salivales son algo comunes y pueden reaparecer en algunas personas. Las infecciones virales, como las paperas, tienden a afectar las glándulas salivales (las paperas con mucha frecuencia causan parotiditis). Las paperas hoy en día se consideran raras en niños gracias a la inmunización con la vacuna triple viral. Las infecciones bacterianas generalmente son el resultado de una obstrucción (como es el caso de los sialolitos en los conductos salivales) o una higiene oral deficiente. Se pueden observar en personas que estén deshidratadas y hospitalizadas. Pruebas y exámenes de las infecciones en glándulas salivales Un examen realizado por un médico…

Laringoscopia Laringoscopia, laringofaringoscopia, laringoscopia indirecta, laringoscopia flexible, laringoscopia de espejo, laringoscopia directa o laringoscopia fibroóptica es una prueba de la laringe usando un tubo de rígido o flexible, llamado laringoscopio, que se coloca en la boca. Es un examen de la parte posterior de la garganta, incluyendo la laringe que contiene las cuerdas vocales y le permite a uno hablar. Dependiendo de las circunstancias, se puede necesitar anestesia. Forma en que se realiza la laringoscopia La laringoscopia se puede hacer de tres maneras: En la laringoscopia indirecta, se usa un pequeño espejo sostenido en la parte posterior de la garganta. El médico proyecta una luz sobre el espejo para ver el área de la garganta. Este procedimiento simple y rápido casi siempre se hace en el consultorio médico mientras usted está despierto. Se puede emplear un medicamento para insensibilizar la parte posterior de la garganta. En la laringoscopia fibroóptica, se usa un telescopio flexible pequeño el cual se pasa a través de la nariz hasta la garganta. Ésta es la forma más común para examinar la laringe. Usted está despierto para el procedimiento y le rociarán anestésico en la nariz. Normalmente este procedimiento tarda menos de un minuto. En la laringoscopia directa, se usa un tubo llamado laringoscopio, el cual se coloca en la parte posterior de la garganta. El tubo puede ser flexible o rígido. Este procedimiento le permite al médico ver más profundamente en la garganta y extraer un objeto extraño o una muestra de tejido para una biopsia. Se realiza en un hospital o centro médico bajo anestesia general, lo cual quiere decir que usted estará dormido y sin dolor. Preparación para la laringoscopia La forma de prepararse para el examen depende de qué tipo de laringoscopia se realice. Si se va a hacer bajo anestesia general, le pueden solicitar que no…

Laringitis Laringitis es la hinchazón e irritación (inflamación) de la laringe que generalmente está asociada con ronquera o pérdida de la voz. Síntomas de la laringitis Fiebre Ronquera Ganglios linfáticos o glándulas inflamadas en el cuello Causas de la laringitis La laringe está ubicada en la parte superior de las vías respiratorias que van a los pulmones (tráquea). La laringe contiene las cuerdas vocales y, cuando éstas resultan inflamadas o infectadas, se hinchan. Esto puede causar ronquera y algunas veces puede obstruir las vías aéreas. La forma más común de laringitis es una infección causada por un virus, como los del resfriado o de la gripe. También puede ser provocada por: Alergias Infección bacteriana Bronquitis Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) Lesión Irritantes y químicos Neumonía Con frecuencia, la laringitis ocurre con una infección de las vías respiratorias altas. Algunas formas de laringitis se presentan en los niños y pueden llevar a obstrucción respiratoria mortal o peligrosa. Estas formas abarcan: Laringotraqueobronquitis Epiglotitis Exámenes y pruebas de la laringitis Un examen físico o chequeos médicos puede determinar si la ronquera es causada por una infección del tracto respiratorio. Los pacientes con ronquera persistente que dure más de un mes, en particular los fumadores, necesitarán consultar a un médico especializado en oídos, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) para que les realicen exámenes de garganta y vías respiratorias altas. El tratamiento de la laringitis Debido a que la laringitis más común es causada por un virus, es posible que los antibióticos no ayuden, pero la decisión la tomará el médico. El hecho de dejar descansar la voz ayuda al reducir la inflamación de las cuerdas vocales. Un humidificador puede aliviar la sensación de aspereza que se presenta con la laringitis. Asimismo, los descongestionantes y los analgésicos pueden aliviar los síntomas de una infección de las vías respiratorias altas,…

Laberintitis Laberintitis, laberintitis bacteriana, laberintitis serosa, neuronitis vestibular, neurolaberintitis viral o neuritis vestibular es un trastorno auditivo que implica irritación e hinchazón del oído interno. Ver también: enfermedad de Meniere Síntomas de la laberintitis Sensación anormal de movimiento (vértigo) Dificultad para enfocar los ojos debido a movimientos involuntarios del ojo Mareo Hipoacusia en un oído Pérdida del equilibrio, como caerse hacia un lado Náuseas o vómitos Zumbido u otros ruidos en los oídos (tinnitus) Causas de la laberintitis Probablemente hay muchas causas de laberintitis. Con frecuencia, ocurre después de una infección en el oído (otitis media) o infección de las vías respiratorias altas. También puede aparecer luego de una alergia, colesteatoma o después de tomar ciertos fármacos que son peligrosos para el oído interno. Durante una laberintitis, las partes del oído interno se irritan y se inflaman. Esto interfiere con su función, que incluye la capacidad para mantener el equilibrio. Los siguientes factores aumentan el riesgo de padecer laberintitis: Consumir grandes cantidades de alcohol Fatiga Antecedentes de alergias Enfermedad viral reciente, infección respiratoria o infección del oído Tabaquismo Estrés Uso de ciertos medicamentos prescritos o no (especialmente ácido acetilsalicílico, Aspirina) Exámenes y pruebas de la laberintitis Se debe hacer un examen físico o chequeos médicos y neurológico completo. Un examen del oído posiblemente no revele ningún problema. Generalmente, el diagnóstico de laberintitis no requiere otros exámenes. Se realizan exámenes para descartar otras causas para los síntomas. Éstos pueden abarcar: EEG Electronistagmografía Tomografía computarizada de la cabeza Pruebas de audición (audiología/audiometría) Resonancia magnética de la cabeza Calentamiento y enfriamiento del oído interno con aire o agua (estimulación calórica) para evaluar los reflejos oculares El tratamiento de la laberintitis La laberintitis generalmente desaparece al cabo de unas cuantas semanas. El tratamiento consiste en reducir los síntomas, como las sensaciones de vértigo. Entre los medicamentos que…

Tumor acústico Tumor acústico, tumor del ángulo pontocerebeloso o neuroma acústico es un tumor de crecimiento lento del nervio que conecta el oído al cerebro. Este nervio se denomina nervio vestibular y coclear y está localizado por detrás del oído exactamente bajo el cerebro. Un neuroma acústico no es canceroso (benigno), lo cual significa que no se disemina a otras partes del cuerpo. Sin embargo, puede dañar algunos nervios importantes a medida que crece. Síntomas del tumor acústico Los síntomas varían con base en el tamaño y localización del tumor. Debido a que los tumores crecen muy lentamente, los síntomas por lo general empiezan después de los 30 años. Los síntomas comunes comprenden: Sensación anormal de movimiento (vértigo) Hipoacusia en el oído afectado que hace difícil escuchar conversaciones Zumbido (tinnitus) en el oído afectado Los síntomas menos comunes comprenden: Dificultad para entender el habla Mareo Dolor de cabeza al despertarse en la mañana que lo despierta a uno empeora al acostarse empeora al pararse empeora al toser, estornudar, estirarse o levantar algo (maniobra de Valsalva) con náuseas o vómitos Pérdida del equilibrio Entumecimiento en la cara o en un oído Dolor facial o en un oído Somnolencia Anomalías visuales Debilidad de la cara Causas del tumor acústico Los neuromas acústicos han estado ligados al trastorno genético neurofibromatosis tipo 2 (NF2). Los neuromas acústicos son relativamente infrecuentes. Pruebas y exámenes del tumor acústico El médico especialista puede diagnosticar un neuroma acústico basado en la historia clínica, en una evaluación del sistema nervioso o en exámenes. Con frecuencia, el examen físico o chequeos médicos es normal al momento en que se diagnostica el tumor. Ocasionalmente, pueden estar presentes los siguientes signos: Babeo Parálisis facial en un solo lado Marcha inestable Pupilas dilatadas en un solo lado (ver: ojos y pupilas de diferentes tamaños) La…

Page 1 of 281 2 3 28