Consulta de Neurología

En la Unidad de Neurología de la Clínica DAM, proporcionamos servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento de todas las patologías que afectan al sistema nervioso central, el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso autónomo.
Precio de la consulta 50 €

Un diagnóstico a tiempo puede salvar tu vida

Absceso en el cerebro

Absceso en el cerebro o absceso cerebral es una acumulación de células inmunitarias, pus y otros materiales en el cerebro, generalmente a raíz de una infección bacteriana o micótica.

Síntomas del absceso en el cerebro

Los síntomas se pueden desarrollar lentamente, en un período de dos semanas o se pueden desarrollar en forma repentina y pueden abarcar:

Causas del absceso en el cerebro

Los abscesos cerebrales comúnmente ocurren cuando las bacterias u hongos infectan parte del cerebro y se presenta hinchazón e irritación (inflamación) en respuesta a esta infección. Las células cerebrales infectadas, los glóbulos blancos, al igual que las bacterias y hongos vivos y muertos se acumulan en un área del cerebro, formándose tejido alrededor de esta área y creando una masa.

Aunque esta respuesta inmunitaria puede proteger al cerebro aislando la infección, también puede hacer más mal que bien. El cerebro se hincha y, debido a que el cráneo no se puede expandir, la masa puede ejercer presión sobre el delicado tejido cerebral. El material infectado puede obstruir los vasos sanguíneos del cerebro.

Los gérmenes que causan un absceso cerebral por lo regular llegan al cerebro a través de la sangre. A menudo, no se encuentra la fuente de la infección; sin embargo, la más común es una infección pulmonar. Con menor frecuencia, la culpable es una infección del corazón. Los gérmenes también pueden viajar desde un área infectada cercana (por ejemplo, una infección en los oídos) o introducirse en el cuerpo durante una lesión (como una herida por arma de fuego o con un cuchillo) o durante una cirugía.

En los niños con cardiopatía o un defecto congénito, como aquéllos con tetralogía de Fallot, las infecciones pueden alcanzar el cerebro desde los intestinos, los dientes u otras áreas corporales.

Los siguientes factores aumentan el riesgo de que se desarrolle un absceso cerebral:

  • Un sistema inmunitario debilitado (como en los pacientes con SIDA)
  • Enfermedad crónica, como el cáncer o el síndrome de Osler-Weber-Rendu
  • Fármacos que inhiben el sistema inmunitario (corticosteroides o quimioterapia)
  • Derivaciones cardíacas de derecha a izquierda, generalmente el resultado de cardiopatía congénita

Exámenes y pruebas del absceso en el cerebro

Un examen del sistema nervioso y del cerebro (neurológico) generalmente revelará signos de aumento de la presión intracraneal y problemas con el funcionamiento del cerebro.

Los exámenes para diagnosticar un absceso cerebral pueden abarcar.

Generalmente se lleva a cabo una biopsia por punción para identificar la causa de la infección.

El tratamiento del absceso en el cerebro

Un absceso cerebral es una emergencia médica, dado que la presión intracraneal puede volverse tan alta que puede ser mortal. Se necesita hospitalización hasta que se logre la estabilización y algunas personas pueden requerir soporte vital.

Ver el articulo completo